La gente INTELIGENTE habla de IDEAS, La gente MEDIOCRE habla de COSAS, La gente IGNORANTE habla de la GENTE

adsense

sábado, 22 de julio de 2017

EL ATRILERO: LAS DOS CARAS......

EL ATRILERO: LAS DOS CARAS......: LAS DOS CARAS DE LOS CRÍMENES DE “LESA” Calendar julio 22, 2017 | Posted by Malú Kikuchi Malú Kikuchi (22/7/2017) De acuerdo al “Estatuto...

viernes, 21 de julio de 2017

EL ATRILERO: EL INCENDIO Y LAS VÍSPERAS

EL ATRILERO: EL INCENDIO Y LAS VÍSPERAS: EL INCENDIO Y LAS VÍSPERAS. “Los pueblos a quienes no se hace justicia, se la toman por sí mismos más tarde o más pronto”. Voltaire Más al...

miércoles, 19 de julio de 2017

CAPITAL DEL DELITO

CAPITAL BONAERENSE DEL DELITO LO VENGO COMENTANDO DESDE HACE TIEMPO. TRES DE FEBRERO MI DISTRITO, AL QUE LLAMO VILLA VALENZUELA ( por el paracidista Intendente, que no era vecino nuestro) ES LA CAPITAL BONAERENSE DEL DELITO. SOCIEDAD Tres de Febrero primero en el ranking de delitos Martes, 18 Julio 2017 15:54 Nuestro distrito encabeza la lista de municipios con más denuncias de robos en el 2016. Tres de Febrero primero en el ranking de delitos El pensamiento tranquilizador sobre la posibilidad de una vida más apacible en el interior del país quedó destrozado por la estadística. Fuera del Gran Buenos Aires se encuentran las tasas de robo más altas de la Argentina. Es una certeza instalada durante años que el conurbano es el centro más extentido de la violencia urbana. Asaltos en colectivos, acciones de motochorros, hurtos de celulares, secuestros y homicidios apuntalan la percepción social sobre el potencial riesgo que puede irrumpir a la vuelta de cada esquina en el primer cordón bonaerense. Pero el desafío del delito expande sus límites. La información del Ministerio de Seguridad de la Nación referida a robos denunciados en 2016 permite establecer que las tasas de los municipios del conurbano quedan lejos de las consignadas por ciudades y distritos provinciales. Una comparación de esas características señala que en la ciudad de Mendoza se notificaron 4723,9 robos cada cien mil habitantes, mientras que en Tres de Febrero, el partido bonaerense con más peligrosidad en ese rubro, registró una tasa de 1236,2. HOY EN A 24 EN EL PROGRAMA DE ROLANDO GRAÑA CONFIRMARON EL RECORD LIC. FRANCISCO SCOLARO

lunes, 17 de julio de 2017

EL ATRILERO: MALVINAS : PODER Y PETROLEO

EL ATRILERO: MALVINAS : PODER Y PETROLEO: MALVINAS: PODER Y PETROLEO “! Ojo al Cristo que es de Plata !” Por Sergio Cerón - Octubre de 2004 “!Ojo al Cristo que es de Plata!” Georg...

sábado, 15 de julio de 2017

EL ATRILERO: VIRAJES

EL ATRILERO: VIRAJES: Panorama político nacional de los últimos siete días Virajes tácticos y errores no forzados Faltan menos de 30 días para que las primari...

PROCESAR

PROCESAR: EL VERBO DE MODA Calendar julio 15, 2017 | Posted by Malú Kikuchi Malú Kikuchi (15/7/2017) Procesar: decisión preliminar de Derecho Procesal Penal, por la que un juez de investigación considere que existen serias sospechas acreditadas por semiplena prueba, para iniciar un juicio contra una persona imputada de uno o más delitos. Si el procesamiento queda firme, se pasa a juicio. Al parecer la definición es clara y fácil de comprender. Lo que no queda claro ni es fácil de comprender, es el por qué una vez procesada una persona, en este caso personajes políticos importantes, nunca llegan a juicio. Es raro. Daría la sensación que los jueces esperan el resultado de las elecciones. Con el resultado de las elecciones a la vista, pareciera que les sería más fácil llevar a juicio a los múltiples procesados del gobierno anterior. Porque además de conocer la situación política del país, siempre, como en los tiempos de la colonia, acá, a los políticos se les aplica un juicio de residencia. A los jueces les resulta más cómodo juzgar a los funcionarios que ya no están en el poder. En España, durante la colonia, se juzgaba al virrey cuando volvía a la madre patria, mediante cartas y testigos y muchos virreyes fueron presos. Las comunicaciones eran lentas y tardaban meses. Hoy existen las computadoras, que por más que se borre lo escrito, siempre se lo puede recuperar de alguna nube. Se puede averiguar quién, cuándo y desde donde se habló con alguien. Se comprueban las mentirosas declaraciones juradas, los domicilios falsos, la impudicia en el lavado. Impudicia debida a la impunidad que creían comprada a fuerza de “carpetazos”, presiones y amenazas. Contaban con Gils Carbó a cargo del ministerio público, manejando a los fiscales (no a todos) para que no investigaran, para que archivaran las denuncias y olvidaran las pruebas. Pero los K se fueron y asumió el gobierno de Cambiemos. Los fiscales desempolvaron denuncias y algunos jueces procesaron. Hasta ahí llegó el poder judicial. Lamentablemente, sería impropio hablar de Justicia. Y las tapas de los diarios se llenan de títulos que cuentan que “se procesó a…” El gabinete de Cris y ella, acumulan hasta hoy, 745 denuncias. CFK, 3 procesamientos, otros en camino y 298 denuncias. Julio De Vido, 3 procesamientos, 2 en camino, 92 denuncias. El juez Rodriguez no pide que le saquen los fueros. El congreso parece ser el aguantadero de los K. Procesados: Jorge Capitanich, ex jefe de gabinete; Juan Manuel Abal Medina, ex jefe de gabinete; Aníbal Fernández, ex jefe de gabinete y ex todo; Gabriel Maritto, ex vice gobernador de la Provincia de Buenos Aires; Ricardo Jaime, ex secretario de transporte; Pablo Paladini, ex FPT. Siguen los nombres. Procesados: Felisa Micel, ex minstra de economía; José Granero, ex SEDRONAR; Romina Picolotti, ex secretaria de ambiente; Guillermo Moreno, ex secretario de comercio interior; José F. López, ex secretario de obras públicas, hoy en la cárcel sin juicio. Amado Boudou, ex vicepresidente de la nación (fue juzgado por el auto con papeles truchos). Tiene 2 procesos más, y en cuanto al auto, fue juzgado en lo civil, ahora pasará al fuero penal. Hay más procesados, paso posterior a “imputados” y previo a “juzgados”. Lo que no llega nunca es el juico. Y sin juicio oral y público, para que sea transparente y la gente se entere, el hecho de procesar a los acusados es simplemente un trámite para que los ciudadanos sientan que el poder judicial despertó de su larga siesta kirchnerista y está haciendo algo para justificar sus generosos salarios. Pero sin juicio, todo el proceso es injusto. Si los procesados son inocentes (difícil, aunque el comentario es prejuicioso), es terrible que no sean rápidamente absueltos, y si son culpables es una aberración judicial que no sean condenados y estén donde deben estar: en la cárcel. Se sabe que las narices mejor pagadas del mundo son las de los perfumistas. Parece que le siguen las del poder judicial, por lo menos en Argentina. Para obtener Justicia, habrá que esperar el resultado de las elecciones de octubre. ¡Qué triste!

EL ATRILERO: CASTRADOS Y AVERGONZADOS

EL ATRILERO: CASTRADOS Y AVERGONZADOS: Castrados y Avergonzados "Desgraciada la generación cuyos jueces merecen ser juzgados". Talmud A priori, le ruego siga difundiend...

martes, 11 de julio de 2017

Pacificación Nacional Definitiva: SIN ESPERANZAS

Pacificación Nacional Definitiva: SIN ESPERANZAS: Editorial Lunes, 10 De Julio Del 2017    | 04:00Hs   Algunos de nuestros lectores suelen decirnos que tenemos una visión demasiad...

lunes, 10 de julio de 2017

EL ATRILERO: REVOLUCIONARIOS DE CARTÓN

EL ATRILERO: REVOLUCIONARIOS DE CARTÓN: Los revolucionarios de cartón. Ya son parte habitual del paisaje en casi todas las latitudes. Se podría describirlos como personajes p...

sábado, 8 de julio de 2017

EL ATRILERO: QUIEREN PERDER ??

EL ATRILERO: QUIEREN PERDER ??: ¿QUIEREN PERDER? Calendar julio 8, 2017 | Posted by Malú Kikuchi Malú Kikuchi Las PASO se realizarán el 13/8 y las legislativas generales...

A LA CALLE !!!!!

¡A la calle, que ya es hora! “Si quieres paz, lucha por la Justicia”. Pablo VI Tenemos la obligación, frente a nosotros mismos y a nuestra posteridad, de tomar conciencia del crucial momento que nos toca vivir; de nuestra actitud y, sobre todo, de nuestra acción personal, depende el futuro, tanto de corto cuanto de largo plazo. La viabilidad de nuestro país sólo será posible si conseguimos recuperar la Justicia, volviendo a poner la venda en su lugar y equilibrando su balanza. Ha llegado la hora, conciudadanos, de echarnos a la calle y gritar ¡BASTA! Para explicarles, a todos y cada uno de estos nefastos personajes encargados de imponer la ley y que tanto han desvirtuado ese rol y, sobre todo, la tan honrosa magistratura con que la sociedad los ha distinguido, que nuestra paciencia ha llegado al límite. La Argentina ha asistido, por décadas, a la inmunda prostitución de los magistrados que, de acuerdo al rol que la Constitución les asigna, debieran actuar como límites frente a los excesos del Estado ante los particulares, como custodios de su correcta aplicación y, en especial, en la persecución de la corrupción. Hoy, debido a la irrupción de la política más bastarda en el proceso de designación de los jueces, estamos sometidos todos a la voluntad de personajes inescrupulosos, impunemente enriquecidos por los favores prestados al poder de turno. ¿Cómo vamos a aceptar ser juzgados por personas tan corruptas como Freiler, Rafecas, Canicoba Corral, Casanello y tantos otros? ¿Cómo vamos a permitir que estos tránsfugas decidan sobre nuestra honra, nuestra libertad y nuestro patrimonio? ¿Tan bajo hemos caído como ciudadanos libres y soberanos que somos incapaces de resistir la degradación moral que impregna nuestra sociedad? ¿De qué estamos hechos? ¿Cómo podemos observar, sin reventar de indignación, el infame y libre pavoneo de tantos ex funcionarios, parientes, testaferros y nuevos “capitanes de empresa” enriquecidos sin explicación alguna? Las inmensas fortunas que exhiben y gastan con impudicia están construidas con dineros que nos fueron exprimidos con impuestos confiscatorios y faltan en alimentos, hospitales, escuelas, viviendas, saneamiento, caminos, rutas, vías férreas, gas y electricidad, comunicaciones y hasta defensa nacional. ¿Cómo educamos a nuestros hijos y vamos a trabajar, día tras día, si todos esos delincuentes continúan refregándonos en la cara su libertad después de haber cometidos tantos y tan graves delitos? Son los responsables directos de la enorme mortalidad infantil en el norte y, también, de la monstruosa expansión del narcotráfico; ¿seguiremos mirando hacia otro lado cuando las luchas entre las bandas, todas socias del kirchnerismo y de muchos de los jueces, nos lleven a la penosa realidad del México actual? ¿No nos da vergüenza que en Brasil ya haya habido 144 condenas de funcionarios, políticos y empresarios, que suman 1600 años de prisión, y más de 1700 investigaciones abiertas? El vergonzoso Juez Luis Rodríguez, otro indigno inquilino de Comodoro Py, se negó ayer a pedir el desafuero y la detención de Julio de Vido; uno de los reclamos que llevaremos a la calle lo tendrá como destinatario directo. Ya no llama la atención que nunca haya allanado la enorme y lujosa mansión que el ex Ministro posee en el country Puerto Panal –incluye una gigantesca pajarera-, en el cual es vecino de los también impunes Máximo Kirchner, Osvaldo Sanfelice (su socio) y Fabián de Souza (socio de Cristóbal López), los dos últimos claros testaferros de Néstor y Cristina. No pretendo, en ningún caso, englobar en la podredumbre a la totalidad de los magistrados, pues los hay muy buenos en todos los fueros y en todas las instancias y, en algunos casos, hasta son mayoría. Pero hay una dramática concentración de corrupción en la Justicia Criminal Federal, y grandes focos infecciosos en la Laboral, en la de Seguridad Social y, por supuesto, en la ordinaria Penal, que tanto ha servido a la delincuencia común. Con una Justicia seria, independiente y rápida, todo será posible y, sin ella, nada lo será. Si los jueces actuaran conforme a la ley, el Poder Ejecutivo sería controlado en cada una de sus acciones, y podríamos reprimir eficientemente la corrupción de nuestros mandatarios, funcionarios y empresarios; con eso, cada una de las partidas presupuestarias iría a cumplir el objetivo previsto en salud, en educación, en vivienda, en infraestructura. El delito disminuiría rápidamente, y esa seguridad cotidiana, que hemos perdido hace tantos años, volvería a ser una costumbre y recuperaríamos la normalidad en nuestras vidas. Los conflictos gremiales y sociales se solucionarían con celeridad, ya que la sociedad entera confiaría en sus probos magistrados y obedecería, sin dudarlo, las sentencias que dictaran. Nuestros policías dejarían sus innegables vinculaciones con el crimen, y combatirían eficazmente el narcotráfico y los otros delitos graves. Las reglas se volverían inmutables y los inversores, tan desconfiados ellos, encontrarían innecesario establecer la jurisdicción extranjera para dirimir las diferencias en los contratos. Es cierto que el Estado está en deuda con el Poder Judicial, y el crédito a favor de éste se prueba fácilmente con la cantidad de vacantes en juzgados y tribunales colegiados, con su infraestructura edilicia colapsada, con la gigantesca acumulación de papeles y con la obsolescencia de los medios informáticos puestos a su disposición. Todo eso depende del Consejo de la Magistratura y de la Corte Suprema, cuyo Presidente –Ricardo Lorenzetti- se ha visto beneficiado con el manejo de un enorme presupuesto. Por eso, para manifestar nuestro descontento, mantener la presión cívica sobre los jueces y avisarles que nuestra paciencia se ha agotado el 3 de agosto nos concentraremos en la Plaza Lavalle (y, espero, en todas las capitales provinciales ante sus tribunales), donde tienen sus sedes la Corte Suprema de Justicia y el Consejo de la Magistratura. Nunca lo he hecho, pero hoy le pido por favor que difunda esta convocatoria, sobre todo para que llegue a los jóvenes, tan ausentes el 20 de junio en Comodoro Py, ya que serán los directos beneficiarios de este cambio urgente que la Argentina exige. Bs.As., 8 Jul 17 Enrique Guillermo Avogadro Abogado Tel. (+5411) ò (011) 4807 4401/02

viernes, 7 de julio de 2017

LA INDEPENDENCIA

Acta de la Independencia En la benemérita y muy digna ciudad de San Miguel de Tucumán a nueve días del mes de julio de 1816: terminada la sesión ordinaria, el Congreso de las Provincias Unidas continuó sus anteriores discusiones sobre el grande, augusto y sagrado objeto de la independencia de los pueblos que lo forman. Era universal, constante y decidido el clamor del territorio por su emancipación solemne del poder despótico de los reyes de España, los representantes sin embargo consagraron a tan arduo asunto toda la profundidad de sus talentos, la rectitud de sus intenciones e interés que demanda la sanción de la suerte suya, pueblos representados y posteridad. A su término fueron preguntados ¿Si quieren que las provincias de la Unión fuese una nación libre e independiente de los reyes de España y su metrópoli? Aclamaron primeramente llenos de santo ardor de la justicia, y uno a uno reiteraron sucesivamente su unánime y espontáneo decidido voto por la independencia del país, fixando en su virtud la declaración siguiente: "Nos los representantes de las Provincias Unidas en Sud América, reunidos en congreso general, invocando al Eterno que preside el universo, en nombre y por la autoridad de los pueblos que representamos, protestando al Cielo, a las naciones y hombres todos del globo la justicia que regla nuestros votos: declaramos solemnemente a la faz de la tierra, que es voluntad unánime e indubitable de estas Provincias romper los violentos vínculos que los ligaban a los reyes de España, recuperar los derechos de que fueron despojados, e investirse del alto carácter de una nación libre e independiente del rey Fernando séptimo, sus sucesores y metrópoli. Quedan en consecuencia de hecho y de derecho con amplio y pleno poder para darse las formas que exija la justicia, e impere el cúmulo de sus actuales circunstancias. Todas, y cada una de ellas, así lo publican, declaran y ratifican comprometiéndose por nuestro medio al cumplimiento y sostén de esta su voluntad, baxo el seguro y garantía de sus vidas haberes y fama. Comuníquese a quienes corresponda para su publicación. Y en obsequio del respeto que se debe a las naciones, detállense en un manifiesto los gravísimos fundamentos impulsivos de esta solemne declaración." Dada en la sala de sesiones, firmada de nuestra mano, sellada con el sello del Congreso y refrendada por nuestros diputados secretarios...

martes, 4 de julio de 2017

sábado, 1 de julio de 2017

EL ATRILERO: CONFRONTACIÓN

EL ATRILERO: CONFRONTACIÓN: Panorama político nacional de los últimos siete días ¿A quién beneficia la confrontación? Si bien aún es temprano para que las encuesta...

¿ MALDAD O DEMENCIA ?

¿Maldad o Demencia? “Todas las intenciones lícitas y ecuánimes son de por sí equilibradas y mesuradas; de lo contrario, se tornan sediciosas e ilícitas”. Michel de Montaigne Cuando el sábado Cristina Elizabet Fernández decidió postularse como candidata a senadora por la Provincia de Buenos Aires (al negarle la interna a Florencio Randazzo consiguió quitarse el “pre”) me pregunté qué la había movido a hacerlo. En el mundo de la política todo, absolutamente todo, es posible pero el grado de probabilidad de su ocurrencia depende de la mirada de quien lo evalúe o de hechos reales y concretos; los tiempos están llenos de “cisnes negros”. Es probable que la viuda de Kirchner salga tercera y, de tal modo, no acceda a la banca que pretende; si fuera así, si no lograra entrar, habría confirmado que se trata de un cadáver político. Y esa probabilidad crecerá geométricamente si se cuela en el imaginario de los intendentes que aún se proclaman leales a su liderazgo; como siempre, estarán dispuestos a acompañarla hasta la puerta del cementerio, pero no a enterrarse con ella. Entonces, otra vez, ¿por qué lo hizo? ¿Por los fueros parlamentarios, tan mal entendidos entre nosotros? Tampoco, ya que los hubiera obtenido más fácilmente postulándose como diputada, cargo para el cual sus probabilidades de ingresar al Congreso llegarían, sin duda, al cien por ciento. Por lo demás, esa autoprotección e impunidad que se han concedido nuestros legisladores, en contra del sentido de su origen, que sólo buscaba garantizar la libertad de expresión en el ejercicio del mandato parlamentario, cede cuando los jueces lo requieren y la Cámara a que integra el imputado lo conceden, con una mayoría especial. Pero, en tren de imaginar probabilidades, también es razonable pensar que esa cantidad de senadores, hartos de Cristina, de su corrupción desaforada y de sus modos autoritarios, y hasta en defensa propia, podría lograrse más fácilmente a partir del 10 de diciembre, claro, si al menos saliera segunda en la elección provincial. ¿Lo hizo, tal vez, para asustar a los jueces que la tienen contra las cuerdas con el fantasma de la restauración de su régimen? Puede haber sido, pero sería una jugada muy corta, ya que en octubre estará totalmente definida. El país, finalmente, ha conseguido empezar a salir de la depresión en que ingresara, precisamente, por el populismo que impulsó y justificó la aplicación de la política económica del kirchnerismo, una crisis que el Gobierno se abstuvo de denunciar al asumir. Pero el comienzo del fin del horrendo sacrificio que esas locas medidas impusieron a los argentinos y que implicaron una herencia de 30% de pobreza y 40% de inflación anual, amén de haber dejado exangüe al Banco Central, no resulta óbice para que la ahora candidata quiera destruirlo todo otra vez. ¿Por qué lo hace? ¿Todavía no está satisfecha con lo que robó a tantos, mientras los condenaba a la miseria y a la desnutrición? Con cualquiera de los “negocios” que saltan a la luz todos los días, se podría haber dado agua y cloacas a muchos de los enclaves más terribles del Conurbano, amén de construir allí escuelas y hospitales. Me refiero, precisamente, a esos en los cuales campea el tráfico de drogas y la violencia que lo circunda, producto de la sociedad que armó su régimen con los grandes carteles mexicanos, peruanos y bolivianos. Esta semana, Cristina nuevamente ha desatado la confrontación en la calle y, de continuar con el método de los encapuchados y de los palos, es más que probable que haya muertos, desangrados en el altar que cuida tan celosamente esta diosa malvada y, con seguridad, imputados al accionar represivo de un Gobierno que ha dado muestras de una absurda tolerancia, que tanto rechazo ha producido entre sus mismos adherentes. Pero que no se equivoque, porque ni Mauricio Macri, ni María Eugenia Vidal ni Horacio Rodríguez Larreta son comparables a Eduardo Duhalde frente a la muerte de Kosteki y Santillán. ¿Pretende, entonces, llevar al país a una guerra civil o, al menos, a un estado de conmoción interna? Si lo intentara demostraría que está totalmente loca, porque a los violentos que pudieran hoy intentar un disparate semejante las fuerzas de seguridad los sacarían de la calle a sopapos. ¿Y para qué lo haría?, ¿qué obtendría con ello? Desde ya, no la recuperación del poder porque al menos el 70% de nuestros connacionales tiene una pésima opinión de ella, y tampoco dispone de elementos que pudieran asegurarle el férreo y desalmado control de la realidad, como sucede en Venezuela. El mundo ha cambiado mucho desde el ábside del poder kirchnerista, cuando Cristina obtuvo el 54% de los votos en 2011. Sus principales compañeros de ruta, como Hugo Chávez Frías y Fidel Castro Ruz, han muerto; otros, como Luis Inácio Lula da Silva, Dilma Rousseff, Rafael Correa y Mahmoud Ahmadineyad han dejado ya el poder; mientras Daniel Ortega, Raúl Castro Ruz y Evo Morales se encaminan a una segura decadencia final. También se ha modificado muy gravemente en su contra el mundo financiero, que se ha hartado de la corrupción de empresas y funcionarios, y ahora lucha arduamente contra el lavado de dinero. Su viaje a Angola, a cambiar los billetes de € 500, que su miserable marido muerto gustaba coleccionar para tocar y entrar en éxtasis, por diamantes de sangre, tampoco parece ya tan fácil de replicar. Hace unos años, se hubiera podido exiliar en alguno de los países que, según declamaba, le hubiera gustado hacernos imitar; debo reconocer que nunca creí en esta opción, porque no es lo mismo pasearse con carteras Louis Vuitton por Nueva York o Paris que hacerlo en Caracas, Managua o Teherán. Hoy, ni siquiera esos destinos le resultarían asequibles, ya que en todos ellos impera la violencia más desenfrenada y el aroma a calas marchitas impregna el ambiente. ¿Qué caminos quedan, entonces, a nuestra destronada emperatriz patagónica? Difícil decirlo, a pesar de estar convencido de que todos sus bienes inmuebles en la Argentina son una mera muestra de su verdadero capital en el exterior. Mientras lo decide, seguirá haciendo de las suyas aquí, tratando de reconstruir un pasado imposible que ya se le ha ido de las manos; por lo demás, tampoco está dispuesta a empeñar su fortuna mal habida en arriesgadas jugadas políticas ni, mucho menos aún, en recomprar la voluntad de los votantes que la han abandonado. Bs.As., 1 Jul 17 Enrique Guillermo Avogadro Abogado Tel. (+5411) ò (011) 4807 4401/02 Cel. en Argentina (+54911) o (15) 4473 4003

Chiste de la semana

Chiste de la semana