La gente INTELIGENTE habla de IDEAS, La gente MEDIOCRE habla de COSAS, La gente IGNORANTE habla de la GENTE

adsense

domingo, 31 de octubre de 2010

EL SHOW


NÉSTOR KIRCHNER

El triste espectáculo

Por Rubén Gioannini para el Informador Público

Más allá de las conjeturas de que si murió o está vivo, si se suicidó o murió de muerte súbita, si el féretro era pequeño para un cuerpo tan grande, si estaban sus restos mortales o era sólo un féretro vacío, etc. etc. etc., ha quedado evidenciado que el show artístico continúa.

Contemplando a través de imágenes televisivas, se pudo comprobar el uso político de mal gusto que se hizo de la capilla ardiente; el montaje teatral organizado buscando impactar a la sociedad ha dejado muchas dudas, las que se generaron por ciertas actitudes y hechos contemplados durante los sucesos. Estamos hablando de la muerte, y por supuesto del respeto que en todo caso se le debe. Cuando estamos rindiendo una despedida póstuma a un ser querido o apreciado lo hacemos con respeto, recogimiento, en silencio y con profundo dolor; esto crea un clima especial que contagia a todos los que acompañan esos nobles y puros sentimientos humanos.

Ahora bien, cabe preguntarse ¿fue realmente una capilla ardiente? ¿Fue una despedida a alguien que supuestamente se lo aprecia? ¿Con qué respeto se acogió su muerte por parte de aquellos que supuestamente estaban para despedir sus restos? ¿Acaso a este velatorio no lo convirtieron en un carnaval político?... Comenzando por “pintarrajear” con pintadas todo el circuito adyacente inclusive hasta la sala velatoria (llámese Casa de Gobierno), ¿acaso esa es la forma de homenajear a un muerto? ¿O quizás bailando y saltando como una murga en un corso es la forma de expresar el dolor? Uno podrá equivocarse, pero evidentemente se comprueban posturas histriónicas y llantos falseados para las cámaras televisivas que desaparecían tan pronto cuanto se apagaba el enfoque de las mismas.

Los velorios hacen al respeto no al insulto y aquel que quizás con cierto grado de hipocresía va a despedir al que hasta ayer puede haber sido su adversario; a pesar de esta actitud no amerita el insulto hasta por respeto al muerto; respeto que ni muchos que se dicen amigos, encumbrados funcionarios y hasta propios familiares no tuvieron, ya que todos, amigos, familiares, dirigentes del partido, gremialistas, funcionarios, todos se movieron al compás de ese carnaval político. De los sindicalistas no nos debe extrañar, ya que vuelven a repetir lo que hicieron cuando trasladaron los restos del Gral. Perón a San Vicente; es más, quizás con Perón todo fue más denigrante e impúdico y mucho más terrible por la dimensión de quien se trataba; sólo que esta vez no hubo violencia pero sí mucho circo.

Figuras del ambiente televisivo y artístico buscando cámaras para proclamar su militancia -por supuesto que bien paga-, y resaltar los valores de quien están despidiendo, sólo que omiten decir que al otro día pasarán por el canal oficial a retirar su buen contrato que el Pueblo paga; bombas de estruendo, gritos, insultos, cánticos ofensivos, todo se juntaba en una muestra total de irrespetuosidad y mal gusto, por supuesto que este decadente espectáculo era transmitido al mundo. ¡Qué triste imagen vimos, ni siquiera mostraron respeto por la muerte!

Toda esta obra de mal gusto y de baja política instrumentada da la pauta de la decadencia de una clase dirigencial perimida. Lo primero que aprende a respetar el hombre es la muerte, y en este caso no sólo no se respetó sino que se hizo uso de ella para hacer “política”, todo con un total mal gusto.

Resumiendo, si el cajón tapado estaba vacío y todo el velatorio fue un teatro, sin duda les tomaron el pelo a muchos que inocentemente fueron a despedir los restos del ex presidente; o por el contrario, si realmente los restos de Néstor Kirchner estaban en el féretro, todos, absolutamente todos, le faltaron el respeto, comenzado por su propia esposa y familiares, que permitieron este triste espectáculo.

sábado, 30 de octubre de 2010

EXPLOTÓ LANATA


Imperdible la introducción de Jorge Lanata en su programa DDT
Algunas frases:

Ayer no asumieron, ¿No? Kirchner asumió en el 2003, 2004, 2005, 2006, 2007, para preocuparse de esto.
Es un caso de ética tardía. (...) Nunca la escuché a Cristina Kirchner crispada en el Congreso "por favor, disuelvan Papel Prensa"... nunca en la vida. Nunca escuché a Nestor Kirchner decir lo mismo. Nunca.
Eso, siendo Gobernador uno, Senadora o lo que carajo fueran.

Ayer la Presidenta habló una hora y media. Habló ¿del hambre? ¿habló de Educación? ¿habló de inseguridad? No. Habló una hora y media de Papel Prensa... De golpe, la primera hipótesis de la Argentina , el principal problema de la Nación , lo más importante en la República , ayer durante una hora y media era ... Papel Prensa.
En todo lo demás, nos va de puta madre. Los chicos comen 6 hamburguesas por mediodía, se educan en lugares increíbles, la gente viaja de primera, nadie tiene miedo en la Provincia ni en la Capital.. .

Me tienen harto con la Dictadura... Me tienen harto con la Dictadura. Ayer la Presidenta habló una hora y media en cadena nacional de algo que pasó hace 34 años... 34 años... cuando, acá, hoy, ayer, se mueren chicos de hambre... Matan a gente secuestrada en la puerta de un banco... Educan mal a otro montón de chicos. Le meten el palo en el
culo a los jubilados. Y ayer la Presidente habló una hora y media de algo que pasó hace 34 años... ¿Saben que veo? ¿Que ví ayer? Veo viejos echándose la culpa.

Una vez le preguntaron a Simon Wiesenthal, el cazador de Nazis, que murió hace pocos años, un tipo que dedicó su vida a buscar justicia; le preguntaron que pensaba sobre el Holocausto. Y dijo, "no podemos vivir como si el Holocausto nunca hubiera existido, pero tampoco podemos vivir pensado siempre en él". Ayer la Presidente habló una hora y media de algo que pasó hace 34 años.

La Presidente se preguntó al menos 5 veces, "que van a decir los títulos al otro día". Presidente, gobierne. Deje de leer los diarios: gobierne.

OJALÁ SEAN AHORA LOS POLÍTICOS QUIENES LE HAGAN NOTAR ESTAS CUESTIONES A LA PRESIDENTE Y SUS SECUACES... SINVERGUENZAS HIJOS DE MIL PUTAS...

Vayan poniendo sus barbas a remojar...
Ecuador no queda tan lejos...

PERSPECTIVAS


PERSPECTIVAS INMEDIATAS Y URGENTES

Por el Lic. Gustavo Adolfo Bunse

Apenas vio el cajón salir de la rosada… debe haberse decidido.

No es esto información. Es lógica pura de quien esto escribe.

Puedo equivocarme… pero me animo a pronosticar lo siguiente :

Para ella resulta ahora… imprescindible, urgente e imperioso presentarse como candidata a su reelección. No tiene opción.

Lo único que verdaderamente no puede esquivar ahora… es ser candidata.

Y debe hacerlo… lo antes posible. Acaso en su primer discurso.

Dirá, seguramente, que lo hace como un homenaje a su marido muerto, que es un compromiso personal…. incluso puede llegar a decir… que él mismo, se lo pidió la noche antes de morir.

En fin… cualquier cosa será buena.

Pero no tiene salida alguna. Es taxativo :

O es candidata, o cae fulminada por la inconsistencia política y por la diáspora de miles de mercenarios que van a salir huyendo si acaso no se les muestra cierto ticket de seguridad mínima… como para suponer que seguirán enganchados en ese trencito de la felicidad … que les fabricó el matrimonio con el objeto de derramar los impuestos salvajes sobre la base social. Esa base que puede vender muy baratos sus votos.

La sustentabilidad, la gobernabilidad, la continuidad mínima y la única posibilidad de supervivencia hasta octubre del 2011… es ser candidata.

El partido justicialista oficialista, que es esa liga venal de gobernadores e intendentes, prendidos a la chequera…. tiene un único modo de recibir una señal de atención clara :

Verla y oírla … con el dedo admonitor … y diciendo: “Yo sigo hasta el 2015” o acaso algo muchísimo más demagógico y pintoresco todavía: Como nos dijo Alsacia: “De aquí me sacan en un cajón como a mi marido…. o no me sacan”

Ella …sin duda se halla atravesada por el odio nacido en suponer que su socio, se murió por culpa de las amarguras del agro y la 125, o por culpa de Cleto Cobos o de la Corte Suprema o acaso de las últimas medidas de jubilación mínima aprobadas por el Congreso y desempatadas por Cobos

El único gesto puro de la población, que podría haber sido… dejarlo que sea espontáneo,… fue contaminado por ese odio que la embarga.

Entonces pues… no hubo espontaneidad alguna.

Movilizaron.

En efecto: movilizaron igual que para una fiesta…, ni los muertos son la excepción para estos crápulas.

Le movilizaron la claque, las lloronas y las bandas de los que tienen como medio de vida algún plan social. Miles fueron llevados en micros.

Quien esto escribe, se ha ocupado de contabilizar micros y viandas en toda la zona ubicada en derredor de la CGT …y de la Avenida San Juan y Paseo Colon (más de 720 micros, a los que deben sumarse otros 200 que se ubicaron en la zona de la Avenida Huergo cerca del Museo de los Inmigrantes).

Ella no ignoraba en absoluto todo eso.

Otro gesto de odio que se vio florecido en su aparente desdén, fue cuando ella no quiso impedir, haciéndose la distraída… la rechifla sectaria que se producía cada vez que ingresaba al salón velatorio, un opositor.

Y no es cierto que a Alfonsín junior… no lo chiflaron.

A él le toco menos. Pero la silbatina se oyó por doquier.

Ni hablemos de lo que cantaban en el cortejo. Ni hablemos de lo que le gritaban a la gente que no aplaudía.

Son sectarios, manipuladores, inescrupulosos y también absolutamente irreverentes con la muerte. Son la mezcla química más tóxica y peligrosa de la política de los últimos tiempos.

Y están dispuestos a hacer llover arsénico con tal de dejar armado el mito de la viuda. Van a postularla a empellones y van a encontrarse con que ella está bien dispuesta… y que no necesita ningún espoleo para ello.

Ni siquiera respetan el a.b.c. del formato de la muerte.

Y eso ha de ser, seguramente… por cuanto saben que para compensar una falta absoluta de merecimientos … es necesario amplificar, hasta el nivel de farsa, el ritual simbólico por los que ya no existen.

viernes, 29 de octubre de 2010

HIPÓCRITAS


María Zaldívar - 29-Oct-10 - Opinión

http://maria-zaldivar.blogspot.com/2010/10/hipocritas.html

HIPÓCRITAS

por María Zaldívar

No es grata la hipocresía en ninguna circunstancia; sin embargo abunda y por eso ya quedó inaugurada la lista de los hipócritas que han ido apareciendo tras la noticia de la muerte de Néstor Kirchner.

Hipócritas las expresiones de gran parte de la dirigencia argentina que intenta sonar acongojada

Hipócritas los que exaltan la personalidad de Kirchner denominando “pasión” al modo con que maltrataba a los opositores y tergiversaba la verdad

Hipócrita Hugo Moyano cuando invita “a los trabajadores que puedan venir” a la movilización “espontánea” a Plaza de Mayo

Hipócritas los que hoy prefieren omitir de las crónicas necrológicas los 600 millones de dólares que nunca devolvió a la provincia de Santa Cruz y su desmedido enriquecimiento personal; la persecución a los militares; el manejo espurio del poder con el que presionaba a jueces, legisladores y empresarios; la arbitrariedad de dividir el mundo entre súbditos y enemigos; la descalificación permanente del adversario; la falta de límites; el doble discurso y la distorsión de los hechos

Hipócritas los que cambian su discurso frente a la muerte

Hipócritas los peronistas que declaman la inmortalidad del líder recientemente desaparecido y están hoy mismo elucubrando escenarios porque, en verdad, ya lo enterraron y el tiempo de negociar salida con impunidad está corriendo desde ayer a la mañana

Hipócritas los que aluden temerosos a los fantasmas que amenazan el poder de la presidente cuando son los integrantes del partido gobernante los únicos que pueden ponerlo en riesgo y llenarlo de violencia como en el ´73 y como hace una semana.

Hipócritas los dirigentes de países vecinos con los que Kirchner cosechó conflictos innecesarios y que ahora le dedican elogiosos adjetivos a una gestión conciliadora que jamás ejerció
Hipócritas. Tendremos unas semanas más de hipocresía en grandes dosis porque es un tic nacional no decir las cosas como son y cuando se debe, defecto exacerbado hasta el delirio por la conducción K.

Porque ya no queda coraje en esta Argentina devastada en su dignidad nadie describirá la realidad de un oficialismo tan mezquino que se atrinchera en la Casa de Gobierno como si fuera “mía, mía, mía” para seguir digitando quién sí y quién no y de una oposición tan vulgar que tuvo que recibir de su máximo adversario la solución a su incompetencia para enfrentar una coyuntura compleja.

Cuando se calmen las ansiedades y las pantallas dejen de reproducir “clichés” habrá que seguir. Como eso de que “debemos estar todos unidos apoyando a la presidente” es una frase hueca que nadie sabe cómo se materializa cuando se está frente a un grupo monolíticamente endogámico es que como ciudadana rasa, le rogaría a la militancia peronista que, por una vez, se hiciese cargo, no mirara a la tribuna, no tirara la pelota afuera, intentara no cosechar tempestades aún después de la siembra de tanto viento innecesario y se esmerara en evitar más violencia de la que nos dejó instalada Néstor Kirchner. Es posible y depende sólo de ellos.

SIN LÁGRIMAS NI RISAS




http://www.cronicayanalisis.com.ar/opinion.asp#425

por Gabriela Pousa

.

Murió Néstor Kirchner. ¿Cómo escribir sin caer en lugares comunes?. Me siento identificada con Jorge Asís quién escribió una nota cuyo equilibrio destaco, máxime cuando se escribe en el fragor de lo irremediable.
“Confesión de opositor franco. Desde hace siete años, vivo de Kirchner. Encaro el desafío de explicarlo. Para combatirlo mejor. Con suerte bastante relativa.” http://www.jorgeasisdigital.com/2010/10/27/e-absurdo-previsible-de-la-muerte/

Entre medio los extremos como puede observarse en Plaza de Mayo, y en muchos balbuceos de quienes no saben si expresar su verdadero sentir o matizar con cierta humanidad las emociones. Y es que la muerte tiene ese tinte inevitable de lograr que aflore en muchos ese percance de ser buena gente, a pesar...

Quizás, una forma de explicar la preanunciada “sorpresa” con gesto de alivio (vano en principio) que invade a tantos argentinos, radique en el odio que ha sembrado el ex mandatario.
Nunca o muy pocas veces, un presidente dividió aguas sin necesidad y con tanta artimaña. Pero la contienda permanente era su concepción de poder. Dormía con el arma desempuñada. No sacaba rédito de la soja sino de la cizaña.

Tal vez, una forma de explicar la desazón y conmoción que se avizora en el gesto adusto de otros muchos, se centre en esa peculiar idiosincrasia del argentino capaz de idolatrar, si pese al maltrato y al grito, pudo comprar un autito o veranear quince días en la costa como no lo había logrado con algún otro anterior mandatario. O, ¿por qué no? y parafraseando a Blas*, las peripecias del corazón con sus razones vedadas a la razón...

En definitiva, son todas especulaciones frente a lo inexorable que acaba de pasar. La vida sigue igual: con una semana o dos de endiosamiento (porque los muertos se convierten insólitamente siempre en buenos), y luego... luego la realidad de quienes se quedan acá con una incertidumbre que hoy, ni el más avezado de los analistas -si es sincero- puede asegurar. Viviendo en un escenario donde el protagonista puede quedar definitivamente enterrado o... puede “reencarnar”.

Lo cierto es que ha muerto, guste o no, un indiscutible constructor de poder, un líder político con capacidad de dañar en demasía, pero también de generar aquello que generan frente a lo desconocido algunos ex presidentes; escuchar en un futuro corto, mediano o largo: “Kirchner volvé”. Porque nunca creemos que puede haber algo peor que lo malo.

La pregunta a desentrañar ahora radica en quién o quienes pueden evitar que ese desatino sea casi un destino para los argentinos.

El resto es simple y complejo a la vez: el personaje principal de la novela se fue. El elenco debe acomodarse y los días, únicamente, dirán cómo lo hacen y a qué consecuencias deberemos someternos. Ahora lo mejor, estimo, es llamarse a silencio más que emitir epitafios o vulgaridades que ya abundan por todos lados.

La muerte, como decía Oscar Wilde, a veces no es el final. Siempre queda el litigio de la sucesión, y más...

LA VIUDA LLAMA A UN EX


Cristina viuda, llama a su ex

Carlos Bettini, hoy embajador en España, y que habría sido novio de Cristina Kirchner en su juventud, pertenecía a la Columna Capital de Montoneros.
Su extremo compromiso y militancia montonera lo lleva a asesinar por la espalda de varios tiros (operación tipo 'ETA') al Capitán Jorge Bigliardi en enero de 1975 (durante el Gobierno constitucional), cuando salía de su casa con un hijo menor de edad a hacer compras familiares de domingo por la mañana.

Carlos Bettini (2° de la derecha, sentado), junto a su novia Cristina Kirchner (parada, 2° de la izquierda), mirando un partido de rugby en la Plata , Argentina.
Foto Fuente: http://speedygonzalezesdeladea.blogspot.com/2009/02/un-agujero-queda-para-mi.html

Este asesino que ni siquiera tiene la capacidad para solucionar los inconvenientes de los argentinos que al arribara España son expulsados injustificadamente, hoy es requerido por la Presidente argentina, Cristina Fernández viuda de Kirchner para que se convierta en su Lopez Rega.
O acaso para secar sus lágrimas...

Orlando Agustín Gauna
TE 0342 155036171 - 0342 4510487
http://orlando-gauna.blogspot.com/

jueves, 28 de octubre de 2010

CARA O CECA


La vida a cara o ceca. Por Beatriz Sarlo
Publicado en Opinión |

Periodismo de Verdad: 28 de octubre de 2010


A las diez de la mañana, la ciudad estaba desierta por el censo. En ese vacío cayó la noticia. Cuatro personas, en un vagón de subterráneo escuchamos que alguien dijo: “Murió Kirchner”. A partir de ese instante, la ciudad en silencio se convirtió, retrospectivamente, en un ominoso paisaje de vaticinio. Cuando bajé saludé a quienes habían escuchado conmigo la noticia, quise preguntarles sus nombres porque, como fuera, había vivido con ellos un momento de los que no se olvidan nunca más. En el quiosco de San José y Rivadavia pregunté si era cierto, con la esperanza alocada de que me dijeran que alguien acababa de inventarlo. Fue poderoso, ahora estaba muerto.



Pensé en quienes lo amaban. Su familia, por supuesto, pero ese círculo privado es, como toda familia, inaccesible y sólo se mide con las propias experiencias de dolor, que habilitan una solidaridad sin condiciones. Puedo imaginar, en cambio, la muerte del compañero de toda una vida, que la política marcó con una intensidad sin pausa: la Presidenta conoce hoy la fractura más temida.

Con la intensidad de la evocación marcada por una proximidad que comprendo más, pensé en quienes lo admiraron y creyeron que fue el presidente que llegó para darle a la política su sentido. Recordé a Kirchner en el Chaco, en marzo de este año, y un día después en el acto de Ferro, con la cancha repleta, donde se mezclaban los contingentes de los barrios bonaerenses, las familias completas, las barritas con los bombos, los viejos y los niños, con las clases medias que llegaban sueltas o débilmente organizadas. Lo recordé abrazándose a los chicos de un barrio pobre del Gran Buenos Aires, donde aterrizó su helicóptero, bajó corriendo y empezó a caminar como si llegara tarde a una cita. Se movía por las calles de tierra y cascotes como quien siente que la vida verdadera está en esos contactos físicos, abrazos rápidos pero vigorosos, tironeos, gritos; los chicos lo seguían como una nube, jugando; era fácil tocarlo, como si no existiera una custodia que, sin embargo, trataba de rodearlo mientras todo el mundo se sacaba fotos.

A fines del siglo XX nada anunciaba que la disputa por ocupar el lugar del progresismo iba a interesar nuevamente salvo a los intelectuales o a los pequeños partidos de izquierda. Kirchner introdujo una novedad que le daba también su nuevo rostro: se proclamó heredero de los ideales de los años setenta (al principio agregó “no de sus errores”). En 2003, llegó al gobierno marcado por una debilidad electoral que Menem, dañino y enconado, acentuó al retirarse del ballottage y no permitirle una victoria con mayoría en segunda vuelta. La crisis de 2001, pese al intervalo reparador de Duhalde, no estaba tan lejos en la memoria, mucho menos de la de Kirchner, que encaraba su gobierno con poco más que el veinte por ciento de los votos. Su gesto inaugural, el mismo día de la asunción, fue hundirse en la masa que lo recibía, como si ese contacto físico provocara una transferencia. Kirchner ocupaba por primera vez un lugar en la Plaza de Mayo y terminaba, junto a su familia, mirándola desde el balcón histórico; en la frente, una pequeña herida, producida en la marea de fotógrafos.

La escena es un bautismo. Kirchner comenzó su presidencia con un golpe en la frente porque se lanzó a la multitud que estaba en las calles, entre el Congreso y la Plaza de Mayo; se lanzó como quien corre hacia el mar el primer día del verano, con impaciencia y sensualidad, gozando ese cuerpo a cuerpo que es el momento amoroso de la política.

Pensé entonces en las escenas que, pese a ser una opositora, me había tocado vivir. En las escenas de masas, donde no hay sólo acciones que se aprueban o se critican, se percibe un más allá de la política que la convierte en experiencia y en alimento sensible. Kirchner, un duro, gozaba con esa afectividad intensa que a sus ojos seguramente refrendaba el pacto peronista con el pueblo. Pero no pensé sólo en esos cientos de jornadas en que Kirchner había pisado la tierra o los lodazales de los barrios marginados, donde era recibido con una alegría que superaba la gestión de los caudillos locales, porque alguien, un presidente, llegaba a ese confín donde vivían ellos, unos miserables.

Pensé también en los que formaron el lado intelectual del conglomerado que armó Kirchner. Con ellos he discutido mucho en estos años. Sin embargo, me resulta sencillo ponerme en su lugar. Muchos vienen de una larga militancia en el peronismo de izquierda; vivieron la humillación del menemismo, que fue para ellos una derrota y una gigantesca anomalía, una enfermedad del movimiento popular. Cuando los mayores de este contingente representativo ya pensaban que en sus vidas no habría un renacimiento de la política, Kirchner les abrió el escenario donde creyeron encontrar, nuevamente, los viejos ideales. Pensé que se engañaban, pero eso no borronea la imaginación de su dolor.

El furor de Kirchner en el ejercicio del gobierno transmitía la eléctrica tensión de la militancia setentista; para muchos, era posible volver a creer en grandes transformaciones, que no se enredaran en el trámite irritante y lento del paso a paso institucional. Y creyeron. Entiendo perfectamente esas esperanzas, aunque no haya coincidido con ellas. Conozco a esa gente, que se identifica en Carta Abierta, pero la desborda. Pensé en ellos porque cuando un líder político ha triunfado con el estilo de la victoria kirchnerista, su muerte abre un capítulo donde los más mezquinos y arrogantes saldrán a cobrar deudas de las que no son titulares, pero otros padecen el dolor de una ausencia que comienza hoy y no se sabe cuándo va a aflojar sus efectos. La muerte no consagra a nadie ni lo mejora, pero permite ver a quién le resulta más dura. Los que soportamos muchas muertes políticas sabemos que sus consecuencias pueden ser de larga duración.

Imposible pasar por alto la desazón de quienes se entusiasmaron con Kirchner. Sería no comprender la naturaleza del vínculo político. En las manifestaciones de 1973 marchaban viejitos con fotos de Eva que, amarillas y cuarteadas, probaban su origen de casas populares construidas en 1950. No sabemos si habrá fotos así de Kirchner en movilizaciones futuras. Pero su impacto en la sensibilidad política quizá se prolongue. Esto no excluye los balances de su gobierno sino que, precisamente, los volverá indispensables. Kirchner será un capítulo del debate ideológico e histórico. Una forma de la posteridad, tan duradera como la dimensión afectiva de esa gente de los barrios más pobres y de quienes lo apoyaron con su actividad intelectual. Maestra implacable, la muerte nos hará trabajar durante años.

La muerte de Kirchner fue súbita y filosa. Hay una frase popular: murió con los zapatos puestos, no había nacido para viejo. Hay otra, pronunciada en un pasado lejano donde todavía se decían frases sublimes: “¡Qué bella muerte!”. Bella, aunque injusta y trágica, es la muerte de un hombre que cae en la plenitud de la forma, un hombre a quien no maceró la vejez ni tuvo tiempo de convertirse en patriarca porque murió como guerrero. Sin haberlo conocido, me atrevo a pensar que Kirchner se identificó siempre con el guerrero y nunca con el patriarca.

La medicina explica con todas sus sabias precisiones que Kirchner debió “cuidarse”, que su cuerpo ya no podía soportar los esfuerzos de una batalla concentrada y múltiple. Pero una decisión, que no llamaría sólo psicológica sino también un ejercicio de la libertad, fue que Kirchner eligió no administrarse ni tratar su cuerpo como si fuera un capital cuya renta había que invertir con cuidado. Gastaba. Vivió como un iracundo. Ese era justamente el estilo que se le ha criticado. Tenía un temperamento, y los temperamentos no cambian.

Concebía la política como concentración potencialmente ilimitada de poder y de recursos y no estuvo dispuesto a modificar las prácticas que lo constituían como dirigente. Kirchner no podía ser cuidadoso en ningún aspecto. No se aplacaba. Gobernó sin contemplaciones para los que consideró sus opositores, sus enemigos, sus contradictores. Tampoco se ocupó de contemplar su debilidad física cuando se lo advirtieron. Como político no conoció el intervalo de la tregua; sin tregua manejó el conflicto con el campo y con los medios; la tregua es el momento en que se negocia y Kirchner no negociaba, no administraba sus objetivos, los imponía o era derrotado. No delegaba funciones. Fue, paradójicamente, un calculador que confiaba en sus impulsos, un vitalista y un voluntarista que se pasaba horas haciendo cuentas.

En su primer discurso, cuando juró frente al Congreso, dijo: “Atrás quedó el tiempo de los líderes predestinados, los fundamentalistas, los mesiánicos. La Argentina contemporánea se deberá reconocer y refundar en la integración de equipos y grupos orgánicos, con capacidad para la convocatoria transversal, el respeto por la diversidad y el cumplimiento de objetivos comunes”. Sin embargo, esas palabras, que no hay elementos para juzgar insinceras en ese entonces, no le dieron forma a su gobierno.

Kirchner definió un estilo que, como sucede con el liderazgo carismático, es muy difícil de transmitir a otros. El líder piensa que es él el único que puede bancar los actos necesarios: él garantiza el reparto de los bienes sociales, él garantiza la asistencia a los sumergidos, él sostiene el mercado de trabajo y forcejea con los precios, él enfrenta a las corporaciones, él evita, en solitario, las conspiraciones y los torbellinos. El liderazgo es personalista.

La Argentina tiene, como tuvo Kirchner, una oscilación clásica entre la reivindicación del pluralismo y la concentración del poder. Como presidente, Kirchner eligió no simplemente el liderazgo fuerte (quizás indispensable en 2003) sino la concentración de las decisiones, de las grandes líneas y los más pequeños detalles: tener el gobierno en un puño. Consideró el poder como sustancia indivisible. Con una excepción que marca con honor el comienzo de su gobierno: la renovación de la Corte Suprema, un acto de gran alcance cuyas consecuencias van más allá de la muerte de quien tuvo el valor de decidirlo.

El poder indivisible es fuerte y débil: su fortaleza está en el presente, mientras se lo ejercite; su debilidad está en el futuro, cuando las circunstancias cambian. Así como Kirchner no administraba con cautela su resistencia física, tampoco fue cauteloso en el ejercicio de su poder. Frente a la desaparición de quien concebía el poder como indivisible, se aprestan las fuerzas y los individuos que quieren creer que ese poder pasa intacto a otra parte, lo cual sería una equivocación, o los que creen que se acerca un nuevo reparto.

Kirchner murió cuando en el horizonte cercano se insinuaba la posibilidad de un reparto de ese poder indivisible. Las elecciones de 2009 cambiaron las representaciones partidarias en el Congreso. Esa fue una experiencia nueva dentro de los años kirchneristas. Entre la negociación y el veto, entre retirar un proyecto propio y adoptar el de un aliado, se había empezado a recorrer un camino que mostraba cierto cambio de paisaje, obligado por la relación de fuerzas. El poder del Ejecutivo tenía una contraparte que no había pesado hasta 2009 y, en 2010, vendrán las elecciones nacionales. El poder indivisible necesitaba victorias, primero dentro del propio movimiento justicialista, batalla que Kirchner ya estaba calibrando.

Kirchner no era sólo un voluntarista sino también un inspirado. Salvo un apresurado que supiera poco, nadie en esa próxima competencia podía estar seguro de que podía desplazarlo. Su inteligencia y su iniciativa causaron siempre la admiración de sus amigos y la expectativa de sus opositores. Estas últimas semanas de su vida estuvieron bajo el signo de las exploraciones, las encuestas y los pálpitos electorales. Como cualquier político que había tocado el éxito y la popularidad en muchos momentos, Kirchner no quería alejarse de la cabina de mando. Creía que él era la única garantía, incluso la única garantía de su propio futuro. Surgido del peronismo, Kirchner no se sentía seguro con las declaraciones de lealtad y desconfiaba de las disidencias que, a sus ojos, encubren traiciones.

Todos, amigos y enemigos, estaban seguros de que algo debía suceder en los próximos tiempos. Sucedió esta muerte que, como toda muerte inesperada y temprana, cortó el curso de las cosas, pero un destino propicio hizo que Kirchner muriera sin conocer una derrota decisiva. Kirchner, muchos lo aseguraban, vivía en el límite de las apuestas a cara y ceca, perder todo estuvo siempre inscripto dentro de las posibilidades. Fue un político de alto riesgo, no un jefe cuya cualidad principal fuera la prudencia. Fue también un político afortunado. Y murió antes de que su imprudencia venciera a la fortuna.

Junto con la renovación de la Corte Suprema hay otro acto de reparación histórica que nadie podrá negarle: después de la derogación de las leyes de impunidad, Kirchner apoyó con su peso personal e institucional la apertura de los juicios a los terroristas de Estado. Hizo su escudo protector con los organismos de derechos humanos hasta convertirlos en articulaciones simbólicas y reales de su gobierno. Como sucedió siempre con Kirchner, el apoyo a que las causas obtuvieran sentencia se entreveró con la política que inscribió a las Madres y Abuelas en la trinchera cotidiana. Kirchner, hasta hoy, ofrece esos balances complicados. Igual que su afirmación latinoamericanista: reivindicó la idea de una nación independiente y soberana, pero dirigió o permitió peleas tan declarativas como inútiles; como secretario de la Unasur, tomó una responsabilidad que cumplió contra muchas predicciones.

Fin de un acto que lleva su marca. Fue la obsesión amada o temida, desconfiada o combatida de muchos. Pocos políticos tienen la fortuna de marcar la historia de este modo. En la turbulencia que produce la muerte, antes de la claridad que llega con el duelo, no es posible saber si el kirchnerismo será un capítulo cerrado. La muerte convoca a los herederos, los legítimos y los que piensan que, en realidad, no son herederos sino titulares de un poder perdido o entregado de mala gana. También falta definir del todo cuál es la herencia y si es posible que pase a otras manos. La memoria de Kirchner puede convertirse en política o en historia. Lo segundo ya lo tiene asegurado con justicia. © LA NACION

ESCÁNDALO EN EL EJERCITO




Garré le ordenó a Pozzi hacerse cargo de la depuración de los indeseables por “portación de apellido”. El tema derivó en una crisis en la cúpula y el retiro de dos generales.

En los últimos años, se puso en ejecución una clara política discriminatoria en los ascensos a la jerarquía de oficiales superiores, en lo que ya comúnmente se conoce como portación de apellidos, donde personal con sobrados méritos profesionales y adecuadas fojas de servicio se ven despojados de toda justicia de acceder a grados superiores por el solo hecho de tener o haber tenido familiares militares en actividad en épocas de la Dictadura. Se los juzga de este modo por lo que puedan o no haber hecho familiares suyos, y no por lo que ellos como personas únicas representan y han sabido lograr a lo largo de su carrera.

Esta situación ya fue denunciada ante el Congreso de la Nación. La Ministro de Defensa Nilda Garré se opuso terminantemente a autorizar la concurrencia de personal de las FFAA perjudicados por este motivo a la Comisión de Defensa, que previamente los había citado a una reunión. Este episodio repercutió hondamente en la oficialidad, creando un ambiente de creciente malestar.



Una crisis puertas adentro

Lo que este año habría marcado una diferencia en los hechos fue la participación de los propios oficiales del Ejército que deben evaluar a sus subalternos en condiciones de ascenso y proponerlos ante el Ministerio de Defensa. Los retiros voluntarios del general de división Luis Federico Anschutz y del General de Brigada Jorge Gómez , ocurridos un mes atrás, no fueron casos aislados sino el resultado de un proceso de enfrentamientos dentro del generalato.

El control formal de la institución que aparenta tener el generalato es apenas una cortina detrás de la cual se esconde el desprestigio de los mandos y su escaso ascendiente. Todo esto en el marco de enfrentamientos cada vez mayores entre los que buscan congraciarse a cualquier precio con el gobierno y sus críticos.

El caso es que Garré, probablemente para evitar ser el blanco de los reclamos y cuestionamientos por la existencia de procedimientos irregulares, le habría ordenado al Jefe del Estado Mayor General del Ejército, General Luis Alberto Pozzi, que sea la misma Fuerza la que efectúe la depuración de los oficiales sospechosos por portación de apellido. De este modo, no tendría que ser el Ministerio el que pague los costos.



Un plenario ajetreado

Pozzi, emulando a su antecesor Roberto Bendini, habría aceptado asumir el papel de verdugo de sus propios subalternos. Así es que se montó una Operación tratando de presionar a las distintos oficiales responsables de implementar administrativamente los ascensos dentro de la Fuerza. El objetivo era que el personal previamente cuestionado por Defensa por “portación de apellido” fuera colocado muy por debajo de lo que realmente hubiese correspondido en el orden de mérito -pese a tener sobradas condiciones- de manera que no pudieran acceder a las vacantes asignadas para el grado inmediato superior. De esta manera se intentaba disfrazar el real motivo de la negativa de sus ascensos por portación de apellido por el injusto arbitrio de no hacerlos ingresar en las vacantes asignadas por un tema de orden de mérito.

Pero el plan encontró una inesperada resistencia entre los coroneles a cargo del tema, que evaluaron con total justicia a los oficiales cuestionados, proponiendo el ascenso de los mismos. Esta situación marcó el comienzo de una fisura en la cúpula de la fuerza.

En el denominado plenario, conformado por los generales de menor antigüedad, donde nuevamente son analizados los legajos de los postulantes, se hizo sentir la presión de Pozzi a través de uno de los pocos alfiles que al parecer le son funcionales. Aunque en realidad no se sabe si no es el propio Pozzi el que terminó siendo funcional al General César Milani. Éste es el Director General de Inteligencia y está muy vinculado a Garré, en base a méritos estrictamente privados. Ambos compartirían también negocios inmobiliarios con edificaciones y terrenos enajenados que fueron adquiridos con fondos reservados. Milani arengó al resto de los Generales a no dejar solo a Pozzi en su postura de cumplir las instrucciones recibidas. A todo esto, merecen ser destacadas las posiciones minoritarias, pero totalmente encontradas de los Generales Roberto Enrique Terrado y Carlos Pritz, que con firmeza y convicción fueron los únicos que votaron en contra de la injusta exclusión del personal dentro de las vacantes de ascenso. Votaron a favor, siguiéndolo a Pozzi, 27 generales: Lux, Tellado, Milani, Marturet, Carles, Peretti, Dotto, Pelagatti, Ruiz Díaz, Martínez Conti, Calligaro, Landa, Serrano, Paoli, Barchuk, Cundom, Brizuela, Herrera, Brown, Ferrari, Bruera, Canaves, Montero, Castagno, Bossert, Carena, Díaz Bessone. Este último quiso posteriormente enmascarar su voto frente a sus subalternos, diciendo que lo había hecho negativamente, pero fue oportunamente “descubierto” en su intento. Vale una mención particular -que marca el nivel del auditorio- la participación del general auditor Lozano, que arengó a sus pares del siguiente modo: “voten tranquilos por el no, porque estamos legalmente cubiertos”, sin aclarar exactamente de que están cubiertos. Finalmente, se reunió la última instancia, la Junta Superior conformada por los siete generales más antiguos, último nivel de estudio de los legajos del personal en condición de ascenso. Allí la crisis interna latente en la fuerza volvió a aparecer. En una primera votación, por unanimidad, los generales se opusieron a la política de Garré y Pozzi, sosteniendo los ascensos del personal cuestionado. Pero luego, el propio Jefe de Estado Mayor irrumpió en la Sala llamándolos a la reflexión. Además , intentó convencerlos de a uno, llegando a ofrecerles, de acuerdo a las versiones recogidas, continuidad en sus cargos. Incluso alguno de ellos recibió la oferta de pasar a ser Subjefe de Estado Mayor, cargo que hoy ocupa el general Eduardo Lugani.

En medio de este clima rayano en el sainete, se habría optado por una nueva votación. El resultado fue que de los seis generales que votaron (el séptimo era el general Daniel Camponovo que por ser el de mayor graduación sólo emitía su voto en caso de empate), cuatro de ellos se mantuvieron en su postura original. Éstos fueron Lugani, Anschutz, Gómez y Aparicio. En cambio dos cambiaron abruptamente su postura adhiriendo a Pozzi. Éstos fueron Carlos Artuso y Raúl Poggi, ambos casualmente del arma de Ingenieros, al igual que el Gral. Milani. Como resultado de esta manipulación de los votos se manifestaron severos reproches y se vivieron situaciones tensas entre los causantes, lo que motivó el pase a retiro de Gómez y Anschutz. Este último, probablemente el de mayor prestigio y ascendiente entre sus pares. El escandaloso episodio no sólo puso en evidencia las fisuras en el generalato sino la ruptura horizontal con el nivel de los coroneles, con un final que sin duda es abierto.

YO SE QUE AHORA V ENDRÁN CARAS EXTRAÑAS




Por Jorge Omar Alonso

Ha muerto Kirchner.

La muerte a todos nos golpea.

Nos causa sentimientos disimiles

No nos es indiferente y nos duele si se verifica en un ser querido, en un buen vecino, en el inocente, en el Policía que entrega su vida.

La muerte del héroe nos subyuga, nos causa admiración.

La muerte de Kirchner nos causa sorpresa. Por su inmediatez, por no esperada.

Ninguna muerte nos deja indiferentes.

Ella nos atañe a todos tarde o temprano.

La del amigo nos hunde en la desolación, la del enemigo nos alivia.

El hombre es el único ser de la creación que tiende que preguntarse por el fundamento, meta y sentido de la vida, así como también se le presenta su muerte como un problema.

A diferencia del animal, sabe su muerte, puede presentirla llegada la hora.

Tenemos conciencia clara de que somos finitos y ese es el “sentimiento trágico de la vida” que nos enseñó Unamuno.

Ha muerto un político, ex hombre de Estado.

El detentador del verdadero poder político y esto adquiere una dimensión especial, no sentimental.

La Nación queda acéfala, porque era Kirchner quien gobernaba.

¿En manos de quien han de quedar los destinos de la República, habida cuenta no obstante que antes de la hora fatal en el Calafate, se nos auguraba un futuro nefasto?

Es muy pronto hacer conjeturas.

Habrá que ver si se cumple lo que vaticinaba Hannah Arendt, sobre aquello que caracterizaba a los movimientos totalitarios: la celeridad con que son olvidados sus dirigentes y la facilidad con que son reemplazados.-

miércoles, 27 de octubre de 2010

ISABELITA : PARA PENSAR..............



Amigos:

La unica pregunta que me viene a la mente es:
¿Quien sacara primero la mersa a la calle en acitud hostil?
Ensayare algunas reflexiones posibles, con un margen de error suficiente para ponerme a resguardo del ridiculo:
Creo que sera Moyano quien responda primero.
Posiblemente antes que D'elia, con Persico, Perdia, Esteche y Tumini, con Zanini y Kunkel detras de ellos
Si ambos grupos llegaran a disputarse el predominio callejero, tendremos en ese encuentro, un baño de sangre de una magnitud como siempre hemos aguardado.
Kretina ha de mostrarese en las primeras apariciones como novel conyuge superstite, indomita, desafiante.
Escondera con sus graznidos, el temor que la embarga a estas horas, por su incierto futuro inmediato.
El aparato represivo del Estado se encuentra desmantelado.
Las fuerzas policiales estan corroidas por la molicie y la venalidad.
No tomaran partido abierto por ninguna de las dos facciones en pugna, salvo que empiece a circular dinero fresco entre las Jefaturas.
El escenario es dificil, medroso y tambien poco escrutable.
Moyano esta mejor preparado institucionalmente, ya que toda la CGT estrechara filas detras de su figura.
Esta en condiciones de paralizar a la Nacion en menos de 24 hs, con un cese total de actividades en el transporte automotor.
El resto de la gavilla, como Pedraza y Palacios le seguiran los pasos.
El otro grupo, no es menos peligroso.
Poseen capacidad de movilizacion, de una magnitud bastante similar a los hampones de Azopardo.
Todos ellos, empero, estaran direccionados a pulsear por el predominio de avenidas y rutas: Panamericana y la Circunvalacion de Rosario, en particular.
Si este posible escenario de lidia, llegara a materializarse, veremos con que bando se alinean los Intendentes del Conurbano.
Vermos si son en realidad Barones o Baronesas.
En mi opinion y por la ductilidad con la que cuentan para el despilfarro de los fondos de los Contribuyentes, es menos probable que se incorporen a los piqueteros duros.
Quienes son igualmente ricos, pero menos expuestos y con mas bajo perfil en el aspecto residencial de sus vidas.
He militado demasiados años como para ignorar que en la politica nada se sucede segun lo planeado.
Las variables suelen modificarse por circunstancias fortuitas de ultimo minuto.
El deceso Nestor es una de ellas.
Nadie estaba familiarizado con la idea que este desenlace se produciria en estos momentos, cuando el iceberg esta en la inevitable linea de colision.
Como sea, el caso es que la lucha por el poder autentico recien comienza.
El bizco concentro todo el aparato en torno de su persona.
No preparo descendencia, como les acontecio a todos estos dictadores de cotillon que tuvimos en esta maloliente hispanoamerica (lease, Trujillo, Batista. Somoza, Perez Jimenez etc.).
Es por ello que lo que este por suceder sera sumamente interesante y tambien inedito.
Muy diferente a la muerte de Peron, porque con su partida nacia un mito, nos guste o nos disguste.
La de Kirchner es por decirlo de algun modo, el epilogo de una pagina de la historia de la Patria, que se distinguira en el porvenir, por un aspecto por demas sobresaliente.
Sera el periodo en que artificialmente se insuflo en la ciudadania el odio, la bronca, el rencor y las pasiones mas primarias del ser humano, por el solo hecho de dividir a una Sociedad que venia flotando a la deriva en la bancarrota de valores.
Toda su obra de gobierno se baso en eso.
En sus complejos, su estrabismo, su infancia, su entorno paternal de naturaleza usuraria y ademas por ser un cornudo consciente.
Una leccion que a todos nos debe enseñar un poco.
Que nos debe prevenir sobre la personalidad de los futuros candidatos.
Cada uno de ellos debe contar con una biografia oficial, que nos indique de donde vienen y que hicieron antes de postularse, sin esconder nada.
Si Duhalde hubiera puesto la debida atencion en la curricula del fallecido, en vez de haberse entretenido contando los billetes que recibia por el traspaso, todas estas ignominias K se podrian haberse evitado.
Pero a esta altura eso es Ucronia.
El ambiente se ira calentando y la espumita elevara su cuerpo dentro de un envase que pugna por expulsar su contenido.
El final sera abierto, porque se hara del gobierno el grupo que tenga mas testiculos.
Pero sea uno u otro bando, estoy seguro que asistiremos a una remake, tal vez
¿Isabelita Ultima Parte?
Atentamente
Carlos Belgrano.-

PREDECIR EL FUTURO


Es difícil predecir el futuro

por Elena Valero Narváez
evaleronarvaez@hotmail.com

Murió el ex presidente Néstor Kirchner quien fue el sostén de la actual presidente, su compañera de ruta en la vida.

En política no se puede predecir, este acontecimiento lo demuestra cabalmente, pero, si nos animamos a conjeturar, la posición de la presidente no es envidiable. En muchos aspectos nos recuerda la realidad que vivió Isabel Martinez cuando murió su marido, Juan Domingo Perón. Cristina parece más fuerte por lo menos de personalidad. Pero, los peronistas que la rodean, seguramente, no se quedarán al lado de quien ha perdido a quien aseguraba una lucha tenaz por no abandonar el poder y a quien se temía y respetaba. Néstor Kirchner se jugaba, si era necesario, a todo o nada.

Su muerte lo demuestra, no importaron los consejos médicos, continuó en la lucha política al lado de su mujer y demostrando que era él quien tomaba las decisiones.

Hoy esa realidad perjudica a Cristina. No se la cree capaz de tomar sola las riendas del poder. Le faltara la pata más importante, la que le permitía mantener posiciones muchas veces irreconciliables con la realidad. El respaldo de quien manejaba a la perfección todos los resortes del estado la abandonó para siempre. He aquí el problema.

Argentina no es una democracia consolidada en el tiempo: los sindicatos que tenían desde su creación un papel mas importante que los partidos hoy han crecido aún más por la necesidad que el gobierno tuvo de llenar plazas y mostrar, que el poderoso respaldo de Moyano, les permitía amenazar a empresarios, al gobierno de la Ciudad, y a todo el que no quisiera acatar las decisiones kirchneristas.

El ex presidente, hasta su muerte, pudo mantener el orden en el gallinero aunque apareciera, ante ojos políticamente avizores, que su estrella estaba declinando. Sin embargo, parecía que llegarían al 2011 con la ayuda de una prensa que pretendían fuera dependiente, a través de la lucha encarnizada con Clarín y Nación.

La oposición débil que se le enfrentaba tenía problemas para estructurarse y fortalecerse a pesar de la lucha que intentaban en el Congreso. El poder de veto y otras atribuciones, más una política que no vacilaba en emplear métodos contrarios a las leyes de la Republica, ayudaban a que los argentinos viéramos con recelo el futuro político.

Hoy con la muerte del ex presidente cambian las cosas. Si bien no es factible predecir el futuro, se presume un camino distinto donde tal vez la oposición tenga una posición generosa con la presidente pero, a la vez estricta, en cuanto a la exigencia de respeto a las instituciones.

Los peronistas que tengan aspiraciones políticas es posible que se alejen de Cristina buscando un lugar cercano a quienes tienen posibilidades de llegar a la presidencia. ¿Se acercarán a Scioli, quien mostraba en días pasados un alejamiento de Kirchner pero que a la vez se mostraba como inalterable kirchnerista? Veremos como se reacomoda el tablero político. Evidentemente, los gobiernos dictatoriales no dejan sucesores. Kirchner había elegido a su mujer y tal vez pretendía postularse él mismo. ¿Y ahora...? Sin Kirchner ¿qué será de Cristina y como se mantendrá el orden social necesario para poder gobernar en paz? ¿Quién aprovechara la ausencia de Kirchner pretendiendo usufructuar el poder que deja vacante? Mmmmmmm….veremos. Argentina no es EEUU, donde hasta con el asesinato de un presidente, salvo la conmoción que un hecho de tal naturaleza produce, el país sigue su marcha habitual.

Lo deseable sería que dejemos de vivir en la utopía. Pensar que podemos vivir mejor si hay un presidente que planifica como debemos vivir los argentinos a través de reglamentaciones que obstruyen la libertad de la Justicia, de la economía, de la opinión pública y de la sociedad civil nos lleva -como lo muestra la gestión presidencial actual- a una dictadura.

La vida donde se ataca la libertad afectando la diversidad que permite la democracia, es no solamente insípida sino intolerable porque atrae pobreza y corrupción.

En cuanto a los que ahora ya se verán como futuros presidentes deberían pensar que es fácil imaginarlo pero muy difícil lograrlo.

Esperemos que la tolerancia sea la virtud que impere y que el conflicto político, que la muerte del ex presidente traerá aparejado, se resuelva en un ambiente de paz y tranquilidad.

Elena Valero Narvaez. Autora de "El Crepúsculo Argentino" - Lumiere - 2006.

EL CENSO Y YO !!!


No pensaba atender al censista. Pero..el duelo y por el duelo, lo atiendo en la puerta de casa. ( Mis perros olfatean y ladran mucho y quieren morder, mas aún si perciben olor al Indec.)
SE PRESENTA UN JOVEN , CON CARA DE YO NO FUÍ, CON PLANILLA Y CREDENCIAL (TODO PROLIJO Y EN ORDEN ) ZONA PALOMAR PARTIDO DE MORON A CUADRAS DEL TIRO AL SEGNO...
HOLA !!
LE RESPONDO HOLA !!
Cuantos viven aquí ???
somos xxxxx
SU NOMBRE Y APELLIDO ???
le digo......no te hace falta ..es anónimo. Está ligado a razones generales y no de identidad..
Me dice: Si pero necesito que me dé su nombre...
Bueno: ME LLAMO GUILLERMO MORENO ( una chicana mía)
Anota.
Sabes quien es ?? ... No me dice.
Le aclaro: El secretario de comercio y el que va a manejar los datos que recolectas.

NO NO !!! necesito su nombre real.
No pibe..... es anónimo.

Ahhhh voy a consultar por radio a mi jefe. ..Me parece bién andá!

en la cuadra me le acerco y le pregunto Y............?

ME INDICAN QUE NO LO CENSE.
Casi llamo a la policia...... No se veia patrullero en cuadras.
Y dije es al pedo...... van a publicar lo que quiereN.................
ESTO PUBLICÓ LA NACIÓN ON LINE
Aseguran que el censo poblacional no se suspende en homenaje al diputado
"La obligación de los ciudadanos es continuar con la institucionalidad, acompañando a la Presidenta", señaló la directora adjunta del Indec, Ana María Edwin; hoy se brindará un primer panorama del desarrollo del operativo

Aseguran que el censo poblacional no se suspende en homenaje al diputado


Ante la proliferación de dudas que surgieron tras la muerte del ex presidente Néstor Kirchner, la directora adjunta del Indec, Ana María Edwin, confirmó la continuidad del censo poblacional durante la jornada de hoy en homenaje al diputado.

"La obligación de todos los ciudadanos es continuar con la institucionalidad, acompañando a la Presidenta", destacó la funcionaria en declaraciones a Radio Mitre.

Unos 600.000 censistas recorren desde las 8 viviendas del país para relevar la cantidad de argentinos que residen en todas las provincias, así como aspectos relacionados con el empleo, la escolarización, la cobertura de salud, la situación conyugal, la discapacidad o la pertenencia a pueblos originarios de los encuestados. Por primera vez, el estudio poblacional permitirá contabilizar a las parejas homosexuales y a los afrodescendientes.

El director técnico del Indec, Norberto Itzcovich, informó que "el censo está marchando muy bien" y dijo que "en cada uno de los distritos" se está cumpliendo la encuesta nacional de población "con perfecta normalidad".

Itzcovich señaló que hoy mismo se brindará un primer panorama acerca del desarrollo del operativo.

Confiado, señaló a la prensa que son muy altas las expectativas que persiguen desde el organismo con este sondeo: "La cantidad de llamados nos muestra el inmenso interés de los argentinos en participar del censo, sumada a las inscripciones de miles de censistas en todas las jurisdicciones".

Además, adelantó que a mediados de diciembre se conocerán los resultados preliminares del cuestionario básico.

LA MUERTE DE KIRCHNER


Esta muerte, hará que la Presidente Cristina ( dada su falta de confianza en Cobos ), haciendo una comparativa Historica ( PERÓN - ISABELITA ) recurra a su mejor asesor y de mas confianza de la Pareja ( Salvando las distancias una especie de LOPEZ REGA ).
Ese hombre es CARLOS ZANNINNI. Su vida , obra, historia, trayectoria política se encuentra en cualquier buscador. ( le dicen el Ñoño y otros el rasputín de los Kirchner.)

MURIÓ KIRCHNER : EL CINISMO NOS INUNDARÁ


Era previsible por su enfermedad. LAMENTO QUE NO HAYA TENIDO UN PASTOR O UN CURA CERCA PARA DESCANSAR EN PAZ Y HABER SIDO PERDONADO POR TODOS SUS PECADOS Y AQUELLOS QUE AFECTARON AL PAÍS. NO OBSTANTE Q.E.P.D

Twitter fue otra vez el espacio para que se expresaran los políticos
Muerte de Néstor Kirchner

Los políticos de todos los signos políticos eligieron la red social Twitter para expresar sus condolencias tras la muerte del ex presidente Néstor Kirchner.

“Mis condolencias y respetos a la Presidenta de la Nación y toda la familia de Néstor Kirchner”, publicó el diputado de la Coalición Cívica , Adrián Pérez. A los pocos minutos se lo sumó el ex gobernador Felipe Solá. “Mis condolencias a la presidenta @CFKArgentina y a toda la familia Kirchner ”.

Laura Alonso, diputada del PRO, publicó un mensaje muy similar una vez que la noticia estaba confirmada por los medios. “Mis condolencias y mi mas sentido pésame para la Presidenta @CFKargentina, sus hijos y sus familiares. Una muy triste noticia”.

Del mismo espacio político se fueron sumando los diputados Christian Gribaudo y Federico Pinedo, que dijo: “Nuestra solidaridad personal y política más absoluta con la presidenta”. El secretario del Gobierno porteño, Marcos Peña, asiduo usuario de Twitter, también estuvo presente: “Tremenda noticia. Mis más profundas y sinceras condolencias para la Presidenta y su familia”.

Otros referentes del macrismo que se volcaron a Twitter fueron Jorge Macri, “Mas allá de las diferencias mis sinceras condolencias a la familia Kirchner y a sus afectos y amigos”, y el jefe de Gabinete Horacio Rodríguez Larreta: “Le mando mi solidaridad y apoyo a la Presidenta en este difícil momento”.

Más cercana al Gobierno, María José Lubertino, opinó: “No puedo explicar el profundo dolor e impacto q tendra esta ausencia. A @CFKArgentina todo mi afecto, a l@s chic@s y a tod@s l@s compañer@s”. La legisladora Gabriela Cerruti se sumó a las condolencias: “CFKArgentina abrazo desde el corazón en este momento sin consuelo”.

Por el radicalismo, una de las primeras voces en expresarse fue la diputada Silvana Giudici : “Mas allá de la política pienso en la Presidenta como en una mujer que pierde a su compañero de toda la vida. Mis sinceras condolencias a CFK”.

El senador Luis Juez pidió “respeto, reflexión y recogimiento”. Ricardo López Murphy fue otro de los que reaccionó rápido. “Desde nuestro espacio, le enviamos a la señora Presidente de la República @CFK nuestras condolencias y nuestro pésame”.

martes, 26 de octubre de 2010

TE ESCRIBEN TUERTO




GENIAL¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Néstor:
El otro día vi que al lado suyo, más precisamente a su derecha, estaba sentado Osvaldo Papaleo, el secretario de Prensa y Difusión del gobierno de Isabelita y uno de los alfiles de López Rega . En aquella época, desde ese cargo, se controlaban radios, canales, gráfica, cine y expresiones culturales en general.
No sabe la emoción que me dio verlo. Tantos recuerdos. Fue hace mucho, pero como yo era un adolescente, son recuerdos marcados a fuego. Literalmente a fuego.
En 1974, los amigos de Papaleo entraron a los canales y le explicaron a sus dueños que era mejor que se fueran a sus casas . Goar Mestre (canal 13), García (canal 11) y Romay (canal 9), entendieron inmediatamente la sugerencia, sobre todo porque les pusieron un revolver en la cabeza a cada uno.
Una vez que ocuparon los canales ¿a que no sabe a quién echaron primero? Exactamente: a mi viejo, Tato . Le prohibieron pisar un canal acusado de hacer “humor elitista”. Mi papá reclamó que al menos le pagaran su contrato.
La respuesta fue una ráfaga de ametralladora en el frente de casa . Nos vino muy bien, porque el hall del edificio ya estaba viejo y había que reciclarlo. Para que mi viejo no se sienta solo, empezaron a prohibir a muchos otros artistas, así le hacían compañía y no se aburría. A algunos más afortunados, los mandaron a pasear al exterior a través de una agencia de viajes que, creo que era de primera clase porque se llamaba Triple A. Entre mediados del 74 y fines del 75, hizo furor. Viajaban todos: Luis Brandoni; Héctor Alterio; Mercedes Sosa; Norman Brisky; Luis Politti; Tomás Eloy Martinez; David Stivel, y tantos más. Un éxito.
Los que no viajaban se quedaban paseando por Buenos Aires. No iban mucho al cine porque tampoco había demasiado para ver. En esa época existía el Ente de Calificación Cinematográfica, dirigido por Miguel Paulino Tato (imposible olvidar ese nombre), bajo la batuta de López Rega y Papaleo.

Prohibieron tantas películas que en todos los cines daban la misma: “Lo que el viento se llevó”, pero sin los besos de Clark Gable. Incluso prohibieron “La Patagonia rebelde”, donde dicen que usted hizo de extra. Sin saberlo, estos paladines de la libertad, frustraron su carrera artística.
La prohibición sobre mi viejo, dicho sea de paso, duró por el resto del gobierno de Isabel y la gestión de Papaleo, y siguió los primeros 3 años del Proceso. Ya que estaban … Con las radios tampoco había problemas. Salvo Continental, y un par más, las demás eran todas del Estado, pero hay que reconocer que se podía elogiar al Gobierno con absoluta libertad. La única radio donde el gobierno permitía que lo critiquen, era Radio Colonia.
Los medios gráficos también andaban fenómeno. Había tantos diarios y revistas que, para hacer un poco de lugar en los kioscos, decidieron prohibir algunos: entre muchos otros, prohibieron el diario Noticias con Bonasso y Verbitsky; el diario Crónica de García; la revista Satiricón con Blotta, Cascioli, Mactas, Dolina, Fontanarrosa, Osky, Guinzburg, Abrevaya, y tantos más.
¿A que no sabe qué diario clausuró Papaleo por 10 días, para coronar la faena? No me lo va a creer: La Opinión. El decreto de clausura preparado por la Secretaría de Prensa y Difusión, acusaba al diario de Jacobo Timerman de pertenecer “a la subversión antinacional y buscar, no sólo deteriorar la imagen del Gobierno, sino destruir sus instituciones, provocar la guerra entre hermanos y sumir la nación en el caos”. Lindo, no? Por eso, cuando el martes vi que nuestro canciller aplaudía y se abrazaba con este buen señor, me caían lágrimas de emoción . Sin duda, el paso de Héctor Timerman por la administración pública ya está en la historia, aunque no precisamente como un lord inglés. Bastante más cerca del peladito de “El Show de Benny Hill”, que de Winston Churchill.
Compañero Jefe, usted bien sabe que a la Compañera Jefa y a usted, yo los banco y los llevo en mi corazón, más allá de nuestros negocios bilaterales. Por eso, me permito sugerirle que cuando se alzan voces en nombre de la libertad de expresión, es bueno recordar lo que pasó en aquellos tiempos, que no fue otra cosa que el aperitivo de lo que vendría después, y que gracias a Dios, ha quedado definitivamente atrás. Esto vale para todos. También para usted.
Eso sí, la próxima vez, antes de abrir la boca, fíjese bien quién es el muñeco que le sentaron al lado suyo, por las dudas. Con todo respeto, por supuesto.
Alejandro Borensztein, Arquitecto y Productor de TV

lunes, 25 de octubre de 2010

NO SOMOS GILES


NO SOMOS GILES SRA. PRESIDENTE
Ese calificativo utilizó recientemente la presidente en una de sus recientes disertaciones.
Para no desentonar con el lenguaje vulgar y chabacano que la presidente utiliza cada vez más en sus inaguantables soliloquios mentirosos, inentendibles o vacios de contenido, debe quedar bien en claro que los argentinos no somos “giles”.
Los de su círculo íntimo desde ya que no son “giles”, muy por el contrario, son personas muy avispadas que encontraron la veta para mejorar su estándar de vida con mínimo esfuerzo, lucrando a costa del Estado. (Obviamente con fondos públicos producto de nuestros impuestos).
Los que la vivan y aplauden en sus diarias engañosas disertaciones, tampoco son “giles”. Son personas que se encuentran allí, muchas veces obligados, simplemente para recibir alguna dádiva de las numerosísimas que reparte o distribuye graciosamente este gobierno. (También con nuestros impuestos)
Otros muchos ciudadanos aún esperan esperanzados algo de lo tanto que este gobierno y el anterior han prometido. Tampoco ellos son “giles”. Son personas de buena fe, llenas de esperanzas en sus supuestos “lideres” y que aún en su ingenuidad, no se percataron del gigantesco fraude que son los Kirchner y su irracional política.
Dice el refranero popular que el último “gil” murió en el combate de Cancha Rayada. ¿Acaso no lo sabe Cristina?
Pero el objetivo de esta nota no es hablar de “giles”. Lo que se quiere destacar es el cada vez más bajo nivel de la cháchara presidencial.
Justamente la que tiene como primera obligación dar el ejemplo por su elevada investidura en sus dichos y actos, hace exactamente lo contrario.
Toda su gestión es un mal ejemplo para imitar: “haz lo que yo digo y no lo que yo hago”. Contradicciones flagrantes, evidentes y conducta de tremenda vulgaridad. Desde el varias veces anunciado “redistribución de la riqueza”, la exagerada ostentación de fortuna personal en sus costosísimos y variados atuendos de su exclusivo ajuar y alhajas, en un país empobrecido dentro de su enorme riqueza, su irracional política y la lamentable manipulación de los “Derechos Humanos”. (Actualmente hay cientos de presos políticos privados de los más elementales derechos, algunos detenidos durante más de doce años sin juicio ni condena).
Pero no solo es un mal ejemplo en lo material, sino también en lo que a urbanidad y educación se refiere.
Cristina deja muchísimo que desear. Con su lenguaje buscando hacerse la simpática lo único que logra es dar un lastimoso y lamentable ejemplo.
Pareciera que busca nivelar para abajo. No debiera sorprendernos, es precisamente lo que hace el socialismo que este matrimonio practica.
La frase que pronunció con absoluta hipocresía la presidente es la siguiente “Argentinos, no seamos más giles, no dejemos que nos mientan y nos envenenen".
¡Que ironía! Escuchar esa frase justamente de la boca de Cristina. Es una nueva cruel burla a los argentinos.
Pero probablemente en el fondo la presidente tenga razón: Los argentinos somos realmente “giles” por soportar tanta desconsideración, falsedad y mediocridad en la persona que debería conducirnos hacia el destino que nos merecemos.

23-Oct-10 Dr. ALFREDO RAÚL WEINSTABL
alfredo@weinstabl.com.ar

TERRORISMO


¿UN NUEVO TERRORISMO DE ESTADO?

DE LA NO CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA AL CRIMEN PARA TERMINAR CON LA PROTESTA

Por el Dr. Carlos Tórtora

La derrota electoral del 28-j certificó el proceso, iniciado un año antes, del divorcio entre el kirchnerismo y la sociedad. Es probable que la dificultad cada vez mayor para generar consenso haya llevado a Néstor Kirchner a la convicción de que, para retener el poder en el 2011, debía cambiar de estrategia. Por ejemplo, demostrando que un triunfo de la oposición -y sobre todo de la UCR- llevaría al país a la ingobernabilidad. Esto atemorizaría al electorado, obligándolo a elegir entre Kirchner y el caos. El instrumento elegido para este plan fue Hugo Moyano, encumbrado como el hombre fuerte del régimen a los pocos meses del 28-j, justamente cuando el kirchnerismo empezaba a perder el control del Congreso y la justicia daba fuertes señales de independencia. Los discursos amenazantes del camionero, los bloqueos a empresas, el avance sobre otros gremios y sobre los municipios bonaerenses crearon un clima intimidatorio. La nueva estrategia de Kirchner coincide bastante con la definición de terrorismo de Estado. O sea, “la utilización, por parte de un Gobierno, de métodos ilegítimos orientados a inducir el miedo dentro de una población civil determinada para alcanzar sus objetivos sociales, políticos o militares, o fomentar comportamientos que no se producirían”. La amenaza de “sacar los pibes a la calle” en el caso de que Julio Cobos sea electo presidente es un verdadero acto de terrorismo de Estado, porque si bien Moyano no es un funcionario, es el jefe de la institución paraestatal más poderosa, la CGT, aparte de presidente del PJ bonaerense y vicepresidente segundo del PJ nacional. Sus palabras dicen, elípticamente, que se prepara para voltear a la oposición si ésta gana las elecciones.

El acto masivo en River el 15 de este mes redondeaba la imagen que Kirchner quería transmitir a la sociedad: el peronismo estaba en manos del aparato sindical y éste se disponía a defender la continuidad del gobierno con todos los medios a su disposición. De paso, este plan venía como anillo al dedo para presionar a los grupos empresarios que se habían rebelado negándose a participar de la circense denuncia contra Papel Prensa que CFK ensayó en la Casa Rosada el 24 de agosto pasado.

¿Lesa humanidad?

En líneas generales se puede decir que este plan funcionaba bastante bien hasta el asesinato de Mariano Ferreyra. Este crimen descoloca al gobierno tal vez como ningún otro hecho desde el 2003, porque lo ubica en el rol de victimario, del cual le será muy difícil salir. Desde que asumió Kirchner la presidencia, el gobierno instauró el desorden público, dejando que los piqueteros y los sindicalistas cortaran a su antojo las calles y las rutas, con la consigna de que no se debía criminalizar la protesta social. O sea, que cualquier cosa era preferible antes que reprimir o aplicar la ley. La muerte de Ferreyra invirtió los términos, pasándose de la no criminalización de la protesta al crimen para reprimir la protesta.

Todo indica que el militante del PO fue asesinado por un grupo paraestatal que gozaba de protección del gobierno y tal vez de una zona liberada. José Pedraza se encuentra estrechamente ligado al gobierno, con el cual comparte, entre otras cosas, la explotación del Belgrano Cargas, en un consorcio donde figuran Hugo Moyano, Julio De Vido y Franco Macri. Las características especiales de este asesinato nos permiten preguntarnos si no nos aproximamos a un delito de lesa humanidad. En su dictamen en el caso de Bruno Alves, el Procurador General de la Nación, Esteban Righi, sostuvo dos requisitos para que exista un delito de lesa humanidad: que se haya realizado de conformidad con una política de Estado o por una organización que ejerza sobre un determinado territorio un poder similar al del Estado y que sea parte de un ataque generalizado o sistemático. La primera parte parece cumplirse, porque las patotas sindicales, en su territorio, ejercen un poder similar al del Estado. En cuanto al ataque generalizado y sistemático, habría que ver otros antecedentes de ataques a grupos que no responden a las conducciones sindicales. Sin duda alguna que agresiones como la que terminó con la vida de Ferreyra no son cosa de todos los días, al menos por ahora. De lo que no hay duda es de que este homicidio está bastante lejos de ser un crimen común.

¿Y ahora qué?

El plan de Kirchner de aterrorizar a la población para ganar las elecciones empieza ahora a correr serios riesgos. Cada uno a su estilo, Julio Cobos y Mauricio Macri advirtieron que la cruzada contra Moyano puede ser una excelente bandera electoral, cuando la opinión pública está empezando a demonizarlo. Si esta tendencia se profundiza, el camionero puede llegar a ser, en poco tiempo más, un lastre que hunda a los Kirchner en las encuestas. De ser así, es probable que en Olivos haya que barajar y dar de nuevo.

ERRORES DEL SISTEMA




En 1912, durante la presidencia de Roque Sáenz Peña, se sancionó la ley que lleva su nombre y que consagraba el voto secreto y obligatorio. A pesar del tiempo transcurrido –casi un siglo- y de los cambios políticos en el país y el mundo, la obligatoriedad del voto sigue vigente, desvirtuando así su sentido primigenio (eliminar el fraude), porque el voto no es un deber sino un derecho de la ciudadanía, que debe ser ejercido con conciencia y en libertad, exento de la presión pueril de la sanción.

El sistema republicano en el que vivimos adolece también de algunos defectos que deben ser corregidos en el breve plazo. Tal vez uno de los más graves es la persistente violación a las leyes por parte de quienes deberían dar el ejemplo: funcionarios, legisladores y jueces, debido a que el propio sistema no solamente facilita la impunidad de los infractores, sino que además la fomenta.

Es así que desde 1853 y durante gobiernos de distinto signo, las Cámaras del Congreso nacional han conferido poderes extraordinarios al primer magistrado de la Nación, aun cuando el artículo 29 de la Constitución lo prohíbe expresamente, estableciendo que “actos de esta naturaleza llevan consigo una nulidad insanable, y sujetarán a los que los formulen, consientan o firmen, a la responsabilidad y pena de los infames traidores a la Patria”.

Por otra parte, el fuerte sistema presidencialista que hemos estructurado confiere al primer mandatario la posibilidad de “gambetear” las leyes emanadas del Congreso y, a pesar de que la Carta Magna le impide “emitir disposiciones de carácter legislativo”, los presidentes argentinos, especialmente en los últimos años, han gobernado a través de un sinnúmero de “decretos de necesidad y urgencia” y, al mismo tiempo, vetando indefinidamente las leyes sancionadas por las cámaras que no han resultado de su agrado.

El sistema electoral argentino, que presenta serias fallas, ha llevado varias veces a la presidencia a candidatos que no contaban ni siquiera con el 50 por ciento de los votos válidos. El ejemplo más reciente es el de Néstor Carlos Kirchner, que se volvió presidente de los argentinos por un hecho fortuito, habiendo obtenido solamente un 22% de los votos, es decir con la aprobación de apenas una quinta parte del electorado. Y debemos acotar que por lo menos la mitad de esos votos fueron "prestados" por Eduardo Duhalde, hoy su enemigo político.

Urge también modificar el sistema electoral, a fin de eliminar las listas sábanas, mediante las cuales perfectos desconocidos, muchas veces incapaces o no suficientemente calificados, cuando no delincuentes procesados, acceden a un cargo público o a una banca en el Congreso.

También es imperativo que la designación de los jueces no pueda ser ejercida por el poder ejecutivo, sino que la ciudadanía pueda tener un conocimiento y un control más efectivos sobre aquellos individuos de cuyo criterio depende la libertad, la honra y el patrimonio de los argentinos.

Sumando estas asignaturas pendientes a los problemas reales y urgentes del pueblo argentino,
nuestros dirigentes del oficialismo y la oposición tienen tanto trabajo por hacer, que es difícil pensar que tengan tiempo para distraerse en las trivialidades en las que los vemos enredados cotidianamente.

Raquel E. Consigli
Horacio Martínez Paz

LA VERDAD DE LA MILANESA


Las malas compañías del matrimonio K y un crimen que "incomoda" al gobierno

Pablo Stefanoni - El libertario

"La verdad de la milanesa"

Las alianzas en política tienen siempre sus consecuencias, y por estos días los Kirchner viven esta “ley de hierro” en carne propia: quienes la semana que pasó asesinaron a un militante de izquierda en una marcha de apoyo a los trabajadores ferroviarios tercerizados son parte de un sindicalismo mafioso y enriquecido aliado del gobierno. Por eso es que en la Casa Rosada hay “ansiedad y tensión” y sus asesores y publicistas ya buscan traducir la sensación de repudio ante el crimen que recorrió a gran parte de la sociedad argentina en aritmética electoral.

Es obvio que el gobierno no tiene nada que ver con el crimen. El escenario de la muerte de Mariano Ferreyra fue un acto en el que trabajadores precarios del ferrocarril –que trabajan en empresas subcontratadas- pedían ser incorporados como personal de planta al ferrocarril. La rancia burocracia sindical primero colgó carteles en los trenes rechazando el corte de vías de los trabajadores –afiliados de prepo al sindicato de la construcción y no al ferroviario para pagarles menos-. Y el “no vamos a permitir…” los piquetes se traducirá luego en una emboscada donde barrabravas de clubes de fútbol contratados por las empresas y la burocracia sindical atacaron a tiros a los manifestantes. Resultado: un muerto y una herida al borde de la muerte. Ambos militantes del Partido Obrero. Además, se sospecha que la policía, en lugar de impedir el crimen “liberó a la zona”.

Pero la historia no acaba ahí: al menos una de las empresas que se benefician de las subcontrataciones y de tercerización pertenece al capo mafia, atornillado al sindicato ferroviario, José Pedraza, un dirigente que cuenta su fortuna en millones: tiene decenas de negocios y propiedades. “Apoyé a Menem como lo hizo todo el peronismo, del mismo modo que ahora apoyo a Kirchner”, dijo alguna vez por si alguien dudara de su pragmatismo. En febrero de 2009, se hizo célebre por unas onerosas vacaciones tomadas en Brasil, en el Sheraton Río Hotel, uno de los más caros del elegante barrio carioca de Leblón, a un costo de 400 dólares diarios.

El "Gordo" Pedraza –como llaman en Argentina a los “pesados” caciques sindicales, muchos de ellos anti K- adhirió hace pocos días al acto de River, en el que el no menos pesado líder de la CGT Hugo Moyano, llenó el estadio para apoyar y mostrar fuerza propia frente a la Presidenta, que fue la oradora estrella. Moyano es también “empresario” y no menos audaz a la hora de defender su poder con métodos no precisamente republicanos. El monopolio sindical lo ayuda: hace años que la CTA pide ser reconocida como central sindical en el marco de un nuevo pluralismo sindical, pero la CGT lo ha bloqueado con apoyo del gobierno.

De todos modos, en el oficialismo buscan ligar a Pedraza con el ex presidente y peronista antikirchnerista Eduardo Duhalde. Incluso mostraron la foto de una entrevista entre ambos hace un año como si fuera reciente. En el espacio de Factbook de la Lista Verde de Pedraza pueden encontrarse mensajes contra los "comunistas de mierda", y un fotógrafo de Clarín escuchó decir a los patoteros que mataron al joven Ferreyra (23 años) “un zurdito menos”.

La presidenta Cristina aseguró por Twiter, su nueva arma comunicacional, que “habrá justicia” y que se acabó el país de la impunidad. Pero la pregunta, que no es nueva aunque sí más acuciante, resuena en medio de quienes quieren presentar las disputas políticas argentinas como un simple clivaje progresismo vs. derecha: ¿es posible hacer progresismo de la mano de todo tipo de mafias, sin renovar mínimanente la forma de hacer política? La líder de las Madres de Plaza de Mayo y otros “setentistas” entusiastas creen que sí. Por eso ocupan las primeras filas de los actos oficiales cada vez que la presidenta anuncia alguna nueva batalla con un cuadro del Che atrás. La realidad dice que las cosas son algo más complicadas: que los K no son el pueblo ni todos los que los critican son representantes de la oligarquía.

domingo, 24 de octubre de 2010

APRENDIZ DE BRUJO

pedras



“Aprendiz de brujo” se usa para denominar a alguien que comienza a trabajar en un taller, almacén o tienda y no reúne la experiencia requerida para el trabajo a desempeñar.





Una muerte previsible



Dijo la presidenta Cristina Kirchner que "hay algunos que hace mucho tiempo buscan un muerto en la Argentina ".



Fue su forma de acusar al Partido Obrero trotskista de su responsabilidad por la muerte de uno de sus militantes, Mariano Ferreyra, en un enfrentamiento con sindicalistas ferroviarios en Barracas.



Otros voceros oficialistas llegaron al extremo de insinuar que el "autor intelectual" del asesinato habría sido el ex presidente interino Eduardo Duhalde porque hacía más de un año había celebrado una reunión con el dirigente ferroviario José Pedraza: según la agencia de noticias gubernamental Telam, legisladores porteños afirmaban: "No sorprende que se pudra la vida donde Duhalde merodea".



El nerviosismo que se apoderó de los kirchneristas cuando se enteraron del asesinato puede entenderse.



Es tradicional que las llamadas "organizaciones sociales", en esta oportunidad el Partido Obrero, culpen al gobierno si muere un militante durante una manifestación violenta.



Los Kirchner, aleccionados por lo que les sucedió a Fernando de la Rúa y Duhalde, esperaban ahorrarse el mismo destino negándose a permitir que las fuerzas de seguridad reprimieran a las bandas de piqueteros, ultraizquierdistas y, en Gualeguaychú, ecologistas que desde hace años se están disputando el control de la calle.



Puesto que al mismo tiempo el matrimonio presidencial, con la ayuda de personajes tan agresivos como Hebe de Bonafini, Luis D'Elía y Hugo Moyano, se esforzaba por calentar los ánimos con el propósito evidente de provocar conflictos sociales por suponer que les resultarían políticamente provechosos, lo sorprendente no es que ya haya encontrado un muerto sino que su estrategia de hacer del país entero una inmensa zona liberada no haya producido muchos más.



Alarmados por las consecuencias que podría tener un crimen que ya ha servido de pretexto para docenas de marchas de repudio, algunas multitudinarias, los Kirchner están procurando hacer pensar que son víctimas de una conspiración urdida por sus enemigos, pero debido a sus propios vínculos con sectores sindicales notorios por su proclividad a resolver sus disputas con métodos gansteriles, están perdiendo la batalla por "el relato".



La decisión de rodearse de individuos que, cada uno a su modo, representan lo peor del pasado privó a los Kirchner de la autoridad moral que necesitarían para poder asumir la postura de defensores de la paz social y condenar lo que ocurrió en Barracas imputándolo a sus adversarios.



Al optar por hacer de la calle un teatro de operaciones político, aliándose con agrupaciones de piqueteros y sindicalistas que usarían para presionar a empresarios que se resistían a sumarse a su "proyecto" e intimidar a la clase media urbana con la esperanza de convencerla de que le convendría contar con la protección de un gobierno "fuerte", los Kirchner se las arreglaron para difundir la sensación de que en cualquier momento podrían producirse estallidos de ira popular.



Algunos propagandistas del trotskismo aparte, nadie realmente cree que miembros del gobierno hayan estado detrás del asesinato de Ferreyra.



Tampoco hay motivos para suponer que el "autor intelectual" del crimen fuera un político opositor, como quisieran hacer pensar integrantes del entorno de los Kirchner.



Lo más probable es que haya sido cuestión de una típica refriega gremial con la participación de militantes de la izquierda extrema como tantas otras que han culminado con la muerte de uno o más de los involucrados.



Ahora le corresponde a la Justicia investigar el asunto, sin politizarlo inútilmente y sin tolerar la intervención de los interesados en aprovecharlo, para que el asesino sea identificado, juzgado y sentenciado.



El que tantos no confíen en la voluntad del gobierno nacional de permitir que se emprenda una investigación vigorosa e imparcial a menos que pueda servirles para embestir contra sectores de la oposición, en especial los cercanos a Duhalde, nos dice mucho sobre el clima de crispación que los Kirchner se han encargado de estimular y que, tal y como están las cosas, hace temer que en los meses próximos sucedan más episodios como éste en el que encontró la muerte un militante izquierdista de apenas 23 años.

PESKADO PODRIDO


Estrategia K para no pagar el costo político por la

muerte de Ferreyra


Por Enrique Piragini


Presidente de A.R.I.E.L. ong









PESKADO PODRIDO:


Por qué el co-presidente Néstor Kirchner anticipó que habría importantes avances en la investigación que asumiera como propia en el marco del asesinato del joven Mariano Ferreyra?
¿Por qué viajó -junto con todo su equipo- a El Kalafate (para Cristina Kirchner “su lugar en el mundo”) en vez de poner en conocimiento inmediato de la Justicia la información con que dice contar?
Esto mismo se preguntaban sus allegados, pero Néstor sostuvo -ágil de cintura- que había que salir del atolladero y lo primero que se le ocurrió fue decir que tenía resuelto el tema, aunque después buscara a quién echarle el fardo.
Fracasado el intento de desviar la autoría intelectual, con la burda maniobra del asalariado periodista Dante López Foresi (que trasladara a la actualidad una reunión de un año atrás del ex presidente Eduardo Duhalde con líderes sindicales) Néstor entendió que lo único que hace falta es entregar a los autores materiales del homicidio.
Se pensó en acusar a algún enemigo u opositor político, pero el riesgo consiste en que podrían destaparse otras cositas, así que triunfó la postura de consensuar con quien eventualmente se haga cargo de la causa.
Material humano hay de sobra entre los barrabravas, ya sea de Racing, el club de los amores del Secretario de UNASUR y Diputado Nacional, o de Quilmes, del cual es Vicepresidente el inefable Jefe de Gabinete de Ministros Aníbal Fernández, u otros clubes, además de la fuente inagotable de lúmpenes de las Hinchadas Unidas Argentinas, del dirigente kirchnerista Marcelo Mallo, financiadas por el gobierno y de triste paso por Sudáfrica.
Así fue como a la picardía del dúo dinámico se le sumó el cacumen de sus avezados colaboradores, la gran mayoría de ellos Abogados, y así fue como al grito de EUREKA! apareció la mágica solución: se aportarían culpables, nadie iría preso y se satisfaría el ideal de Justicia, relativa, de la mente KK.
En efecto, los leguleyos, con el insustituible aporte de quienes se desempeñan en el ámbito de la Magistratura fiscal y judicial (subrepticiamente consultados), evocaron lo dispuesto en el art. 95 del Código Penal que dice:
Art. 95.- Cuando en riña o agresión en que tomaren parte más de dos personas, resultare muerte o lesiones de las determinadas en los artículos 90 y 91, sin que constare quienes las causaron, se tendrá por autores a todos los que ejercieron violencia sobre la persona del ofendido y se aplicará reclusión o prisión de dos a seis años en caso de muerte, y de uno a cuatro en caso de lesión.
Las lesiones previstas en los arts. 90 y 91 son graves y gravísimas, por lo que en un combo legal de un homicidio y dos lesiones, lo máximo que puede caberle al o los responsables nunca superaría los seis años de prisión, obviamente en el hipotético caso que se llegare a un veredicto condenatorio, pero en un comienzo se trata de un delito “excarcelable” por lo cual todo aquel que aparezca como imputado sería beneficiario de la libertad ambulatoria durante el proceso, esto es, se le concedería la excarcelación y no tendría que alojarse en las mazmorras destinadas a presos comunes o perseguidos políticos.
La maniobra consiste entonces en contratar uno, dos o tres personas que –a cambio de algunos dinerillos- contando con la asistencia técnica de abogados defensores acompañados de las gestiones de los operadores políticos en la justicia, garanticen su libertad y un buen pasar económico, a cambio de mostrarse como responsables del “involuntario” crimen cometido.
Con esto el equipo K considera que dejará contentos a todos los sectores, políticos y sindicales, a los reclamantes que serán recompuestos laboralmente, y al resto de la sociedad que verá impávida, una vez más, cómo se la engaña. Cómplice necesaria sería la Fiscal Cristina Caamaño Iglesias Paiz -docente en la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo- y la engañada será la juez de instrucción Wilma S. López que frente a la incuria de la fiscal no podría avanzar en una investigación amañada.
En cuanto a los eventuales reclamos de familiares del joven Ferreyra se les mostrará una supuesta voluntad política por el esclarecimiento del hecho más una muy generosa compensación económica. Más difícil será negociar con los referentes del Partido Obrero y las demás fuerzas políticas de izquierda que pretenden utilizar el desgraciado suceso. Pero como la banda K detenta muchísimos recursos, materiales y funcionales, no les resultará demasiado complicado llegar a un avenimiento.
Aunque esto se llame estafa procesal, se envalentonan por haber resultado satisfactoria la maniobra que llevó al sobreseimiento en la causa judicial por el enriquecimiento ilícito de la pareja presidencial, jactándose de ello y burlándose de todos.
Hoy se determinó que Cristian Favale, integrante de la barra brava de Defensa y Justicia estaría vinculado con el oficialismo de la Unión Ferroviaria y habría sido enviado por el gremio, junto a otros 10 barrabravas de Lanús y Banfield, a “romper” el corte de vías que los trabajadores tercerizados querían hacer en Avellaneda. De ese grupo, habría otros dos integrantes también con pedido de captura. Favale tiene fluidos contactos con el Ministro de Economía Amado Boudou, con su par de Educación Alfredo Sileoni y con la biógrafa de la Presidente y panelista de 6,7,8; Sandra Russo.
Favale no aparece. ¿Estará negociando su situación?
En manipular y distorsionar, ¡los K son Grandes Maestros del Ingenio!

sábado, 23 de octubre de 2010

DONDE ESTÁ LA NENA ??


¿Dónde está Florencia K?

"HAZ LO QUE YO DIGO,
MÁS NO LO QUE YO HAGO"




Aunque Ud. no lo crea, la hija de Néstor y Cristina Kirchner se radicó en la ciudad del liberalismo, y el capitalismo feroz. Nueva York es el nuevo domicilio de la hermana del gestor y militante de “La Cámpora”. Máximo Kirchner probablemente siga manifestando en contra de los referentes de la burguesía.

Muy probablemente resida en un departamento de lujo que no influirá en la economía argentina. La misma que hoy se encuentra en peligro si le otorgara el 82% a la clase pasiva.

El matrimonio no concurrió a una cena organizada por los organizadores de la Cumbre, por dedicarse a visitar la hija. ¿Por qué será que; no se escucha algún comentario de Estela de Carlotto, ni Hebe de Bonafini?

¿Página 12? Un silencio muy particular. ¿Tiempo Argentino? ¡De esto no se habla! Víctor Hugo Morales se enclaustra en el suntuoso piso de Puerto Madero y “no responde”. Verbistky pide instrucciones a la Fundacion Ford y la Corte “escucha” atentamente a la embajadora Vilma de EEUU.

Llama mucho la atención...que mamá K y papá K hayan optado por EEUU para enviar a la "niña K" a estudiar y no la hayan enviado a la Cuba "revolucionaria" o a la Venezuela del parlachín de Chavez, que tanta admiración les causa como modelos de futuro para todos nosotros. (¡Dios nos libre!)-

Pero se ve que cuando se trata de alguien muy cercano, dejan la ideología de lado, prevaleciendo entonces el lógico y conservador instinto de conservación por un hijo, en este caso Florencia Kirchner, que se encuentra sin duda disfrutando de los beneficios del "Imperio"...y los felicito, después de todo, somos muchos los padres y abuelos que nos gustaría poder enviar a especializar a un hijo nuestro a un país desarrollado, en este caso sin duda al matrimonio Kirchner, no le faltan ni los medios ni las influencias para lograrlo, haciendo uso eso sí de una LIBERTAD y MEDIOS ECONÓMICOS que muchos ciudadanos no gozan en los dos países mencionados, paraísos tan caros al imaginario del kirchnerismo...

Conclusión: Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago

Chiste de la semana

Chiste de la semana