La gente INTELIGENTE habla de IDEAS, La gente MEDIOCRE habla de COSAS, La gente IGNORANTE habla de la GENTE

adsense

lunes, 30 de abril de 2012

FRULA KIRCHNERISTA

En lo que va del año se incautaron 120 kilos de droga, pero el consumo sigue creciendo 29.04.2012 | Así lo revela la estadística no oficial a la que accedió La Vanguardia. Los especialistas aseguran que ese número es sólo un porcentaje de la droga que ingresa a la ciudad. Según la estadística, los detenidos durante los allanamientos efectuados en el distrito no superan los 40 años. En lo que va del año se incautaron 120 kilos de droga, pero el consumo sigue creciendo. Así lo revela la estadística no oficial a la que accedió La Vanguardia. Los especialistas aseguran que ese número es sólo un porcentaje de la droga que ingresa a la ciudad. Según la estadística, los detenidos durante los allanamientos efectuados en el distrito no superan los 40 años. También queda demostrado que los organismos que deben trabajar en la contención y la prevención no suelen llegar a tiempo, en ocasiones lo que supone que muchos chicos acorralados por la droga no encuentran donde pedir ayuda o no llegan a ser individualizados por el Estado para eventualmente ofrecerles un tratamiento de recuperación de la adicción.

FRULA KIRCHNERISTA

En lo que va del año se incautaron 120 kilos de droga, pero el consumo sigue creciendo 29.04.2012 | Así lo revela la estadística no oficial a la que accedió La Vanguardia. Los especialistas aseguran que ese número es sólo un porcentaje de la droga que ingresa a la ciudad. Según la estadística, los detenidos durante los allanamientos efectuados en el distrito no superan los 40 años. En lo que va del año se incautaron 120 kilos de droga, pero el consumo sigue creciendo. Así lo revela la estadística no oficial a la que accedió La Vanguardia. Los especialistas aseguran que ese número es sólo un porcentaje de la droga que ingresa a la ciudad. Según la estadística, los detenidos durante los allanamientos efectuados en el distrito no superan los 40 años. También queda demostrado que los organismos que deben trabajar en la contención y la prevención no suelen llegar a tiempo, en ocasiones lo que supone que muchos chicos acorralados por la droga no encuentran donde pedir ayuda o no llegan a ser individualizados por el Estado para eventualmente ofrecerles un tratamiento de recuperación de la adicción.

domingo, 29 de abril de 2012

CRISPURISMO

Nuevas muestras de cristinismo puro y para todos. Acto simbólico e YPF en crisis. Por Nelson Castro 29/04/12 - 01:21 Faraona eterna Cristina Fernández de Kirchner. Dibujo: Pablo Temes El mensaje que quedó más contundentemente expuesto, tanto durante el acto que encabezó la Presidenta en el estadio de Vélez como en su discurso, fue la definitiva entronización de La Cámpora como la estructura sobre la que el kirchnerismo piensa pivotar no sólo su consolidación sino también su proyección futura, que incluye su permanencia en el poder. Las estructuras clásicas del PJ habrán de ser acompañantes imprescindibles que no tendrán participación en la gestación de las decisiones que se adopten. Esto es lo que se ve en el cristinismo. El medido discurso de la Cristina Fernández de Kirchner fue un indicio de que el acto no era tanto lo que había para decir como sí mucho lo que se quería mostrar. La primera fila del escenario fue la exhibición del cristinismo puro. En esa primera fila –y por orden de la Presidenta– no estaba Daniel Scioli, quien apareció en segundo lugar tras el vicegobernador Gabriel Mariotto. No había tampoco figuras sindicales. A los intendentes del Conurbano se les impidió el uso de pancartas. Esa orden se la aplicaron también a Scioli a quien todos los días le van serruchando el piso. Es una tarea incesante. En la provincia de Buenos Aires se está trabajando la idea de la candidatura a diputado de Máximo Kirchner. Hay mucho dinero pagado a una de las consultoras que trabajan para el Gobierno destinado a medir la imagen del hijo de la Presidenta, así como también al coaching, a los fines de enseñarle oratoria y otras artes del escenario. La tarea parece ciclópea. Dentro del Frente para la Victoria, el encumbramiento de La Cámpora genera celos y malhumor. Pero comienzan a aceptar que hoy es inmodificable. Tal como Alberto Fernández fue la llave para acceder al entonces presidente Néstor Kirchner, hoy esa llave le corresponde a La Cámpora. Ese rol se vio potenciado por el asunto YPF y por la forma en la que se implementó la medida. “Parte del circo y las maneras que se usaron para concretar la estatización de la empresa se hicieron para darle un respiro a Amado Boudou”, cuenta una voz del oficialismo, quien señala que “desde el punto de vista de su futuro político, hoy el vicepresidente está liquidado”. A Boudou se le sostiene porque fue la elección personalísima de Cristina, y seguirá así hasta que en la ecuación política el apoyo signifique un costo creciente o la aparición de nuevas evidencias torne su situación inmanejable. Sobre este tópico volveremos más adelante. Los desplazamientos internos en el peronismo son fuertes. Uno de los más significativos es el de Hugo Moyano. Más allá de lo personal, la Presidenta no quiere un liderazgo sindical fuerte que le pueda disputar poder. La aspiración gubernamental es no sólo desplazar a Moyano sino también establecer una conducción de la CGT debilitada. Algún día se sabrá por qué líderes sindicales que fueron los vicarios de Moyano lo han abandonado. El jefe camionero está dispuesto a dar batalla. Sea cual fuere el resultado de las próximas elecciones en la CGT, el Gobierno se ha comprado un rival de fuste que conoce al detalle los entresijos del kirchnerismo. ¿Revivirá el MTA (el Movimiento de los Trabajadores Argentinos), la organización con la que Moyano combatió al menemismo en los 90 y a través de la cual consolidó su liderazgo y su proyección política? La línea que baja la Presidenta en estos días ordena que sus funcionarios se limiten a hablar sólo de YPF y del rol del Estado en la economía. Por otra parte, en el Gobierno se vive un cierto alivio porque la entrada de los miles de millones de dólares que representan las exportaciones de soja les está dando un bienvenido respiro a las arcas fiscales. No obstante, la situación en ese frente sigue siendo complicada. Y lo seguirá siendo mientras el nivel de gastos del Estado continúe siendo tan alto. El Gobierno saca plata de donde sea. En esta semana lo hizo con la Anses y con el Banco Nación. Las dificultades crecientes para obtener el financiamiento del fisco están poniendo a prueba los nervios de más de un funcionario. La situación creada a partir de la nacionalización de YPF está lejos de representar el ideal que ofrece la profusa propaganda oficial. Está claro que no hay quién defienda la gestión de Repsol, de la que los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner y de su difunto esposo fueron cómplices. Pero la brutal manera de proceder para poner fin a esa mala privatización no saldrá gratis. Las fotos del ministro de Planificación Julio De Vido y de Axel Kicillof reuniéndose con representantes de petroleras extranjeras pretenden dar una idea de lo que no es. El interés de esas empresas existe, como también existen sus temores en cuanto a los riesgos que hoy implican operar en el país. En esas conversaciones dejan expuestas las altas exigencias que bajan desde sus casas matrices, las que significan niveles de rentabilidad superiores a los que se le permitían a Repsol. Se habla allí de márgenes que superan en 25% a 30% a los obtenidos por la firma española. ¿Quién asume ese costo? Por otra parte, los temores que la Argentina ha despertado en los inversores a partir de esta medida han crecido sensiblemente. A pesar de los esfuerzos del canciller Héctor Timerman en los foros internacionales intentando negar lo incontrastable, los inversores de peso no piensan hoy en nuestro país como una atracción. Además, la operación del día a día de YPF comienza a presentar problemas que demuestran el grado de improvisación con el que se ha actuado. Hay tres cuestiones que exigen atención: ◆ La primera es la progresiva interna que se evidencia entre De Vido y Kicillof. ◆ Se observa un desconocimiento absoluto de los criterios profesionales de manejo de una compañía petrolera. ◆ La tercera es la preocupación que hay para obtener los fondos necesarios para mantener en plena operación a la empresa. Hasta aquí, la que se encargaba de eso era Repsol. No obstante, en el Gobierno se vive un momento de euforia. Las encuestas le han devuelto a la Presidenta el grado de popularidad que le habían quitado en los primeros meses del año la tragedia de Once y el caso Boudou-Ciccone. Al respecto, es ya sabida la alegría con la que se festejó en el poder la decisión de la Sala I de la Cámara Federal de apartar de la causa al juez Daniel Rafecas, al que el kirchnerismo consideró siempre como suyo y a quien, por ende, no le perdonó el allanamiento al piso de propiedad del vicepresidente en Puerto Madero. Rafecas cometió un error imperdonable que, paradojalmente, dejó expuesta su cercanía con el Gobierno, donde ahora le apuntan al fiscal del caso, Carlos Rívolo (en el intercambio de mensajes que provocaron su eyección de la causa, Rafecas daba asesoramiento al abogado de José María Núñez Carmona, socio de Boudou). La estrategia es clara y desde el poder se quiere hacer creer que todo esto es un asunto mediático. Sin embargo, la realidad indica que el escándalo es mayúsculo y que habrá más novedades cuando se aquieten las aguas de esta jugada destinada a entorpecer el accionar de la Justicia. Por ello es que han sido penosas las expresiones del ministro de la Corte Suprema, Eugenio Zaffaroni, quien al hablar de este caso le aconsejó a Boudou “que tome té de tilo o flores de Bach”, como una manera de desacreditar la investigación judicial en marcha. Lamentable actitud de un ministro de la Corte, al parecer más preocupado por asegurarle al vicepresidente los beneficios de la impunidad que en resguardar el trabajo independiente de la Justicia en pos del conocimiento de la verdad.

AUTOABASTECIMEINTO

Argentina - YPF y el autoabastecimiento de hidrocarburos en Argentina Alieto Aldo Guadagni Tema: Se ha iniciado en Argentina un ciclo de energía escasa, cara e importada. Quedaron atrás dos décadas de energía abundante, barata y exportada. La expropiación del 51% de las acciones de YPF, focalizada en las acciones de Repsol, difícilmente contribuye a recuperar el autoabastecimiento que se acaba de perder. Resumen: Hoy se produce apenas dos tercios del petróleo que se producía a fines del siglo pasado y un 15% menos del gas que se producía en 2004. Este es un hecho nuevo en la historia de los hidrocarburos en Argentina, que desde su descubrimiento en 1907 no había registrado ninguna década con caída en la producción. El futuro no está en costosas importaciones de gas y petróleo sino en el propio territorio, incluyendo el Atlántico Sur, pero esto exige otra política energética sin capitalismo de “amigos”. YPF, a partir de 2008, cuando ingresa el grupo Petersen que adquiere hasta el 25% de las acciones con financiamiento contra los futuros dividendos, adopta una política de grandes dividendos en efectivo que no contribuyó al esfuerzo inversor. Esta política contó con el aval del propio gobierno de Kirchner. El desafío que hoy afronta Argentina es recuperar su perdido autoabastecimiento, para ello serán necesarias inversiones anuales en el orden del 3% del PIB por varios años. El rumbo decidido por el gobierno de estatizar la mayor parte de las tenencias de las acciones de YPF en manos de Repsol no parece que sea la mejor alternativa para maximizar el esfuerzo exploratorio procurando acrecentar las reservas de petróleo y gas, particularmente desarrollando los nuevos recursos no convencionales.

DUELE

“El poder es la impunidad”. Alfredo Yabrán, Clarín 16/3/1997 Por Malú Kikuchi (29/4/2012) Y siguen jurando por Dios y por la Patria, esperando que éstos los juzguen. ¿Alguna vez, en algún tiempo, eso sucederá? De Dios no se pone en duda, pero ¿y la Patria? ¿Alguno de ellos piensa en la Patria, así, con mayúscula? El 22/2/2012, una formación del Sarmiento no frena en la estación de Once. 51 muertos, 703 heridos. TBA es la concesionaria del Sarmiento entre otras líneas ferroviarias, generosamente subsidiadas por el estado nacional. Dos meses después de la tragedia, TBA sigue ejerciendo sus concesiones. Duele. Baja la imagen presidencial. El ministro responsable de controlar el pésimo manejo de Repsol/YPF, es nombrado interventor de la YPF estatal. Duele. El secretario de energía, Cameron, sigue en su puesto. El desastre Repsol/YPF parece no ser de su incumbencia. Duele. Baja la imagen presidencial El vicepresidente de la nación, es sospechado de tráfico de influencias, con aparentes pruebas conseguidas por el fiscal y el juez de la causa. Baja la imagen presidencial. Amado consigue la renuncia del procurador general de la nación y que una cámara recuse al juez Rafecas. Todo el “boudougate” cae en manos del juez Lijo. Duele. El olor a impunidad es muy fuerte. En el acto de Vélez se muestra un sonriente y victorioso Boudou, del brazo de la impune mamá Hebe, que ni siquiera es requerida como testigo para declarar sobre la millonaria desaparición de fondos del estado, entregados a la fundación que ella preside, lo que la hace responsable ante la ley. Duele. El olor a impunidad se vuelve irrespirable. La “Hiena” Barrios, por manejar borracho, mata a una mujer embarazada, –dos vidas-, es condenado, pero sale de cárcel con permiso para manejar. Acá no ha pasado nada. Son sólo 2 muertes, y ocurren tantas… Duele. Ser conocido como boxeador, ¿da impunidad? El ministerio de seguridad de la nación está situado en el corazón del barrio de la Recoleta. En ese barrio funcionan 40 prostíbulos “vip”. En la mayoría hay mujeres obligadas a prostituirse, o sea trata de personas. Delito grave. También funciona un productivo negocio de venta de drogas con “delivery”. Los vecinos lo saben, hasta saben que los lunes y martes se colectan las coimas que permiten que los negocios funcionen. La ministra Garré, rodeada de todo esto, ¿no está enterada? ¿Mira otro canal? Duele. Demasiada impunidad. Baja la imagen de la presidente. Del ostentoso anillo de brillantes de US$ 250.000 que exhibe impunemente el juez federal Norberto Oyarbide y que declara haber comprado vendiendo los regalos recibidos en los últimos 5 años, no se sabe nada. ¿Puede un juez recibir regalos caros, lo permite la ley? NO. Duele. Pero en la Argentina K, se supone que un juez K, debe ser impune. ¿O no debe? Esto también contribuye a bajar la imagen presidencial. Según una encuesta de la asesoría para la tercera edad de CABA, un jubilado ha visto aumentar su canasta básica durante este último año en un 30%. Eso implica $3.519 mensuales, contra los $1687 que reciben los 4 millones de jubilados, que cobran la mínima. Duele y mucho. Baja la imagen presidencial. Los hechos que bajan la imagen presidencial deben revertirse con un efectivo golpe de comando. Con uno de esos hechos que según los analistas políticos marcan agenda y hacen olvidar los otros hechos y levantan los porcentajes de aceptación. Por eso YPF, que sólo es responsable del 30% del petróleo en Argentina. Y que fue deliberadamente vaciada por los K. Duele. Fue una intervención patotera, previa a una expropiación compulsiva y discriminatoria, sólo las acciones de Repsol en YPF. El proyecto de ley ha sido elaborado por un economista académico, que no sabe de petróleo, ni de empresas y es marxista. ¡Bingo! Cuba es el destino. El proyecto de ley tiene media sanción del senado, 3 votos por el NO, 4 abstenciones, 2 ausencias (Menem no fue y *Basualdo se retiró), el resto, 63 senadores por el SI. Fueron el FPV, PJ disidente, UCR, FAP y partidos minoritarios. El patrioterismo barato, duele. La impunidad duele más. Todo sumado, es mucho. Nadie ha explicado nada de lo anterior. Ni siquiera se conoce el plan para cambiar YPF. Y en la Argentina del 46% (porque desgraciadamente ya está dividida en K y no K), hay una sensación de abatimiento, tristeza, desaliento, amargura, pesadumbre, congoja, aflicción, desconsuelo, impotencia y pena. Duele. Argentina duele. Duelen los representantes que no representan. Duelen las extorsiones sensibleras, apelando a la soberanía (¿soberanía en un país que hace imprimir sus billetes de $100 en una empresa privada, sospechada de negociados con el vicepresidente de la nación?), duele el cortoplacismo, duelen las mentiras, empezando por el INDEC; duele el circo, el avance sobre el periodismo independiente, duele el fervor estatista y el sueño de ser Cuba, sueño que no pudieron hacer realidad en los 70. Y duele muchísimo que los que no comparten “la revolución de los maravillosos muchachos idealistas”, hoy en el poder, no se den cuenta de lo que está pasando, y hacia adonde se dirige la Argentina. Personalmente tengo la sensación de “arar en el desierto… labrar en el espacio… sembrar en el viento… cosechar en el vacío”. (Poeta loco 2011). Demasiada impunidad, para demasiadas personas. ¿Vale la pena seguir alertando? Estoy tan cansada, que creo que no. Si ya sabemos hacia donde van, ¿lo vamos a seguir permitiendo? *Roberto Basualdo, senador por San Juan, Producción y Trabajo.

sábado, 28 de abril de 2012

LOS CHINOS E YPF

http://www.elliberal.com.ar/ampliada.php?ID=39978 Por qué China está interesada en YPF por Ariel M. Slipak Durante la última década, China logró reorientar su industria de manera tal que reemplazó su posicionamiento como exportador mundial de manufacturas con bajo contenido tecnológico, por manufacturas intensivas en conocimiento. Esto último, sumado a tasas de crecimiento económico que rondaron entre un 9 y un 12%, implican una creciente demanda de productos básicos que van desde alimentos a minerales e hidrocarburos. Para el gobierno de China, el aseguramiento de los mismos constituye una cuestión de Estado. Por este motivo, durante el último lustro alienta a sus firmas a realizar inversiones en el exterior con el propósito de garantizar para el país la provisión de energía y recursos naturales. En el año 2008, el gobierno del país oriental publicó un documento titulado “El libro blanco de la política China hacia América Latina”, en el cual hace explícito su interés en que crezcan sus relaciones con la región en base a complementariedades económicas. En otras palabras, presentan a América Latina como su potencial proveedor de productos primarios. Empresas petroleras chinas en América Latina Las principales firmas de origen chino en América Latina son Sinopec, China National Petrolum Corporation (CNPC), Sinochem y la China National Offshore Oil Company (CNOOC) La extracción de petróleo y gas requiere de cuantiosas inversiones. En este sentido, bancos estatales de China otorgan actualmente préstamos a tasas diferenciales a las firmas que realicen este tipo de inversiones en América Latina o África. Las firmas de los debilitados países de Europa y los EE.UU. no pueden competir con estas condiciones. Durante los últimos años, Sinopec ocupó siempre uno de los primeros diez lugares en el ranking de empresas de la revista Fortune. Actualmente es propietaria del 40% de Repsol Brasil. En 2010 adquirió Oxy Argentina haciéndose de más de 23 concesiones para la extracción de petróleo y gas en Santa Cruz, Chubut y Mendoza, que superan unos 1.500 pozos en operación. CNPC posee inversiones en petróleo y gas en Venezuela, Ecuador y Perú, en muchos casos en sociedad con firmas locales. Por su parte, la estatal China Sinochem, realiza importantes inversiones en Brasil y Colombia. La firma estatal CNOOC se especializa en la exploración y explotación de petróleo offshore. En la actualidad es propietaria del 50% de las acciones de la empresa Bridas, a su vez propietaria del 40% de Panamerican Energy (PAE). Esta última posee la concesión de Cerro Dragón, el yacimiento petrolífero más importante de nuestro país. Recientemente, Bridas ha intentado adquirir el 60% restante de PAE, cuyo propietario, British Petrolum, se niega a venderle. Días antes del anuncio de expropiación estatal de las acciones que la empresa española Repsol posee en YPF, circuló una versión que indicaba que CNOOC estaría dispuesta a ofrecer unos U$S 12 mil millones por las mismas. También se escuchó en Madrid que Sinopec habría realizado una oferta aun mayor por ellas. Ante la oficialización de la expropiación, las empresas mencionadas estarían estudiando la elaboración de una propuesta de inversión conjunta con el Estado argentino para la exploración y explotación de áreas concesionadas a YPF. Si consideramos que entre las causas de expropiación de las acciones de Repsol, se encuentra la falta de inversión, nula reinversión de utilidades y presiones por incrementar los precios, a priori, una eventual participación de empresas chinas en YPF –prometiendo permanentes inversiones en exploración e incrementos de productividad–, no resultaría incoherente con estos propósitos. Sin embargo, requeriría controlar que efectivamente el destino de la producción resulte el mercado interno y no la exportación a China sin refinamiento y garantizar el manejo soberano de los recursos energéticos de nuestro país.

LOS INMORALES

La “estatización” de YPF no responde a una ideología sino a una inmoralidad Por Nicolás Márquez Mas allá de que como principio general, desde estas líneas estamos de acuerdo con que siempre es mejor que las empresas (incluso las petroleras) estén en manos privadas antes que estatales, flexibilicemos un poco nuestra postura y supongamos por un rato que es indistinto que dicha explotación fuera privada o pública y que lo único importante es que el petróleo sea explotado y administrado por funcionarios probos y honestos. Si esta última fuese la variable a tener en cuenta, cabe preguntarse: ¿los burócratas del kirchnerismo están a la altura de las circunstancias? Para responder este interrogante cabría hacernos otros interrogantes apelando a algunas ejemplificaciones: ¿cómo administra “La Cámpora” Aerolíneas Argentinas tras su estatización?; ¿cómo fueron administrados los fondos estatales que el Estado depositó en manos de Sergio Shocklender para construir “viviendas populares”?; ¿son los amigotes y compañeros de viaje del valijero Antonini Wilson los mas prestigiosos funcionarios como para presidir YPF?; yendo un poco más atrás: ¿con qué nivel de transparencia administró Néstor Kirchner las jugosas regalías petroleras (popularmente conocidas como “Fondos de Santa Cruz” que él recibió en los años 90`?. Si Repsol fue un demonio el kirchnerismo fue su cómplice Hagamos de cuenta que el kirchnerismo tiene razón y conforme su repentino y reciente discurso REPSOL no es una empresa de alto prestigio y trayectoria sino una banda de saqueadores y ventajeros. Si esto es último fuera cierto: ¿por qué razón Néstor y Cristina aplaudieron, elogiaron y avalaron todos y cada uno de los balances que la hoy demonizada empresa española presentó año tras año sin reproche ni objeción alguna?. ¿Expropiación o confiscación? Pero ante este ostensible atropello al derecho de propiedad no estamos hablando ni de confiscación ni de expropiación, no sólo porque jurídicamente no se están reuniendo con ninguno de los requisitos necesarios para encuadrar la maniobra oficialista en alguna de estas figuras, sino porque el Estado kirchnerista ha manifestado, embozada o desembozadamente, la intención de no pagar un centavo a Repsol tras usurparles manu militari los bienes de su empresa, con lo cual, no exageramos si hablamos de que lejos del soberano ejercicio de un derecho constitucional, este espectáculo que estamos viendo no habría sido otra cosa mas que un robo, institucionalizado por el poder fáctico y justificado por las típicas arengas patrioteras obrantes en las aldeas del tercer mundo. ¿Cómo afecta la estatización a la Argentina en cuanto a imagen internacional?. Bastante poco: ¿qué le hace una mancha mas al tigre? En efecto, dado que la imagen de Argentina en el mundo (tanto en calidad institucional, transparencia y seguridad jurídica) es pésima, desde hace años solamente muy pocas y solitarias inversiones osan venir al país. Luego, el atraco a REPSOL no hace mas que consolidar la fuga de capitales que la Argentina viene padeciendo en el nuevo milenio. Con lenguaje criollo Cuando en 1991 por fin se comprobó que el petróleo en manos del Estado era ineficiente, improductivo y antieconómico, el Presidente peronista Carlos Menem, secundado por los entusiastas gobernadores de las Provincias petroleras (con Néstor Kirchner a la cabeza), decidieron privatizar YPF. Con las regalías obtenidas con motivo y ocasión de esas privatizaciones, surgieron los ya citados “Fondos de Santa Cruz”, que como se sabe “desaparecieron” como por arte de magia. Veinte años después, el peronismo, ahora gobernado por el kirchnerismo, estatizará el petróleo pero con el aval del Senador Carlos Menem. En otros países del mundo, cuando un grupo de cabecillas protagoniza estos indecorosos vaivenes, se considera que estos “carecen de principios ideológicos y morales”. Pero en la Argentina, para economizar términos a quienes participan de estas irreconciliables oscilaciones discursivas e ideológicas se los denomina “peronistas”

DISCURSOS

LOS DISCURSOS POLÍTICOS “Se sabe desde los griegos que el discurso político pretende menos alcanzar la verdad que convencer al auditorio con retórica”(1) Churchill dijo: “para hablar una hora basta con prepararse cinco minutos. Pero para hablar cinco minutos hace falta prepararse durante una hora”. El discurso político debe exponer la realidad, que es la única verdad, como dijo Aristóteles y que Perón lo repitió y popularizó. El discurso del 1-3-2012 de la Presidenta al Congreso, absorbió más de tres horas, y es posible que su preparación le haya insumido algunos minutos: se centró en repetir frases memorizadas de lucha contra los enemigos internos y externos, y de los logros del “modelo”. Omitió mencionar el escándalo de la pobreza que rodea a todas las ciudades; que el ingreso de los trabajadores es la tercera parte de lo ganan sus iguales en los países que prosperan; que no se combate la corrupción pública; el uso de resquicios legales para violar el espíritu de la Constitución y de las leyes, etc. El discurso se asemeja a los de ocho horas de Fidel Castro, que hundió en la pobreza al pueblo cubano y de su aliado Chávez, que está demoliendo la sociedad venezolana. Para evitar la violencia social, el discurso y la acción política deben resolver los graves problemas omitidos, que son la realidad y la única verdad. (1) Carlos Pagni. 27-04-2012 Dr. Marcelo Castro Corbat Centro Segunda República segundarepublica@fibertel.com.ar

jueves, 26 de abril de 2012

TODOS LOS VOTOS TODOS

TODOS LOS VOTOS TODOS Al final, Menem no votó la Ley YPF A las 10:30 del miércoles 25/04, comenzó la sesión especial en la que se discutió el proyecto de ley que dispone nacionalizar la mayoría de la participación de la española Repsol en la petrolera. La expropiación de YPF fue el único tema de la jornada y, donde cada senador tuvo 10 minutos para exponer sus opiniones, mientras que los jefes de bloque y los miembros informantes de cada comisión tuvieron media hora. El primer orador de la lista del oficialismo fue Marcelo Fuentes, senador por Neuquén y miembro informante por el oficialismo. Fuentes aseguró que "el discurso del 16 de abril de Cristina Kirchner es una bisagra histórica" y argumentó su respaldo a la medida al destacar la importancia de "garantizar el abastecimiento del crudo como recurso estratégico". "Es vocación de la Presidente y de todos los argentinos poder jugar en las ligas que aseguren la felicidad y la grandeza de nuestro pueblo", dijo el legislador kirchnerista, y agregó: "Es necesario tener el control del drenaje de nuestras divisas". Gerardo Morales, senador de Jujuy por la Unión Cívica Radical: "Por más que sigan haciendo las operaciones que hasta último momento están haciendo algunas minorías de mi partido con ayuda de otros, vamos a votar a favor de la nacionalización. (…) Estaría bueno escuchar que los que privatizaron YPF hoy pidan perdón [señaló en referencia al ex presidente y hoy senador, Carlos Menem]. (…) Es verdad que la gran mayoría del pueblo va a acompañar las decisiones de la Presidente, y sabe que la oposición tiene el consenso. Pero le pedimos que no juegue con eso, que no se jacte de esa decisión porque para adelante tenemos que ser serios". Por su parte, Morandini denunció que "los que ayer defendían la privatización hoy defienden lo opuesto". "Vengo a validar una decisión tomada en soledad", expresó. Fue entonces cuando rechazó la "encerrona ideológica y el chantaje emocional" que involucra a su juicio la iniciativa y consideró: "No somos antipatria por advertir errores". "Pido autorización para abstenerme, porque no puedo rechazar lo que he defendido siempre, pero tampoco puedo validar con mi voto la forma como se viene a tratar este proyecto, porque elude el control", afirmó la legisladora, en la sesión en la Cámara alta "La razón me dice que tendría que votar en contra, pero el corazón me dice otra cosa", expresó la legisladora de la Coalición Cívica, María Eugenia Estensoro, cuyo padre, José Estenssoro, estuvo a cargo de la empresa desde 1991 hasta su muerte, en 1995, en un accidente de avión.Si bien en un principio. La senadora había manifestado que votaría en contra del proyecto,sobre el final de su discurso en el recinto declaró que se abstendría en la votación, tras ratificar que cree "en el rol del Estado" y en una YPF "profesional". En una postura distinta se plantó el senador del Peronismo disidente Juan Carlos Romero (Salta), que votó en contra del proyecto y criticó que el Gobierno no "tenga una visión estratégica" en materia energética. Romero lanzó durísimas críticas a la gestión de Aerolíneas Argentinas y dijo que la agrupación La Cámpora es "como una franquicia". "No podemos usar esos métodos obsoletos de prepotencia y de negar el derecho ajeno, como si no existiera un Estado de derecho", opinó. Por lo menos Romero fue coherente en su postura. En 1992 votó a favor de la privatización de YPF. Este jueves 26/04 voto para que la empresa no sea estatizada. “Celebro la decisión del gobierno de cambiar 180 grados la política energética y que después de 9 años se reconozca que los recursos hidrocarburíferos son estratégicos para el desarrollo del país y que se valore la importancia del autoabastecimiento –un concepto que hasta hace poco no parecía interesarle al Poder Ejecutivo-, pero la expropiación debe alcanzar también las acciones en manos del Grupo Petersen que fueron co-responsables del vaciamiento y endeudamiento de YPF de los últimos años”, sostuvo la legisladora. “El hecho de que el Estado nacional vuelva a tomar el control de YPF me parece importante pero debe hacerse garantizando la igualdad y el derecho de propiedad consagrados en nuestra Constitución. En consecuencia, la expropiación debería alcanzar a los dos grupos responsables del vaciamiento y endeudamiento de la empresa en forma proporcional a sus acreencias, es decir correspondería expropiar 35,33% de acciones a Repsol, y 15,67% de acciones al Grupo Petersen”, indicó. “Para respetar el derecho de propiedad el Ejecutivo debe realizar una oferta por el valor de las acciones expropiadas en forma rápida y oportuna para que quede claro que aquí no estamos confiscando, sino que se está tomando una decisión en el marco de las leyes vigentes”, agregó la senadora salteña. Los votos Afirmativos (63) 1-Aguirre, Hilda Clelia (La Rioja-Alianza Frente Popular Riojano) 2- Artaza, Eugenio (Corrientes-Encuentro por Corrientes) 3-Barrionuevo, Walter (Jujuy-Alianza Frente para la Victoria) 4-Bermejo, Rolando Adolfo (Mendoza-Alianza Frente para la Victoria) 5-Biancalani, Fabio Dario (Chaco-Alianza Frente Just. Chaco Merece Más) 6-Blas, Ines I. (Catamarca-Frente para la Victoria) 7-Bongiorno, Maria Jose (Río Negro-Alianza Frente para la Victoria) 8-Borello, Marta (Córdoba-Unión Cívica Radical) 9-Cabanchik, Samuel Manuel (Ciudad Autónoma de Buenos Aires-Alianza Coalición Cívica) 10-Cabral, Salvador (Misiones- Frente Renovador de la Concordia) 11- Cano, Jose Manuel (Tucumán -Frente Acuerdo Cívico y Social) 12-Cimadevilla, Mario Jorge (Chubut-Unión Cívica Radical) 13-Colazo, Mario Jorge (Tierra del Fuego, Antártida-Unidad Federalista) 14-Corradi de Beltran, Ana (Santiago del Estero-Movimiento Santiago Viable) 15-Corregido, Elena Mercedes (Chaco-Alianza Frente Just. Chaco Merece Más) 16-De la Rosa, Maria (Formosa-Alianza Frente para la Victoria) 17-Di Perna, Graciela (Chubut-Frente por la Integración) 18- E$scudero, Sonia (Salta-Peronismo Federal) 19-Diaz, Maria Rosa (Tierra del Fuego-Afirmación para Una República Igualitaria) 20-Fellner, Liliana Beatriz (Jujuy-Alianza Frente para la Victoria) 21-Fernández, Anibal (Buenos Aires-Alianza Frente para la Victoria) 22-Filmus, Daniel Fernando (Ciudad Autónoma de Buenos Aires-Frente para la Victoria) 23-Fuentes, Marcelo (Neuquén-Alianza Frente para la Victoria) 24-Giménez, Sandra (Frente Renovador de la Concordia- Misiones) 25-Giustiniani, Rubén (Santa Fe-Frente Progresista Cívico y Social) 26-Godoy, Ruperto (San Juan-Alianza Frente para la Victoria) 27- González, Pablo G. (Santa Cruz-Alianza Frente para la Victoria) 28-Guastavino, Pedro (Entre Ríos-Alianza Frente para la Victoria) 29-Guinle, Marcelo Alejandro (Chubut-Frente por la Integración) 30-Higonet, Maria de Los Angeles (La Pampa-Justicialista) 31-Irrazábal, Juan Manuel (Misiones-Frente para la Victoria) 32-Iturrez de Cappellini, Ada (Santiago del Estero-Frente Cívico) 33-Juez, Luis Alfredo (Córdoba-Alianza Frente Cívico) 34-Labado, Maria Ester (Santa Cruz-Alianza Frente para la Victoria) 35-Latorre, Roxana (Santa Fe-Alianza Santa Fe Federal) 36-Leguizamón, María Laura (Buenos Aires-Alianza Frente para la Victoria) 37-Linares, Jaime (Buenos Aires-Frente Amplio Progresista) 38-López, Osvaldo (Tierra del Fuego-Afirmación para Una República Igualitaria) 39-Lores, Horacio (Neuquén-Movimiento Popular Neuquino) 40-Luna, Mirtha (La Rioja-Alianza Frente para la Victoria Riojano) 41-Mansilla, Sergio (Tucumán-Frente para la Victoria) 42-Marino, Juan (La Pampa-Alianza Frente Pampeano Cívico y Social) 43-Martínez, Alfredo (Santa Cruz-Unión Cívica Radical) 44-Mayans, José (Formosa-Alianza Frente para la Victoria) 45-Meabe,Josefina Angelica (Corrientes- Alianza Frente de Todos) 46-Montero, Laura (Mendoza-Alianza Frente Cívico Federal Ucr-confe) 47-Morales, Gerardo (Jujuy-Unión Cívica Radical) 48-Nikisch, Roy Abelardo (Chaco-Alianza Frente de Todos) 49-Parrilli, Nanci (Neuquén-Alianza Frente para la Victoria) 50-Perez Alsina, Juan (Salta-Alianza Frente para la Victoria - PRS) 51-Pérsico, Daniel Raúl (San Luis-Alianza Frente para la Victoria) 52-Petcoff Naidenoff, Luis Carlos (Formosa-Unión Cívica Radical) 53-Pichetto, Miguel Ángel (Río Negro-Alianza Frente para la Victoria) 54-Rached, Emilio Alberto (Santiago del Estero-Frente Cívico por Santiago) 55-Reutemann, Carlos Alberto (Santa Fe-Alianza Santa Fe Federal) 56-Riofrío, Marina Raquel (San Juan-Alianza Frente para la Victoria) 57-Rojkes de Alperovich, Beatriz (Tucumán-Frente para la Victoria) 58-Roldán, José María (Corrientes-Alianza Frente de Todos) 59-Ruiz Diaz, Elsa B (Entre Ríos-Alianza Frente Justicialista) 60-Sanz, Ernesto (Mendoza-Alianza Frente Cívico Federal Ucr-confe) 61-Vera, Arturo (Entre Ríos-Unión Cívica Radical) 62-Verani, Pablo (Río Negro-Alianza Concertación para el Desarrollo) 63-Verna, Carlos Alberto (La Pampa-Justicialista) Negativos (3) 1-Negre de Alonso, Liliana Teresita (San Luis- Alianza Compromiso Federal 2-Rodríguez Saá, Adolfo San Luis-Alianza Compromiso Federal) 3-Romero, Juan Carlos (Salta-Alianza Partido Justicialista/PRS) Abstención (4) 1-Castillo, Oscar Aníbal (Catamarca-Alianza Frente Cívico y Social) 2-Monllau, Blanca Maria (Catamarca-Alianza Frente Cívico y Social) 3 Morandini, Norma ( Frente Cívico y Social -Córdoba) 4-Estenssoro, María Eugenia (Ciudad Autónoma de Buenos Aires-Alianza Coalición Cívica) Ausentes (2) 1-Basualdo, Roberto Gustavo (San Juan-Alianza Compromiso Federal) 2-Menem, Carlos Saúl (La Rioja-Alianza Frente Popular Riojano).

APROBADO

Senado: Aprobada por amplia mayoría la expropiación de YPF Se aprobó esta madrugada en el Senado, el proyecto de ley que prevé la expropiación del 51% de las acciones de la petrolera Repsol-YPF. Foto: Fernando Sturla/Télam CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) El Senado dio esta madrugada, con una votación abrumadora como se esperaba, el primer paso para la expropiación del 51% de las acciones de YPF en manos de Repsol. Fueron 63 apoyos sobre un total de 72 miembros de la Cámara. Hubo 3 votos negativos, 4 abstenciones y 2 legisladores ausentes. Durante la votación en particular del proyecto, el radicalismo y otras bancadas rechazaron varios de los artículos de la norma. La iniciativa contó con el respaldo del oficialismo y de Nuevo Encuentro, el radicalismo y el Frente Amplio Progresista (FAP), que anticiparon en el recinto su apoyo en general al texto del Poder Ejecutivo. En cambio, los senadoras de la Coalición Cívica, María Eugenia Estenssoro; del Frente Cívico y Social de Catamarca, Oscar Castillo y Blanca Monllau y del FAP, Norma Morandini, se abstuvieron. Por su parte, se mostraron en contra los peronistas puntanos Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso y el salteño Juan Carlos Romero. "Los argentinos no podemos ser okupas, no podemos usar la prepotencia", dijo Romero, quien sin embargo dijo quiere una YPF estatal pero "no en manos de La Cámpora, algunos pasaron por esa verdadera academia del déficit que es Aerolíneas Argentinas". Los únicos ausentes fueron los senadores por La Rioja Carlos Menem y de la Alianza Frente Compromiso Federal por San Juan, Roberto Basualdo, a pesar de que había anticipado en el recinto su voto en contra del proyecto. En el caso de Menem, no pudo ser escuchado uno de los discursos más esperados, ya que el ex presidente dispuso la privatización en 1992 y ahora dijo apoyar la reestatización. Pasada la 1.30 de hoy se aprobó en particular. La larguísima sesión comenzó a las 10.30, tras largas horas de discursos en varios momentos con el recinto casi vacío. Hubo 61 oradores, un número sin antecedentes para una 'sesión especial' de un solo tema. El proyecto, calificado de 'histórico' y 'fundamental' por el kirchnerismo, ordena la expropiación accionaria sólo de la española Repsol –también de la empresa YPF-Gas– y fija un marco regulatorio para la toda la explotación y comercialización hidrocarburífera. Quien apareció recién a la hora de votar fue Carlos Reutemann, quien votó a favor. Obvio, los principales impulsores del voto favorable fueron los senadores oficialistas. El neuquino Marcelo Fuentes, miembro informante, dijo que es "consciente de que la sola expropiación no soluciona el problema" sino que "es el inicio de la solución, para dar soberanía energética". También aseguró que la iniciativa "no es un acto caprichoso ni un acto aislado" sino "el corolario lógico" del proceso iniciado en 2003, con la presidencia de Néstor Kirchner. Si fue difícil para los peronistas explicar el cambio de rumbo (privatización en 1992, inclusión del grupo Ezkenazi en 2008), más complicado fue para el radicalismo precisar su voto favorable a la idea de una petrolera estatal pero con manifestaciones fuertemenente contrarias al proyecto. "Vamos a acompañar en general la nacionalización de YPF, porque somos conscientes de nuestra historia" dijo Gerardo Morales, pero a la vez cuestionó el proyecto oficial y reclamó mirando a los peronistas que "los que privatizaron YPF deberían pedir perdón". De paso dio un mensaje hacia su propio partido. Dijo que votan "pese a las operaciones de algunos sectores minoritarios de la UCR que buscan que hagamos otra cosa". En la UCR, otro discurso filoso fue el de Eugenio 'Nito' Artaza. "Bienvenidos a lo nacional y popular, los estábamos esperando", ironizó sobre los peronistas, al recordar que la UCR "desde hace cien años" que defiende una YPF estatal. Tras la aprobación, el proyecto comenzará a ser tratado hoy mismo, desde las 10 de la mañana, en la Cámara de Diputados. Será en un plenario de las comisiones de Energía, Presupuesto y Asuntos Constitucionales. Está previsto que mañana el proyecto obtenga dictamen y que el oficialismo convoque a una sesión especial para que el proyecto se termine convirtiendo en ley el jueves de la semana próxima.

miércoles, 25 de abril de 2012

ENCARNANDO

Encarnando de nuevo… Por Ricardo Lafferriere La tarea usual de los pescadores luego de enganchar una pieza valiosa, es tomar el anzuelo, y cuidadosamente volver a “encarnarlo” (es decir, ponerle una nueva carnada) a fin de lanzar nuevamente la línea al agua. "El discurso [de Kicillof] fue absolutamente pro mercado. Todos quedaron muy bien sorprendidos", informa La Nación, citando fuentes de las reuniones mantenidas por el Vice Interventor de YPF S.A. con banqueros, citados a la sede de la petrolera, para requerirles apoyo financiero para la empresa. Evidentemente, supo dibujar nuevos negocios posibles que sus interlocutores no querrían desaprovechar. Apropiado el sabroso bocado de una empresa privada con buenos excedentes para seguir financiando dislates, ante el agotamiento de las cajas manoteadas con anterioridad, el propósito oficialista ahora es volver a tentar a quienes pueden generar nuevas cajas, que tendrán el mismo destino que la rentabilidad de los productores agropecuarios apropiada con las retenciones, los ahorros previsionales privados, las reservas del BCRA, las reservas de sistemas jubilatorios independientes, el deterioro de la infraestructura pública y cuanta caja haya habido a mano. Hace algunos años, en un libro titulado “Bicentenario, modernidad y posmodernidad. La Argentina en su tercer siglo”, el autor sostuvo, al comparar el liberalismo y socialismo con el populismo, que los primeros son socios en la modernidad, impregnándose recíprocamente y comprendiendo ambos que la riqueza, para ser distribuida, debe ser generada. Ambas visiones ideológicas tienen compromiso con el crecimiento, y en consecuencia también con la inversión y el trabajo. Conviven en el estado de derecho, y renegocian permanentemente sus conflictos en el marco legal que los ciudadanos han establecido a través de la Constitución y las leyes, para buscar una convivencia virtuosa. El populismo es esencialmente rapaz. No asume compromiso alguno con la inversión, la producción o el trabajo. No le interesa crear riqueza, sino apropiarse de la que crean otros. No es moderno, es pre-moderno. Mientras la ética del liberalismo es garantizar la inversión y el riesgo, y la del socialismo asegurar justicia para el trabajador –es decir, giran ambos alrededor de la producción y el trabajo-, el populismo no se basa en otro fundamento que el relativismo moral, para el que cualquier medida es válida si ayuda a mantener el manejo del poder prebendario y la subordinación de las personas. La ley, para el populismo, es nada más que una molestia al ejercicio del poder. El liberalismo, el radicalismo y el peronismo originarios, aún con sus visiones diferentes en los aspectos distributivos, asumían su responsabilidad en el crecimiento, el horizonte estratégico, la visión de futuro. Los tres hicieron el país ocupando el territorio, cubriéndolo de vías férreas, de hilos telegráficos, de escuelas, de caminos, de desarrollo petrolero, de industria pesada, de fábricas y universidades. El populismo vivió en los tres, pero siempre como fenómeno marginal. Sería inimaginable un Pellegrini o un Yrigoyen -o incluso un Perón- solazándose del crecimiento de las villas miserias, o cambiando el trabajo estable por planes clientelares. Pero debe reconocerse que la semilla populista logró germinar en el peronismo con más vitalidad que en ningún otro espacio, al punto de apropiarse de esa fuerza. Hoy es más valioso para el esqueleto político oficialista ese esquema clientelar que los propios gremios, otrora su “columna vertebral”. Lo que están haciendo con la expropiación de YPF S.A., además de expresar una verdadera lucha de mafiosos a la que no fueron ajenas las conducciones de REPSOL distribuyéndose con el kirchnerismo y sus socios durante diez años la renta petrolera al punto de dejarnos en la situación actual, no ha tenido escrúpulos en avanzar sobre todo el plexo normativo constitucional. El jolgorio nacionalista hace olvidar que la gloriosa Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Yrigoyen, Alvear y Mosconi ya no existe. La sigla comercial YPF S.A., que ahora gerencian nada menos que quienes destrozaron la vieja empresa, no es más que la cáscara vacía que rentabiliza una historia épica, cuya génesis moderna no incluye ninguna gesta. Su etapa estatal recomienza ahora con un robo, que hubiera indignado al propio Mosconi. Es curioso que ni siquiera sus propios trabajadores hayan expresado su apoyo a la medida. Simplemente, manotearon otra caja. “Terminará como Aerolíneas”, dijo el nuevo genio en su exposición en el Senado, el mismo que ahora exhibe, encarnando de nuevo, un espíritu pro-mercado –luego de sostener que “seguridad jurídica y clima de negocios son conceptos horribles”-. Aerolíneas recibe dos millones de dólares por día, restados a los maestros, policías, jubilados, empleados e inversiones. Esa Caja se acabará, como las otras. Se inventará otro relato, que tanto pícaros como ingenuos repetirán a bombo batiente. Cuando de nuevo piquen, de nuevo reencarnarán. Lástima ser cómplices…

MUNDO DE OTROS

YPF y el mundo de los otros Por Hugo Martini Fuente: Carta Política.org El gobierno propuso expropiar por ley a YPF y al mismo tiempo la intervino por decreto. Las interpretaciones de porque se tomó está decisión y la forma de su ejecución están siendo tratado por analistas políticos y económicos. La Presidenta ya tomó su decisión y decidió ejecutar su mensaje “vamos por todo”. Son los otros, el mundo de aquellos que no controla, los que deberán actuar en los próximos días y horas. El mundo de los otros 1. La dirigencia política • Los partidos han sido llamados a votar en el Congreso a favor o en contra de la decisión presidencial. Este no es un voto cualquiera. Es una convocatoria para conocer el tipo de sociedad en la que los argentinos quieren vivir. Para decirlo con más claridad: aquellos que acompañen la propuesta de expropiación cruzarán una frontera. Las instituciones de la República –de las que tanto se habla- son un mundo de formas y contenidos. Si en algunos casos las formas no interesan habría que sincerarse y decir que sí importan, pero solo cuando nos conviene. Después escucharemos discursos articulados y explicaciones brillantes, pero el mensaje real es que en este tema suscriben la doctrina del “nada importa, todo vale”. • La demanda sobre los partidos políticos no se agota en que sostengan, al mismo tiempo, que el gobierno es el responsable de los problemas energéticos pero que lo acompañan, porque esta es una cruzada nacional. Para decirlo más simplemente: los hidrocarburos no son un tema de política exterior como Malvinas. Se trata de la explotación de un recurso que se encuentra en el territorio nacional, como los granos o las vacas. Aplaudir mientras se iza la bandera y se canta el himno no tiene influencia alguna en el éxito o el fracaso de una política petrolera. Esta relación de símbolos es casi una agresión al nivel cultural de los argentinos. 2. El mundo exterior • Durante los diez días anteriores a la expropiación se produjeron desde sectores empresarios internacionales, el gobierno de España y las autoridades de la Unión Europea una serie de advertencias, de una extrema gravedad, para el caso que la intervención anunciada se hiciera efectiva. Es probable que estas advertencias se diluyen en enérgicas protestas y presentaciones ante tribunales internacionales, cuyo cumplimiento para los países afectados depende en gran parte de su propia voluntad. • De esta expropiación los argentinos deberían capitalizar alguna experiencia. Si el mundo exterior finalmente no reacciona, es porque esta situación no afecta realmente sus intereses. Las acciones que los gobiernos realizan dentro de sus fronteras tienen como efecto que “los países deben vivir con sus decisiones”, como expresó Hillary Clinton referido a este hecho. Se interviene, únicamente, si estas decisiones afectan al orden global: Malvinas o la convulsión actual en el mundo árabe. El resto lo viven, lo sufren o lo gozan, nada más que los que viven dentro del territorio nacional. Si la democracia es lo que suponemos que es, “el peor sistema excepto todos los demás”, como dijo Churchill, las elecciones del año que viene deberían medir lo que cada uno ha hecho desde la elección anterior. El mensaje más claro es que aquellos que acompañen al gobierno en esta decisión, les costará explicar que son parte de la oposición.

CAOS

¡Viva el caos! Que un anarquista o un neoliberal tan fanatizado que quisiera dejar absolutamente todo en manos de los mercados se burlara de la "seguridad jurídica", afirmando que significa para él "hacer lo que se les cante" tendría cierta lógica, pero sorprendió oír manifestaciones en tal sentido en boca de la nueva estrella del firmamento kirchnerista, Axel Kicillof, el viceinterventor de la YPF recuperada. ¿Es que en su opinión el gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner se ha hecho un partidario de la arbitrariedad, que merced a aquel triunfo electoral del año pasado ella y sólo ella puede "hacer lo que se le cante"? Aunque el país se ha acostumbrado a que sucesivos gobiernos nacionales se las ingenien para sembrar el caos, el kirchnerista –mejor dicho, el cristinista– es el primero en informarnos que lo hará por principio, porque a juicio de quien se ha erigido en su integrante más destacado, la "seguridad jurídica" –o sea, el Estado de derecho basado en la existencia de un conjunto de reglas claras– es de por sí algo "horrible", de suerte que no hay que preocuparse por un "fantasma" que no debería asustar a nadie. Para algunos, la forma llamativamente heterodoxa de expresarse de Kicillof reflejaba un grado de soberbia que sería más apropiado para un dirigente estudiantil que para cualquier funcionario, sobre todo de uno tan influyente que, según dicen que dijo, sabe mantener "hipnotizada" a la mismísima presidenta, pero también podría ser interpretada como un síntoma del derrotismo que según parece se ha difundido en el elenco gubernamental. Todo hace pensar que, al darse cuenta el gobierno que le sería inútil intentar impulsar un "proyecto" coherente, ha optado por improvisar, reaccionando de manera antojadiza frente a lo que suceda con la esperanza de que la gente siga aplaudiéndolo aunque sólo fuera porque ningún opositor resultará capaz de insinuar una alternativa. Si bien es razonable suponer que, antes de suceder a su marido en la presidencia y durante las fases iniciales de su gestión, Cristina realmente quería hacer bien las cosas para que la Argentina se convirtiera por fin en un dechado de institucionalidad y respeto por las normas, lo que le permitiría seducir a aquellos esquivos inversores que se negaban a confiar en sus dotes administrativas, andando el tiempo descubrió que gobernar así le resultaría demasiado difícil. Asimismo, en su caso particular, el autoritarismo que le es tan natural parece deberse a su propia inseguridad, además, desde luego, a la conciencia de que le resultaría insoportable procurar negociar acuerdos "dialogando" con fracciones, tanto oficialistas como opositoras, que no vacilarían en aprovechar cualquier oportunidad para debilitarla. Al proliferar los problemas económicos, los escándalos protagonizados por personajes como el vicepresidente Amado Boudou y los desaires procedentes del exterior, donde ya son pocos los dirigentes que la creen una mandataria "normal", Cristina ha elegido encerrarse cada vez más en el círculo áulico hermético conformado por parientes y un puñado de operadores que la protege contra sus muchos adversarios. Por lo demás, aunque todavía disfruta de la aprobación de una proporción sustancial de la ciudadanía, para conservarla se siente constreñida a arriesgarse "redoblando la apuesta" tomando medidas nacionalistas fuertes. Según parece, el intento de "malvinizar" la política exterior, poniéndose a hostigar al Reino Unido en todos los foros disponibles, no ha producido los frutos deseados. ¿Resultará más provechosa la expropiación del grueso de las acciones de Repsol en YPF? La reacción inicial ha sido favorable, aunque es probable que sus simpatizantes hayan cometido un error imprimiendo afiches en los que, en el logo de la empresa, la sigla YPF se ha visto reemplazada por las letras CFK, lo que brinda la impresión de que cree haber agregado la petrolera a su ya cuantioso patrimonio personal, pero no hay ninguna garantía de que dure por mucho tiempo más el sentimiento positivo que ha conseguido despertar echando a los españoles. Tampoco la hay de que su asesor principal, Kicillof, logre ayudarla a superar con éxito los meses difíciles, plagados de problemas atribuibles a la arbitrariedad principista de su gestión, que se acercan.

LIBERALES

Los siete pecados liberales http://www.politicaydesarrollo.com.ar/nota_completa.php?id=16396 por Albert Esplugas Boter Los liberales también tenemos nuestros vicios. La mayoría son extensibles a los demás movimientos ideológicos, pero adquieren en el caso del liberalismo una forma específica. Son vicios de los que he participado (al menos cuando no tenía consciencia de ellos) y que, aun hoy, resultan esporádicamente tentadores. Son vicios de distinta condición, que dañan la causa del liberalismo en varios frentes y que están tan vigentes como arraigados en la naturaleza humana, lo cual sugiere que no es fácil erradicarlos. El primer paso, de todos modos, es identificarlos. 1. Furia. Tratamos a los socialistas, sobre todo a los que defienden sus ideas con la misma pasión que nosotros, como si fueran enemigos en el campo de batalla. Les atribuimos sentimientos viles y descargamos sobre ellos insultos y desprecios. Esta actitud de "hooligan" no contribuye a difundir las ideas liberales. Si los tratamos como enemigos se comportarán como tales, y el liberalismo no se materializará cuando la mitad del país se imponga a la otra, sino cuando la sociedad en general haga suyos esos principios. Si esta actitud de "hooligan" atrae a tantos como aliena, el resultado es un clima ideológico más radicalizado, no más liberal. 2. Guerracivilismo. Los liberales no solo cabemos en un autobús, además intentamos tirar a nuestros compañeros por la ventanilla. Parece que nos interese más etiquetar a la gente que debatir sobre sus ideas. El anonimato de internet convierte en una agresiva pelea una discusión que se resolvería amigablemente en un café. La falta de comprensión y el "hooliganismo" (Furia) tampoco ayudan. Como señala Roderick Long en referencia a las tensiones entre el Mises Institute y el Cato Institute, "cada bando tiende a exagerar los defectos de la otra parte y a minimizar sus propios defectos". Da igual que cada uno crea que su bando es la víctima y es el otro el que exagera, la moraleja es que debemos hacer un esfuerzo de empatía y evitar caer en la descalificación gratuita. Red Liberal es la prueba de que la coexistencia es posible entre liberales de muy distinto pelaje, y de que su fricción puede ser fuente de jugosos debates. Este Instituto tiene una composición más radical pero alberga también varias tendencias y opiniones diversas sin que corra la sangre. Que cundan estos ejemplos. 3. Dramatismo. Nos gusta exagerar. Leyendo algunos comentarios cualquiera diría que estamos a dos pasos del Gulag o que el mundo se acaba mañana. Es bueno distanciarse de vez en cuando, salir al "exterior" de este mundo liberal en el que nos recluimos y observar la realidad con más perspectiva. Nos daremos cuenta de que las cosas van tirando, y en muchos casos van mejor que antes. No es cuestión de conformarse pero tampoco hay que dramatizar más de la cuenta. Gente que viene "de fuera", con la mente abierta, y lee nuestras exaltadas y catastrofistas opiniones puede pensar que vivimos en un mundo distinto al suyo. 4. Impaciencia. El triunfo de la libertad es un proyecto a largo plazo y la impaciencia puede llevarnos a perseguir estrategias cortoplacistas improductivas. Si esperamos cambios inmediatos lo único que conseguiremos es frustrarnos. Hay que aprender a convivir con aquello que estamos combatiendo. Un optimismo largoplacista y nuestra pequeña aportación a una estrategia igualmente largoplacista es lo más productivo, tanto desde el punto de vista de nuestra tranquilidad personal como desde el punto de vista de lo que es necesario para que una sociedad libre emerja algún día. 5. Fe. O esperanza, en la política y en los políticos. Vemos políticos liberales en cada esquina. Merkel era liberal, Sarkozy era liberal. Parece que hay una revolución reaganiana cerca que nunca llega (la revolución que tampoco fue, por cierto). La necesidad genera ilusiones. Es la otra cara de la moneda del Dramatismo y es en buena medida un producto de la Impaciencia. Esta fe o esperanza no es inocua: depositamos confianza en un sistema y en unos políticos que ganan legitimidad a expensas de nuestro desengaño. 6. Anti-izquierdismo. Cuando es instintivo. Con frecuencia rechazamos de forma mecánica ciertas posiciones por estar asociadas a la izquierda (la Furia nubla nuestra razón). Basta que la izquierda las abuchee para que las veamos con buenos ojos (Bush, la guerra, el PP, las multinacionales), y basta que la izquierda las apoye para que las critiquemos (independentismo, calentamiento global, inmigración, multiculturalismo). Debemos definir nuestras posiciones autónomamente, atendiendo a nuestros principios, no como reacción a la izquierda. Este vicio es similar a otro que destacaba Donald Boudreaux: el contrarianismo. Hasta cierto punto es una virtud, porque nos hace receptivos a nuevas ideas, pero a veces queremos ser tan políticamente incorrectos que nos pasamos de frenada. 7. Dogmatismo. No todo empieza y acaba con La ética de la libertad. Rothbard es a menudo un punto de partida más que un punto de llegada. En el otro extremo, algunos quieren continuamente reinventar la rueda en lugar de hacer los deberes examinando lo que han escrito otros autores sobre un tema determinado. También hay vida más allá de la escuela austriaca, no toda la escuela neoclásica cae en el simplismo que a veces le atribuimos (aunque las malas lenguas dirán que eso es por las influencias austriacas...). El radicalismo, por lo demás, no es necesariamente una muestra de dogmatismo, puede ser el resultado de una exploración racional e informada. También se puede ser dogmáticamente anti-radical. En cualquier caso, el dogmatismo es un obstáculo en la búsqueda de la verdad y pone en duda nuestra honestidad intelectual. El que esté libre de culpa que tire la primera piedra. ¿Se os ocurren más vicios liberales?

CARAMBOLA

CARAMBOLA A TRES BANDAS. Es realmente difícil encontrar en la gestión kirchnerista alguna decisión prístina, clara, transparente, en la cual este ausente la mala fe y que tenga como objetivo simplemente beneficiar a los gobernados sin otro objetivo ulterior oculto. Ni que hablar en la gestión de Cristina Kirchner. Sus decisiones presidenciales, prácticamente en su mayoría, fueron duramente criticadas por la oposición, inclusive en muchas ocasiones en voz baja y fuera de record, por el mismo oficialismo. Decisiones tortuosas, perversas y malignas disfrazadas de una supuesta ventaja o beneficio para el pueblo o de los sectores más desprotegidos. Pero lo dramático, es que muchas veces, estas decisiones están en el limbo de la frágil línea que separa lo legal de lo ilegal, trasgrediendo o ignorando directamente las leyes vigentes, inclusive la misma Constitución Nacional. En palabras más claras y sin posibilidades de mala interpretación, decisiones gubernamentales fuera de la ley, o en el mejor de los casos ante una ley modificada o hecha a medida de las necesidades del gobierno. Pero más dramático aún, es que son decisiones poco inteligentes. En realidad muy erróneas, equivocadas y torpes. La intensión de confiscar, esa es la palabra exacta, el 51 % de la empresa Repsol YPF es un claro ejemplo reciente. Pero esa decisión gubernamental, si bien totalmente equivocada en su concepción y particularmente en su ejecución, mirándola bajo la óptica de Satanás, tiene una cierta lógica maquiavélica. La presidente, con este acto, logra varios objetivos simultáneos: • Cristina recobra la iniciativa política, vuelve al tapete y marca la agenda de las próximas semanas o meses. Logra un generalizado consenso que incluye a gran parte de la oposición, al tocar la escondida fibra nacionalista de los argentinos. • Su decisión hace que pase a un lejano segundo o tercer plano, el caso “Boudou - Ciccone Calcográfica”, que de seguir con la intensidad y virulencia de su aparición en los medios, podría inclusive haberla arrastrado en este mega escándalo. • El desastre ferroviario en la estación Once del ferrocarril Sarmiento, que arrojó 54 muertos y más de setecientos heridos, apenas se menciona ocasionalmente en los medios. • El otro mega escándalo que comprometía fuertemente al gobierno, la descarada corrupción descubierta en la Organización “Madres de Plaza de Mayo - Schoklender” ya desapareció de los medios. • Y como punto principal, el gobierno que en los últimos meses mostraba fuertes señales de ahogo económico, logra con esta decisión hacerse de la caja de la más importante empresa del país. ¡Una perfecta maniobra, urdida tortuosa y perversamente por este incapaz y corrupto gobierno! No obstante hay quienes piensan que esta maniobra fue una carambola simplemente casual y fortuita. Al equipo presidencial no le da la capacidad para tanto. Incluyo en este concepto al flamante maoísta de las patillas, quien expresó “Que la seguridad jurídica es un invento del capitalismo”. Todo bien…hasta ahora. Pronto, en el corto y mediano plazo, aparecerán las funestas consecuencias para el país. ¡Lamentable! 23-Abr-12 Dr. ALFREDO RAÚL WEINSTABL alfredo@weinstabl.com.ar

martes, 24 de abril de 2012

LA HORA DE TOMATODO

MOYANO Y SU HORA Moyano adelantó su acto un día para no coincidir con el de Cristina Fernández. Para hoy, a las 15:00, Hugo Moyano llamó a una reunión del Consejo Directivo de la CGT. Su objetivo es convocar al Comité Confederal, el cuerpo de la central sindical que debe ratificar la fecha del congreso normalizador que elegirá a las nuevas autoridades de la CGT. Moyano quiere que ese congreso se realice el jueves 12 de julio. Pero el antimoyanismo apuesta a que hoy el camionero no tendrá quórum en la reunión de Consejo Directivo. El quórum se consigue con la presencia de 18 de los 35 secretarios y vocales que conforman el consejo. Dos moyanistas reconocieron ayer al diario 'Clarín' que "sería un inconveniente" no reunir el quórum. Según uno de esos dirigentes hubo sondeos que indicarían que concurrirían al menos 18 sindicalistas a la cita de hoy. "El problema va a ser si hay ausencias sorpresivas", agregó. En el antimoyanismo evaluaban ayer que aunque no tenga quórum el camionero convocará al Comité Confederal. "Ahí va a enfrentar más juicios que los pelos que tiene en la cabeza", adelantaron. Eso sí: a partir de ahí la CGT se partirá definitivamente en dos sectores. En cambio, nada detendrá el acto de la CGT por el Día del Trabajador, en el que este año, en vez de rogar por la reelección de la Presidente Cristina Fernández, celebrará el acuerdo realizado con Mauricio Macri para el pago de indemnizaciones pendientes para los camioneros en la Capital. Es que para este año todo se dio vuelta. Enfrentado con la Presidente, Moyano reunirá a su tropa con otros fines, y volverá a hacer oír sus reclamos contra la Casa Rosada, en la recta final hacia el Congreso de la CGT. El acto de Moyano tendrá condimentos que molestan especialmente en Balcarce 50. Será apenas 24 horas antes del primer mitin político del año de Cristina, que cerrará el viernes sobre el escenario de Vélez la convocatoria en su respaldo que montarán La Cámpora, el Movimiento Evita y la Corriente Nacional de la Militancia. Pero hay más. El motivo central del acto moyanista será celebrar el mencionado acuerdo con el archienemigo K Mauricio Macri para que unos siete mil recolectores de residuos cobren indemnizaciones pendientes desde 1998, cuando culminó el contrato con la empresa Manliba y un segundo monto que se sumó en 2005, cuando finalizó el primer acuerdo con las nuevas concesionarias. Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli fueron los funcionarios porteños que oficiaron de mediadores entre los camioneros y los empresarios para llegar a un acuerdo para el pago de la deuda de la que todavía falta establecer el monto definitivo. Lo que está claro es que también la Ciudad se hará cargo de un porcentaje, para lo que deberá emitir un bono que necesitará del acuerdo de la Legislatura. Moyano espera reunir cerca de 30 mil recolectores en el estadio de Parque Roca. Hablarán el secretario general de esa rama sindical, Marcelo Aparicio, y el titular de la CGT. El acto le servirá a Moyano para pasar revista a los beneficios que consiguió en los últimos años para los camioneros, una carta que cree jugará a su favor de cara a la elección de la CGT, sobre todo si los votos de los delegados son secretos. “En todos los gremios quisieran un secretario general como Hugo”, repiten en su gremio. Pero nadie duda de que su discurso excederá la temática de su sector para reiterar los reclamos por el impuesto a las ganancias, asignaciones familiares y los fondos de las obras sociales, entre otros de los tópicos con que repiquetea Moyano ante los oídos sordos de la Casa Rosada. Prometieron acompañar sobre el escenario algunos de los dirigentes sindicales de la central obrera más cercanos al camionero como Omar Plaini, Julio Piumato y Juan Carlos Schmid.

lunes, 23 de abril de 2012

INDECENCIA

Sagacidad Indecente por Alberto Medina Méndez albertomedinamendez@gmail.com El reciente intento expropiador de YPF por parte de Argentina, es un nuevo capítulo de una vieja novela. Sabido es que los gobiernos parecen especializarse en esto de saquear a quienes disponen de recursos. Nada nuevo bajo el sol, solo renovadas formas, de perpetrar su enfermiza predilección por lo ajeno. Esta epidémica actitud, contagiosa por cierto, se combina con una virulenta disposición para modificar las reglas de juego a su paso, haciendo gala de una impunidad a prueba de todo, de una vocación autoritaria que no teme alterar ningún criterio, para ganar siempre, del modo que sea, sin principios ni valores, con el solo objetivo de conseguir el botín del momento. Después de todo, el Estado ha hecho una gimnasia permanente de esto de quedarse con lo que otros producen, con el esfuerzo y los méritos de los demás. Poco podemos sorprendernos frente a ello. Lo paradigmático de este fenómeno, es el espectacular mecanismo que hace que los ciudadanos de a pie, esos que son esquilmados a diario por el mismo Estado, se presten tan servilmente a una estrategia que va por más. Sobre todo porque quienes lo recitan, esos que habitan el mismo espacio, apoyan dócilmente medidas ridículas, de expropiación, confiscación y robo institucional, solo porque se trata de las posesiones de otros. Si el propósito de la expropiación fueran sus propias pertenencias, seguramente sus opiniones se modificarían rápidamente y considerarían que estamos frente a un acto de vandalismo inaceptable. Pero claro se trata de la actividad de otro, de los bienes de personas distintas, y los aplausos se multiplican mucho más, cuando el blanco del pillaje son individuos o empresas extranjeras. La xenofobia más básica brota con furor para hacer de las suyas. Un sentimiento abominable, además de inconstitucional, pero fundamentalmente despreciable e inmoral se suma a esta andanada de actitudes hostiles contra los que disponen de bienes. No puede llamar mucho la atención. Los gobiernos conocen estas pasiones nacionalistas y apelan a un patrioterismo tan elemental, y a una renovada y perversa utilización semántica, que les permite arrear voluntades con solo agitar banderas nacionales y movilizar lo peor de las personas. Despiertan ese costado que desprecia a los demás solo porque nacieron en otro lugar, olvidando muchas veces sus propias raíces e ignorando que muchos de ellos provienen de otras culturas, con antecesores que vinieron desde otras naciones a su país, para dar lo mejor de sí mismos. Ya sabemos que esto de la soberanía no es más que un apelativo sensiblero para emocionar a incautos, que siguen creyendo que se recuperaron recursos que nunca dejaron de ser del Estado. En un país plagado de normativas estatistas, el sector público conserva su propiedad y solo concesiona su explotación. Seguir insistiendo con argumentos que nos hablan de inversiones que no vendrán, con la inseguridad jurídica o los efectos de corto plazo, es como conceder a la idea de que el saqueo puede ser justificado de algún modo. No es necesario explicar acerca del daño que estas decisiones producen. Aun si no las generaran seguiría siendo una medida cuasi delictual. NUNCA quedarse con la propiedad de otro, puede tener un costado aceptable. Mucho menos con los falaces argumentos desplegados por esta caterva de oportunistas, que cambian de visión según para donde sopla el viento de sus necesidades pecuniarias más mundanas, haciendo alarde de una absoluta falta de escrúpulos, que tampoco asombra. No es menos cierto por ello, que muchas de las empresas sujetas a esta modalidad expropiatoria, conocen en detalle el esquema vigente. Ellos ingresaron al negocio, bajo oscuras modalidades, con escasa transparencia, y con favores que estos mismos interlocutores le hicieron tantas veces para ampliar sus fronteras económicas. Lejos están algunas de estas rentables actividades de ser el paradigma del mercado, la competencia y el triunfo de los más eficientes. Muchos de ellos son especialistas en obtener prebendas y privilegios estatales, donde sea, y esto que ocurrió, está en sus agendas pese a su sobreactuado desconcierto. Lo de ellos pasa hoy simplemente por negociar bien la compensación que reclaman por esta expropiación, no más que eso. Invertir en países hostiles al capital como los nuestros, supone justamente arriesgarse a las consecuencias repentinas de estas predecibles aventuras populistas. Pero eso tampoco justifica apropiarse de sus bienes. Una inmoralidad nunca se justifica con otra. Claramente somos una sociedad hipócrita, que abusa de sus contradicciones, que milita en esto del insostenible y escandaloso doble estándar que justifica expropiaciones a extranjeros en su país, pero que rechazaría de plano cualquier intento similar de una nación foránea. Esta típica ambigüedad ideológica que detentamos tan ostensiblemente, es la que muestra que nos enojamos con los que vienen a invertir y pretenden obtener lucro para llevarse las utilidades a su país de origen. La contracara es que raramente nos sonrojamos con la ganancia propia y nos ofenderíamos si nos impidieran traer a nuestra tierra el fruto del esfuerzo de nuestras empresas que invierten y producen en el exterior. La picardía está a la orden del día. Un gobierno de saqueadores, plenamente consistente con una sociedad incoherente, cegada por sus rencores y odios, deseosa de plasmar sus revanchas y venganzas, repleta de envidia, que le impide entender que solo se crece genuinamente produciendo, generando confianza, con alianzas y no con represalias, robos y confrontación endémica. Lamentablemente, en vez de dedicarnos a producir riquezas y combatir la pobreza con ingenio y perseverancia, hemos optado por el patético sendero de la apropiación, bajo la constante inspiración de una sagacidad indecente.

FUERZA MINIMO !!!

VAMOS CON MININO !!!!! UN PROFUNDO IDEALISTA DE LA LUCHA POPULAR, CONOCEDOR ACABADO DE TODA LA HISTORIA DEL JUSTICIALISMO, MILITANTE DESDE LA PRIMERA HORA, ABANDERADO DE LOS HUMILDES, RENUNCIÓ A TITULOS Y HONORES, HONESTO ACABADO QUE ENCONTRÓ LABURO Y LO DEVOLVIÓ, VOTADO POR LA CASA DEL CALAFATE ( EL JARDINERO SE ABSTUVO ) . ES EL FUTURO DE LA PATRIA, LAS MANOS LIMPIAS ( JAMAS SE LAS ENSUCIÓ LABURANDO EN ALGO ) . VAMOS ARGENTINA. DEBEMOS SUPERAR EL CARAJO ADONDE YA LLEGAMOS Preparando a Máximo, siempre Máximo Máximo Kirchner tiene una entrenadora muy especial: Andrea Del Boca El proyecto político que tiene como protagonista principal a Máximo Kirchner va tomando forma. Urgente24 ya anticipó que el hijo de la Presidente de la Nación prepara su salto a la arena electoral con una candidatura a Diputado Nacional. De ser elegido, la estrategia de largo plazo incluiría una eventual postulación en 2015 para suceder nada menos que a Cristina Fernández en la Presidencia, en un plan que pretende eternizar el apellido Kirchner en el poder. Toda una apuesta, teniendo en cuenta la nula experiencia del hijo presidencial en la política de urnas. Ya había trascendido que, como parte de su entrenamiento, Máximo Kirchner habría comenzado a tomar clases de oratoria por pedido de su madre. Urgente24 pudo saber que detrás del hijo presidencial se encuentra un equipo completo de 'coaching' preparando al futuro candidato para sus presentaciones en público y que una de las figuras que integra ese grupo es nada menos que la estrella de las telenovelas Andrea del Boca. La actriz de 'Celeste siempre Celeste' y 'Perla Negra' es una de las figuras del espectáculo más cercanas al cristinismo. Se la vio en varios actos oficiales y también en el funeral de Néstor Kirchner, donde, según Jorge Lanata, "lloraba más que Cristina". En el cristinismo ya hablan abiertamente de la posibilidad de que Máximo encabece una boleta, aunque no estaría claro cuál sería el distrito a representar, si Santa Cruz o la provincia de Buenos Aires. El diputado ultracristinista Carlos Kunkel, lejos de desmentir el presunto plan del Gobierno, salió a anticipar un éxito en las urnas del hijo presidencial. El legislador afirmó este miércoles (28/3) que si Máximo Kirchner decide ser candidato a diputado en 2013 por la provincia de Buenos Aires "va a tener mucho acompañamiento". "Tendrá el reconocimiento y la representatividad que se merezca de parte de la militancia. Nadie le va a decir por decreto que sí o que no. El tiene todo el derecho de hacerlo, y por supuesto, si él tiene la voluntad y lo hace, va a tener mucho acompañamiento", afirmó Kunkel. "Yo lo vería bien si él se decide a hacerlo, y caminar", señaló Kunkel en declaraciones a radio La Red al ser consultado al respecto. El legislador aclaró que no habló "con Máximo sobre esto, pero está en todo su derecho" si decide impulsar su candidatura. De todos modos, Kunkel se atajó: "no quiero aparecer después que lanzo la candidatura, no quiero aparecer en los títulos que lanzo la candidatura de nadie a esta altura".

ESPAÑA

UNA EDITORIAL DEL DIARIO LA RAZON DE ESPAÑA DA VERGUENZA,... PERO ES CIERTO Peor aún, esta Gente abunda... 23 de Abril de 2012 DEL DIARIO LA RAZON es. (España) Columnistas por Alfonso Ussía KICILLOF Un apellido rarísimo. Quizá venga de un emigrante ruso, Kicilov. También búlgaro. A doña Bótox, la viuda negra, se le rocían las enaguas cuando lo mira. Es joven, guapo y peronista, casi montonero. Íntimo amigo del niño Kirchner, que será el próximo Presidente de Argentina. Kicillof es un muchacho violento, chulo, arrabalero. Contagia la tensión. Que se lo digan a los ejecutivos de Repsol, que fueron perseguidos, interrogados y forzados a huir de sus casas por la Policía peronista. Escribió André Malraux, que Buenos Aires es la capital de un imperio que no existió jamás. El problema es que ese pequeño detalle lo ignoran muchos argentinos, incluido Kicillof. Por la influencia que tiene sobre el ánimo de la cirujada podría establecerse una comparación entre Kicillof y el marqués de Villaverde en la década de los sesenta. Por un «Eco de Sociedad» se cerró durante unas semanas «La Codorniz» de Álvaro de Laiglesia. Parece que el marqués intervino con excesivo interés en la implantación de las motos «Vespa» en España. Y «La Codorniz» le gastó una broma que le costó cara. «Eco de Sociedad. El marqués de Villavespa se ha comprado una moto verde». Era simpático. Kicillof, en cambio, tiene la mirada perdida de los que han nacido a destiempo. Le habría gustado desarrollar sus cualidades políticas en los principios del peronismo, cuando se enviaban grupos de canallas a matar a los que no estaban de acuerdo ni con don Juan Domingo, ni con doña Evita ni con las madres que parieron a ambos dos. Para mí, y esto es un juicio aventurado, pero nada original, que entre la viuda y Kicillof, se están montado un chiringuito para entregar la «Vaca Muerta» a una empresa petrolífera china o similar y dejar resuelto el problema económico de diez generaciones de los Kirchner y doce de los Kicillof. En Argentina, por desgracia para los millones de argentinos honrados y emprendedores, no hay dinero porque los polítcos lo han robado a manos llenas y depositado en Estados Unidos, Suiza o Liechtenstein. Me divertiría oír a Kicillof pronunciar «Liechtenstein» en plena oratoria arrebatada. Los argentinos, y en este aspecto los envidio y admiro, son profundamente patriotas. Y hay una manera de engañarlos que nunca falla. El bien de la Patria. Cuando volvió Perón lo hizo por el bien de la Patria. Cuando designó heredera a su mujer, Isabelita, lo hizo por el bien de la Patria. Los montoneros mataron por el bien de la Patria, y la Junta Militar de Videla y compañía se hizo con el poder por el bien de la Patria, asesinando a miles de argentinos por el bien de la Patria. Cuando la Dictadura vislumbró su final, Galtieri anunció que por el bien y la dignidad de la Patria, el Ejército argentino había ocupado las islas Malvinas o Falklands, argentinas de alma y británicas de soberanía. Los ingleses son más callados y en lugar de hablar del bien de la Patria, mandaron a la Armada de Su Majestad y recuperaron las islas en un santiamén. Y ahora, la excusa para expoliar a Repsol de lo que ha invertido, investigado y hallado en Argentina, es el bien de la Patria, y hay tontos que se lo creen. Creo que Argentina ha dado un mal paso que quiebra su menguada credibilidad en los mercados libres. A partir de ahora, se lo pensarán tres veces los que vayan a invertir un euro en Argentina, porque la viuda y Kicillof se pueden quedar con el euro por el bien de la Patria. Sucede que Argentina es una nación tan grandiosa y rica, y tan robada, y tan hurtada, y tan desnudada por los propios argentinos, que siempre hay un resquicio para la esperanza. El futuro está claro. Kicillof y Kirchner serán multimillonarios –y peronistas–, por el bien de la Patria.

domingo, 22 de abril de 2012

PESADILLA

¡PESADILLA! *“No, no es verdad, todo es un sueño. Pero es real, dime tú, reina del mal, cuando voy yo a despertar”. La Oreja de Van Gogh Por Malú Kikuchi (22/4/2012) Tengo una pesadilla. Sueño que Federico Delgado, el fiscal de la Tragedia de Once, 51 muertos y 703 heridos (22/2/12) porque el juez Bonadío no pudo incluir al estado como querellante, acusa al estado (que regaló subsidios a TBA sin controlarlos), “de complicidad criminal con la tragedia”. Tengo una pesadilla. Sueño que a pesar del fiscal de la causa, a pesar de los peritajes que demuestran que los frenos del Sarmiento dejaron de funcionar, lo mismo que los topes del Once, la concesionaria TBA sigue operando como si nadie hubiera muerto y no hubiera todavía heridos. Tengo una pesadilla. Sueño que Sergio Shocklender “sueña compartir” en libertad sus dineros “esforzadamente construidos” a través de la fundación madres de Plaza de Mayo y Meldorek, mientras mamá Hebe, intocable cual vaca sagrada de la India, exhibe pública y groseramente su impunidad. Tengo una pesadilla. Sueño que alguien, que no es Lenín, ni Trotsky, ni Marx, ni Mao, ni Fidel, ni siquiera Chávez, dice que “seguridad jurídica” y clima de negocios”, son palabras horribles (sic). Lo dice desde el congreso de la nación, el viceministro de economía de Argentina, Axel Kicillof, la nueva y rutilante estrella que nos va a estrellar, y ya ha empezado a hacerlo. Tengo una pesadilla. Sueño que mientras Kicillof habla pestes de la pésima política energética de estos últimos años, lo hace acompañado del ministro De Vido y del secretario Cameron, directos responsables de esas políticas. Tengo una pesadilla. Sueño que Argentina tiene desde 2004, una empresa estatal energética, ENFARSA, perdón, ENARSA, que paga sueldos, alquileres, teléfonos, gas, electricidad (todo con nuestros impuestos), y sólo le ha aportado al país el dinero de la valija de Antonini Wilson, que llegó en un avión alquilado por ENFARSA. El dinero sigue en Ezeiza, sin reclamar. Tengo una pesadilla. Sueño que el vicepresidente de la nación, Amado Boudou, está sospechado de tráfico de influencias y manejos turbios y que miente sobre sus amigos, que dice no conocer. Sueño que Ciccone quiebra, que la quiebra se levanta (a pedido de Boudou entonces ministro de economía, caso único en la historia) y es comprada por gente afín al vice. Tengo una pesadilla. Sueño que la nueva Ciccone, PRIVADA, va a imprimir billetes oficiales de $100. En la pesadilla pregunto por qué este estado estatizador no expropia Ciccone y la pone bajo la órbita de la casa de la moneda. ¡Van a imprimir billetes legales! Un negocio de US$ 50 millones. Tengo una pesadilla. Sueño que los políticos que privatizaron YPF en 1992, y la vendieron a Repsol en 1998/9; los que en 2008 obligaron a Repsol a vender un 15 % de acciones a los Eskenazi, sin poner un $, a cambio de sacar del país ¡el 90%! de las ganancias que diera la empresa, son los que hoy la intervienen y mandan un proyecto de ley para expropiarla. Tengo una pesadilla. Sueño que Cristina en diciembre 2010, hace sólo 16 meses, felicitaba a Brufau y a Eskenazi por el buen funcionamiento de Repsol/YPF. Sueño que el ministro De Vido, del que dependía la política energética del país, es el interventor, con Kicillof, de la nueva YPF. Tengo una pesadilla. Sueño que en verdad una nación tiene el derecho constitucional de expropiar ateniéndose al bien común y siempre de acuerdo a derecho. Sueño que nosotros hacemos una “apropiación temporaria anormal”, una ley del tiempo del proceso para las autopistas de Cacciatore. Sueño que a veces, al gobierno progre, el proceso le sirve. Tengo una pesadilla. Sueño que desde Evo en Bolivia, pasando por Santos en Colombia, México, EEUU y ni hablar de España y la UE, todos hablan pestes de Argentina, nadie nos quiere. Sueño que el mundo está equivocado y sólo nosotros, en contra de todos y todas, tenemos razón. Dicen que “Bram” Stoker, escritor irlandés, una noche, después de comer langosta y tomar demasiado alcohol, se fue a dormir y tuvo una horrible pesadilla. Era 1897. Al día siguiente empezó a escribir una novela basada en su pesadilla: Drácula. Soy abstemia, acá no hay langostas y Moreno no permite la importación. Si existieran, no podría pagarlas. Me despierto, no soy capaz de escribir una novela de terror, simplemente vivo en ella. Me despierto en la Argentina 2012, el país de Cristina, Moreno y Kicillof. Mi pesadilla es real. Como dice el DRAE, me causa “opresión en el corazón y dificultad al respirar”. Tengo una pesadilla. Sueño que Drácula ya nos ha chupado el gas, la honestidad, el petróleo, la seguridad jurídica, el clima de negocios, y hasta la sangre. Como nada le es suficiente, empieza a chuparnos la esperanza. *La Oreja de Van Gogh, grupo musical español, “Pesadilla”, 1998.

CORRALITO II ???

RUMORES RUMORES.....RUMORES ??? En los despachos oficiales, de boca en boca , está corriendo la palabra CORRALITO II bajo el eufemismo de 'Fondo Patriótico’. Una fuente muy confiable, me acaba de informar que para la semana entrante ó dentro de los próximos quince días, el gobierno planifica una de sus últimas jugadas. Bajo el nombre de 'Fondos Patrióticos', están ultimando los detalles para recrear un nuevo 'Corralito Bancario'. Será como el anterior, pero con una modalidad especial: Se emitirán bonos de canje, que no valdrán ni la tinta con que los emitirá la Casa de la Moneda. Están previendo un agujero fiscal de más de diez mil millones que no ingresarán como retención de exportaciones. Es la contramedida que preparan para arremeter contra el inminente paro agropecuario. Tomemos esto con cautela.....pero EL QUE SE QUEMÓ CON LECHE VE LA VACA Y DISPARA Y LOS KIRCHNERMARXISTAS CON CAPACES DE CUALQUIER COSA !!!!

PEGUELE FUERTE

Y péguele fuerte… a la seguridad jurídica Por Dr. Jorge R. Enríquez Los memoriosos recordarán la conocida frase que inspira el titulo de esta nota. "Y Péguele Fuerte, déle con todo" era el título de un jingle publicitario de los años setenta que, haciendo un juego de palabras con las iniciales de YPF, estaba destinado a la promoción de la compañía petrolera. Los tiempos cambiaron y ahora aquel "Y Péguele Fuerte, déle con todo" mutó sin ruborizarse al "Y Péguele Fuerte, vamos por todo" y como al pasar, le pegamos, también, a la seguridad jurídica. Es que, finalmente, el borrador de proyecto de ley que había circulado la semana pasada era cierto: la Sra. de Kirchner anunció por cadena nacional, en un extenso "Aló Presidenta", la estatización de YPF. La presidente se preocupó por distinguir: según ella, no es una estatización porque la compañía seguirá siendo una sociedad anónima. ¿Piensa lo que dice o quiere tomarnos el pelo? Poco importa la forma societaria si la propiedad de una empresa es total o mayoritariamente del Estado: es una empresa estatal. Claro esta que esto encierra una de las tantas trampas que contiene el proyecto legislativo, porque las empresas estatales propiamente dichas están sujetas a controles del Estado muchísimos más rigurosos que las sociedades anónimas, aún cuando éstas tengan mayoría estatal. Cristina Kirchner y su marido fueron los más entusiastas propulsores de la privatización de YPF durante el gobierno de Menem. Claro, ¿cómo no iban a apoyar esa ley si a cambio se les pagaron las jugosas regalías que desde entonces son los llamados "fondos de Santa Cruz", de misteriosa travesía por paraísos fiscales de diversos lugares del mundo, y de los que jamás rindió cuenta el difunto Eternauta? Después, ya con ellos en el gobierno nacional, los Kirchner impulsaron la "argentinización" de una parte de YPF, es decir, la kirchnerización, porque se le vendieron las acciones a un amigo o socio de Kirchner, Enrique Eskenazy, que no puso un peso para adquirirlas, ya que las fue pagando con las utilidades de la empresa y que, ahora, sugestivamente ha salido indemne de esta expropiación. Su paquete accionario del 25 % esta intacto. Así funciona el capitalismo de amigos. Y ahora llega la ¿última? estocada, con esta estatización improvisada, que ya el gobierno español calificó de hostil, y que por la forma prepotente de ser realizada y por el casi seguro intento de no pagar por ella lo que corresponde, no hará otra cosa que reforzar el aislamiento de la Argentina y ahuyentar aún más a los inversores. El populismo festeja, pero no hay nada que festejar. De lo que se trata es de extraer el petróleo y el gas, distribuirlo y venderlo a precios accesibles, con una oferta abundante y sostenible. Y todo indica que ese objetivo está hoy más lejos que nunca de alcanzarse. Es patético que se hable con tono épico de la "soberanía hidrocarburífera" cuando fue por responsabilidad exclusiva de los Kirchner que el autoabastecimiento petrolero que la Argentina había alcanzado se despilfarró en estos años. Es curioso que en medio de esta euforia chauvinista no se señale que la errática política energética de los señores de El Calafate es la que nos condujo a la crisis que nos agobia en este segmento económico, obligándonos desde 2004 a importar combustibles por 14000 millones de dólares anuales. Ellos privatizan, ellos estatizan, y siempre los villanos son los otros. Cada país decide si sus empresas petroleras son estatales, privadas o mixtas si hay una sola ("de bandera", podríamos decir) o se admiten varias. Pero lo importante no es la propiedad de esas empresas, sino la política energética. Para decirlo en términos de Deng Xiao Pin, el líder que terminó con el maoísmo en la economía china y la abrió a formas capitalistas, no importa si el gato es blanco o negro sino si caza ratones. Y en la Argentina, YPF no caza ratones, es decir, no extrae todo el petróleo ni el gas que necesitamos. Pero no se trata sólo de YPF, que no participa más que en un tercio de la actividad del sector, sino de un problema general, porque a las demás empresas les pasa lo mismo. Entonces, hay que preguntarse por qué perdimos con los Kirchner el autoabastecimiento. La respuesta es que ello ocurrió por pésimas políticas que, sobre, por precios artificialmente bajos no alentaron esas inversiones. Si además hubo vaciamiento, si hubo prácticas corruptas por parte de Repsol, es algo que deberá determinar la justicia, y si lo determina los principales responsables serán los Kirchner. Y aquí se nos plantean algunos interrogantes: Porqué si Repsol y los Eskenazi vaciaron la empresa, se expropia solo el paquete accionario del primero? Porqué si como lo denunció Kicilloff la compañía española se quedó con 9.000 millones de dólares que no le correspondían mientras desaprensivos funcionarios aprobaban sin chistar los balances de la empresa? Porqué tal latrocinio no fue denunciado por la Presidente en su hora? Sucede que en la Argentina la voluntad del gobernante está por sobre el imperio de la ley, a la cual se somete únicamente cuando el oportunismo político se lo aconseja. Así, también, sucedió, en este caso. Huérfano de atribuciones para intervenir intempestivamente la empresa y carente de toda decisión judicial que, ante tal falencia, lo habilitara, el gobierno apeló a sancionar un decreto de necesidad y urgencia, inaplicable jurídicamente en el caso, a la par que enviaba un proyecto de ley de expropiación sin indemnización alguna, en clara violación a la Constitución Nacional. Mientras ello ocurría viabilizaba “de facto" y a los empellones la intervención de la empresa, curiosamente aplicando una norma sancionada durante la última dictadura militar. Hacia adelante se requieren reglas claras, seguridad jurídica, confiabilidad, marcos regulatorios previsibles, posibilidad de realizar actividades lucrativas. En fin, todo lo que es fácil suponer que no habrá, si nos atenemos a las palabras de Kicilloff quien calificó de "concepto horrible" el término "seguridad jurídica", al cual, seguramente, los jóvenes "camporistas" ven como un “prejuicio burgués”. YPF ya es nuestra, para felicidad de un nacionalismo barato que hoy aplaude entusiasmado la medida. Y será, también, nuestro por muchos años el desabastecimiento.

ARGENZUELA

Argentina y la región después de YPF Por Rosendo Fraga Fuente: Centro de Estudios Nueva Mayoría El proyecto de ley estatizando el 51% de Repsol-YPF constituyó una respuesta clara a los reclamos y advertencias que en los últimos días llegaron desde el exterior, coincidiendo con el reclamo de España. En el campo internacional, Argentina vuelve a dar un paso que la acerca a los gobiernos regionales del ALBA liderados por Venezuela y alejarse más de los de centroderecha o los de izquierda moderada o socialdemócrata. La caída de los bonos argentinos, así como también de las acciones de las empresas del país tanto en la bolsa de New York como en la de Buenos Aires, muestran que la estatización de YPF ha tenido un costo general para los valores de la Argentina, el que inevitablemente se hará sentir sobre la marcha de la economía argentina, aunque todavía es difícil determinar cuándo y cuánto. La posibilidad de que el estado avance sobre otras empresas de capital extranjero está planteada. El gobierno tomaría el control ahora de Metrogas, empresa que había sido privatizada y adquirida por British Gas y comprada luego su mitad por YPF. Hay quienes sostienen que Edesur, una eléctrica controlada por la española Endesa, podría sufrir un avance del estado. Cabe recordar que cuando se quitaron a YPF-Repsol áreas de exploración semanas atrás, también se quitaron a otras empresas, como la petrolera estatal chilena y Petrobras. Es por esta razón que esta estatización proyecta incertidumbre sobre otras inversiones extranjeras en el país. Para los países del MERCOSUR hay un efecto ambivalente. Dada la importancia de Argentina en este grupo regional, fuera del mismo se verá con cierta preocupación que su segundo país en magnitud dé pasos que lo aproximan al modelo venezolano. Por otro lado, los restantes países del MERCOSUR pueden aparecer como más seguros para la inversión y en consecuencia haber inversores que, ahuyentados por el riesgo argentino, vayan a ellos. La estatización de YPF y el cierre de importaciones generan controversias no sólo con el mundo, sino también con los países de la región. Desde esta perspectiva, estas acciones pueden reducir y no ampliar el respaldo que América Latina dé al reclamo argentino por la soberanía en Malvinas, aunque son problemas diferentes. La excepción son los países del ALBA, que pasan a apoyar con más fuerza a la Argentina por haber estatizado YPF, como lo ha hecho público el mismo Chávez.

Chiste de la semana

Chiste de la semana