La gente INTELIGENTE habla de IDEAS, La gente MEDIOCRE habla de COSAS, La gente IGNORANTE habla de la GENTE

adsense

sábado, 30 de abril de 2011

TORPE


LA TORPEZA A LA CUAL SE PUEDE LLEGAR PUEDE ALCANZAR NIVELES INCREÍBLES
Escuchar exponer a un filósofo suele dejar en el auditorio profundas e importantes reflexiones sobre la vida, el mundo, la realidad circundante y suele despertar inquietudes existenciales.
Pero como en toda otra disciplina, en oportunidades, también se suelen escuchar sandeces de tal magnitud que dejan al auditorio perplejo, con la boca abierta, ante el disparate expuesto.
Uno de estos “filósofos”, muy amante de la exposición en los medios, es José Pablo Feinmann.
Al inicio de la era kirchnerista, allá por el 2003, escuchaba con atención las exposiciones en los medios de este filósofo comprado, vaya a saber a que precio, por el oficialismo. Pero al poco tiempo dejó de interesarme y automáticamente cambiaba de canal o de frecuencia cuando aparecía en la pantalla de TV o en la radio.
Hace un par de días atrás tomé conocimiento de un artículo atribuido a este polémico pseudo intelectual de izquierda, titulado “Una Bandera Para El Siglo XXI”.
Como todo lo que recibo relacionada a ese grotesco y desagradable personaje, al ver quien era el autor del artículo, lo descarté sin leerlo, sin más trámite.
No obstante volví a recibir la nota repetidas veces, en diferentes ocasiones, de diferentes personas por internet, así que por cansancio, decidí leerlo.
Sencillamente tuve dudas si reír o llorar ante tan gigantesco sin sentido y despropósito.
En el artículo de aproximadamente una carilla de extensión, Feinmann proponía la modificación de uno de nuestros simboles nacionales que nos acompaño prácticamente desde el nacimiento de la Patria misma.
Proponía modificar la bandera nacional sacándole el sol a la misma y reemplazarlo por el pañuelo blanco de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.
A efectos de que no haya ninguna duda sobre lo que afirmo transcribo literalmente el último párrafo del artículo de referencia.
“Para este siglo XXI, para que esta lucha de hoy contra la globalización del Uno Imperial, necesitamos otra bandera. Que sea azul y que sea blanca, como la anterior. De acuerdo. Pero le sacamos ese sol de la guerra y ahí, en ese lugar, reemplazándolo, ponemos el pañuelo blanco de las Madres y las Abuelas, el pañuelo de la paz, el de la vida, el de nuestro más genuino, verdadero orgullo.”
La nota no merece ser leída como tampoco discutirse ni comentarla, por disparatada y poca seria.
Simplemente es necesario expresar que las Madres y Abuelas no son en absoluto y bajo ningún concepto, motivo de orgullo de los argentinos.
¿Que son las Madres de Plaza de Mayo?
Respetando todo su inmenso dolor por la terrible tragedia que significa la pérdida de un hijo, hay que decirlo con todas las letras: las Madres son los parientes directos de aquellos argentinos, muchos de ellos adoctrinados y adiestrados en Cuba, de buena fe o no, que equivocados, se alzaron en armas contra las autoridades constitucionales buscando derribar el gobierno para instalar un régimen castro marxista-leninista, totalmente ajeno al sentir de la mayoría de los argentinos.
En esencia, eran los que secuestraban para conseguir fondos para la “causa”, los que asaltaban comisarías e unidades militares para conseguir armamento, los que asesinaban a mansalva a los agentes policiales de los barrios para robarles el arma reglamentaria, los que robaban bancos y financieras, los que copaban pueblos y pequeñas ciudades, los que ponían bombas para instalar el terror en la ciudadanía, los inventores de las “cárceles del pueblo”, los que fusilaban sin miramientos y misericordia a funcionarios y uniformados, para nombrar solamente algunos de sus numerosos, graves y aberrantes delitos.
Son los hijos de las Madres, que mediante el terrorismo y la subversión, desataron la violencia fratricida en nuestro país.
Y las consecuencias, aún a casi tres décadas, siguen influenciando e impidiendo la paz y conciliación entre los argentinos.
No, no hay que sentirse orgullosos de las Madres. Madres que descuidaron la formación, educación y el control de las actividades de sus hijos.
Volviendo al disparate mayúsculo de Feinmann expuesto en los primeros párrafos.
Ya hace unos años, gente afín a este gobierno, izó la bandera roja en el edificio principal de la Escuela de Mecánica de la Armada. Ahora este obeso trasnochado propone ese disparate mayúsculo. ¿Sabrá que precisamente el pañuelo de las Madres no une a los argentinos, sino por el contrario, los separa y divide?
Simplemente como un ejemplo: lo que si unió fuertemente a los argentinos y mostró una cohesión pocas veces vista en nuestra Nación, fue la bandera argentina, con el sol en su franja central, flameando el día 2 de abril en las Islas Malvinas. Y posteriormente muchos miles de argentinos sufrieron los duros rigores de la guerra para defenderla y 649 murieron por ello.
Y así en centenares, miles de hechos similares, desde su creación, en el año 1812, en las márgenes del rio Paraná, por el Gral. Manuel Belgrano.
Los desprevenidos y particularmente las generaciones más jóvenes, no se deben dejar influenciar por esta diatriba disolvente que “filósofos” de este tipo, minen nuestro sentido de identidad nacional y alimenten la ideología que el gobierno kirchnerista trata imponer.
No soy jurista ni tengo mayores conocimientos de la legislación. Pero quisiera saber si este chaplinesco “filosofo” no está incurso en la infracción del artículo 222 del Código Penal. (ref.1)
De ser así, es de esperar que un fiscal, sin miedo ni temores, procese a este “intelectual” por apología del delito.


28-Abr-11 Dr. ALFREDO RAÚL WEINSTABL
alfredo@weinstabl.com.ar

NOTA:
(1) Art. 222 del Código Penal Argentino: “….Será reprimido con prisión de uno a cuatro años el que públicamente ultrajare la bandera, el escudo o el himno de la Nación o los emblemas de una provincia Argentina. (Nota: texto conforme leyes Nº 16.648 y Nº 23.077)”

Ultrajar: es despreciar. Puede tener lugar la ofensa de palabra, con gestos o hechos materiales (abucheos, silbidos, etc.) El ultraje debe ser público; puede cometerse en lugares públicos, de acceso público o expuesto al público.
Los objetos materiales son el escudo, la bandera y el himno y los emblemas provinciales.
Es un delito doloso; sujeto activo puede ser cualquiera, la consumación se da al materializar el ultraje público. Admite tentativa y participación..

FUERTE Y DÉBIL


CARRIÓ, DUHALDE, MACRI, DE NARVÁEZ Y STOLBIZER LO PRESIONAN

Alfonsín, el candidato fuerte de una UCR débil

Por el Dr. Carlos Tórtora

Igual que su padre en el ‘82, Ricardo Alfonsín quedó consagrado esta semana como el principal candidato de la oposición al renunciar Ernesto Sanz a disputar la primaria del 14 de agosto. Sin embargo, las semejanzas no son tantas. Raúl Alfonsín lideraba entonces un partido potente y en pleno crecimiento, que incorporaba masivamente a la juventud. En cambio su hijo es el candidato de una UCR todavía convaleciente de la catástrofe de la Alianza. Las recientes elecciones provinciales expusieron esta debilidad: los radicales perdieron ante el kirchnerismo el gobierno de Catamarca, luego obtuvieron un deslucido tercer lugar en Chubut y remataron con un sexto puesto, detrás del Partido Obrero, en Salta. Este panorama oscuro facilitó el rápido ascenso de Alfonsín, ante la necesidad de contar con un candidato ya instalado en las mediciones. Pero esta tendencia tiene su contracara: él -y las demás figuras de la oposición- saben que la UCR podría acercarse en octubre al ballotage mediante un amplio esquema de alianzas. En otras palabras, que los demás presidenciables de la oposición trabajan desde la plena convicción de que Alfonsín depende de ellos y a la inversa.

Uno por uno

El primero que aprovechó la debilidad radical no es presidenciable pero tiene peso específico como si lo fuera. Francisco De Narváez le ofrece a la UCR una masa de votos peronistas que, al menos en teoría, alcanzaría al 10 por ciento del electorado nacional. No es poco, sobre todo teniendo en cuenta que el radicalismo carece en Buenos Aires de un candidato a gobernador registrable en los primeros puestos de las encuestas.

Pero el empresario exigiría exclusividad, es decir, ser la única lista bonaerense adherida a la boleta de la UCR. Para el GEN de Margarita Stolbizer esto significa que su participación en las listas provinciales seria ínfima, por ser optimistas. Stolbizer amenaza con patear el tablero e impulsar, con el beneplácito de la Casa Rosada, una coalición de centro izquierda que postule a Hermes Binner como presidente.

Las presiones de De Narváez y Stolbizer son sólo una parte del menú. Mauricio Macri, que busca afanosamente la puerta de salida de su candidatura presidencial, podría sumar el PRO a las listas radicales en varias provincias, empezando por Córdoba, pero ya le estaría advirtiendo a Alfonsín que se debe abstener de escuchar los planes que De Narváez tendría para la elección porteña del 10 de julio. El empresario está testeando una alianza peronista-radical que podría llevar como candidato a Jefe de Gobierno a Jorge Telerman, Rodolfo Terragno o Silvana Giudici. Este proyecto podría restarle votos al macrismo en la primera vuelta (y ahora no le sobran). Las relaciones entre Macri y los radicales son bastante tensas y se relacionan también con la candidatura presidencial de Eduardo Duhalde. Cuarto en las encuestas, con la ratificación de su candidatura el ex presidente parece estar enviándole un mensaje a Alfonsín. Todo sería negociable, hasta la continuidad de su candidatura, si la UCR acepta compartir listas con el duhaldismo, lo que parece muy improbable, porque De Narváez, los socialistas y el GEN le cerrarían el camino. Si todo sigue como hasta hoy y Duhalde presenta listas propias para la primaria el 24 de junio, su presencia en octubre debilitará inexorablemente al alfonsinismo. En el peronismo se suele graficar esta posición como “pasar con la ambulancia”, es decir, en este caso recoger a los heridos, que no pudieron entrar en el sistema de alianzas con la UCR.

Por último, al menos por ahora, también hay que computar otra presión: la continuidad de la candidatura a Presidente de Elisa Carrió representa sobre todo un drenaje de votos radicales. La líder de la Coalición Cívica parecería estar esperando la foto de Alfonsín con De Narváez y otros peronistas, tal vez, para señalar que la UCR correría el riesgo de perder identidad. Con un comprensible pragmatismo, Alfonsín les hace guiños a unos y a otros dejando traslucir que, para ganar, hay que estar dispuesto a ceder. Sus interlocutores, conscientes de la debilidad radical, le replican que están de acuerdo, pero que el primero que tiene que ceder es él.

DON ERNESTO


Ernesto Sábato nació en Rojas, provincia de Buenos Aires, en 1911. Hizo su doctorado en física y cursos de filosofía en la Universidad de La Plata. Trabajó luego en el Laboratorio Curie, en París, y abandonó definitivamente la ciencia en 1945 para dedicarse exclusivamente a la literatura.
Ha escrito varios libros de ensayos sobre el hombre en la crisis de nuestro tiempo y sobre el sentido de la actividad literaria -El escritor y sus fantasmas (1963), Apologías y rechazos (1979)-, y tres novelas: El túnel (1948), Sobre héroes y tumbas (1961), y Abbadón el exterminador (1974).

Dice Sábato: "Puede parecer un acto de horrible esnobismo que tres crisis fundamentales de mi vida se sucedieran en París, pero efectivamente así fue. La primera se produjo en el invierno de 1935, cuando yo era un muchacho de 24 años. Desee 1930 milité en la Juventud Comunista, cuando la dictadura del general Uriburu. Abandoné estudios, familia y mis comodidades burguesas. Viví con nombre supuesto en La Plata, en cuyos suburbios estaban los dos frigoríficos más grandes del país, donde se explotaba despiadadamente a toda clase de inmigrantes, que vivían amontonados en tugurios de zinc, rodeados de pantanos de aguas podridas. Repartíamos manifiestos, participábamos de la organización de huelgas. Hacia 1933 fue ya secretario de la Juventud Comunista, cuando habían empezado mis dudas sobre el estalinismo, y entonces resolvieron mandarme a las Escuelas Leninistas de Moscú, a purificarme. Si hubiese ido, no habría vuelto jamás vivo. Tenía que pasar previamente por Bruselas, por un congreso contra el fascismo y allí supe con horrendos detalles de los "procesos" de Moscú. Me escapé a París, viví un invierno muy duro en la piecita de un compañero disidente, mientras el partido me buscaba. Logré volver a la Plata, donde proseguí mi carrera en física-metemática. Cuando terminé mi dieron una bourse para trabajar en el laboratorio Curie, donde trabajé durante casi un año y, allí en París, asistí a la ruptura del átomo de uranio, que se disputaban tres laboratorios: ganó la "carrera" un alemán. Pensé que era el comienzo del Apocalipsis. Viví en una confusión horrible, mientras escribía mi primera novela y cometí la infamia de dejar que Matilde se volviera a la Argentina con nuestro primer hijo, de pocos meses, mientras yo tenía una amante rusa. La tercera crisis fue consecuencia de todo esto, y de mi vínculo con los surrealistas: Domínguez, Matta, Wifredo Lam y otros. En otro día de invierno fuimos con Domínguez, a la tarde, al Marché aux Puces y volvimos después en el Metro hasta Montparnasse, donde tenía su estudio Domínguez. En la calle, ya era de noche, en un especie de nevisca, Domínguez se detuvo y me dijo:"¿Qué te parece si esta noche nos suicidamos juntos ?" No era una broma, era muy propenso, como lo probó años después. Yo me negué, aunque también me atraía el suicidio: me salvó mi instinto, y aquí estoy, junto a la Matilde de todos los tiempos, una de esas "mujeres fuertes de la Biblia", que está muriendo, en medio del dolor más profundo de mi vida, en el final de una existencia muy compleja." (Ernesto Sábato, 24 de enero de 1995)

viernes, 29 de abril de 2011

MAL NACIDO


ACAMPAN EN LA 9 DE JULIO
Randazzo, sobre la protesta aborígen: "El corte no tiene sentido"

El ministro del Interior dijo que es "falso e injusto" que "se quiera hacer aparecer al Gobierno como insensible" frente al reclamo de los aborígenes sobre la restitución de sus tierras en Formosa.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) El ministro del Interior, Florencio Randazzo, condicionó este viernes (29/04) el diálogo de las autoridades con representantes de la comunidad qom a que levanten el corte que mantienen en la avenida 9 de Julio, y consideró "falso e injusto" que "se quiera hacer aparecer al Gobierno como insensible" frente al reclamo de los aborígenes sobre la restitución de sus tierras en Formosa.

"El corte no tiene sentido", sostuvo el funcionario y aseguró que "no está en manos" del Gobierno nacional resolver las demandas de esa comunidad sobre la propiedad de las tierras, al asegurar que éste es un tema que "está en la Justicia".

En declaraciones a radio Mitre, Randazzo les envió un mensaje a los representantes de la comunidad qom que protestan en la avenida 9 de Julio: "Lo que deben hacer, en principio, es terminar con el corte que perjudica a todos. Estamos dispuestos a hablar cuando sea necesario, siempre y cuando estén dispuestos a levantar el corte", remarcó.

El titular de la cartera política evaluó "injusto que se quiera hacer aparecer al gobierno como un gobierno insensible al que no le importa el reclamo" y subrayó que "eso es falso".

El ministro aseguró que las autoridades nacionales a representantes de ese pueblo "los hemos atendido en reiteradas oportunidades por otros planteos realizados" pero, reiteró, "no podemos resolver un tema que está en la justicia".

Los integrantes de esa comunidad aborigen, que reclaman una audiencia con Cristina Fernández, exigen que se respete la resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que establece la protección de los pueblos originarios.

Randazzo insistió en resaltar que "no tiene una solución inmediata el tema del litigio sobre la tierra que tiene la comunidad aborigen con la provincia de de Formosa".

"La comunidad hizo un planteo y eso está en la justicia", repitió.

Randazzo admitió que "por supuesto hay que tratar de buscar una solución de fondo" a estas demandas, pero repitió que la Casa Rosada "ha atendido en reiteradas oportunidades" a miembros de esa comunidad. "Yo he estado con Félix Díaz", recordó. El ministro se preocupó de enfatizar que, salvo esta cuestión, "las cosas planteadas se resolvieron absolutamente todas".

En tal sentido, evocó los "operativos de documentación de aborígenes llevados a cabo en la colonia La Primavera" y en Capital Federal, y las "soluciones" otorgadas por el Ministerio de Desarrollo Social frente a algunos planteos realizados por esa comunidad.

Desde el pasado lunes, los aborígenes mantienen un acampe en la 9 de Julio, que incluye una huelga de hambre de algunos manifestantes.

FERIADO


POR LAS ELECCIONES PRIMARIAS
El feriado del 15 de agosto se corre al 22/08

Así lo confirmó el ministerio del Interior y explicó que el traslado del feriado es para favorecer la concurrencia de la ciudadanía a las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias que se realizarán el domingo 14.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) El ministerio del Interior confirmó este viernes (29/04) que se dispondrá el traslado del feriado del lunes 15 de agosto al 22 para favorecer la concurrencia de la ciudadanía a las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias que se realizarán el domingo 14.

Fuentes de la cartera que conduce Florencio Randazzo informaron a la agencia oficial de noticias Télam que en los próximos días se conocerá la decisión a través de un decreto.

Ayer, el propio Randazzo había adelantado la decisión, al señalar que "la fecha del 14 de agosto es inamovible con respecto a las primarias abiertas y obligatorias porque está establecida en la ley que aprobó el Parlamento en 2009‘"

Los cuestionamientos habían surgido por parte de partidos opositores y de la Cámara Nacional Electoral, que expresó su preocupación ante la posible falta de participación de los votantes, teniendo en cuenta que las primarias se realizarán en un fin de semana largo.

El 14 de agosto se realizará, por primera vez en el país, las primarias obligatorias para todos los ciudadanos, y abiertas y simultáneas para todos los partidos, donde se dirimirán los candidatos que participarán de la elección nacional de octubre.

Por la Ley 24.445, el feriado del 17 de agosto -por el aniversario de la muerte del General San Martín- se traslada al tercer lunes del mes de agosto, pero en este caso pasará al cuarto.

miércoles, 27 de abril de 2011

BRAGUETA ABIERTA


EL DR. ZAFFARONI PREDICA CON LA BRAGUETA ABIERTA…

Por Jesús Evaristo Scanavino

Si algún agravio nos faltaba recibir a toda la familia policial, era la infame calificación de golpistas. Pero que esta inmerecida injuria pública provenga de un jurista con prestigio internacional como es el Dr. Eugenio Raúl Zaffaroni es desconcertante, además de grave. Solamente podemos encontrar alguna explicación al conocer los antecedentes personales y cívicos de este señor, que no son nada ejemplares para un magistrado de tan alta investidura.

Hemos utilizando el método que tanto pregonara y nos enseñara su padrino político, Nestor Kirchner: La Memoria.

Así es que logramos recordar claramente, de quién se presume hoy de exhibir una ética y moral impoluta como para acusarnos a los policías de golpistas, lo siguiente:

Que fue Juez Nacional en lo Criminal de Sentencia entre 1975 y 1984. Es decir durante TODO EL GOBIERNO DEL PROCESO DE REORGANIZACIÓN NACIONAL, COMUNMENTE LLAMADO LA DICTADURA!!!

Que el Dr. Eugenio Zaffaroni al ser propuesto para Ministro de la Corte tuvo 831 impugnaciones y solamente 134 adhesiones. No obstante fue designado.

Que en el interrogatorio a que fue sometido en el Senado, admitió que había incumplido obligaciones con la AFIP durante 8 años.

Que reconoció que al asumir como Director del Inadi en el año 2000, omitió consignar en su declaración jurada que tenía una cuenta en el Banco Credit Suisse de Suiza, con U$S 40.000.

Que en el Senado fue cuestionado por el modo por el cual compró en el 2002 una casa en el barrio de Flores que pagó U$S 82.000 siendo que en 1998 esa casa había sido vendida en U$S 400.000; y explicó que parte del dinero se lo habían prestado amigos de México.

Que también reconoció haber jurado como Juez por el Estatuto del Proceso de Reorganización Nacional; que antes había jurado por la Constitución reformada por el gobierno del General Agustín Lanusse y que más antes, también había jurado durante el gobierno del General Juan Carlos Onganía.

Que se lo impugnó, además, por su sociedad con el abogado Jacobo Grossman, ex preso en la Cárcel de Caseros con una larga lista de secuestros extorsivos, entre los que se anotaba el del Presidente de Pepsi Cola.

¡Este señor, tan flojo de papeles para desempeñarse en ese cargo, no puede acusar a los policías de golpistas ni de nada! Porque para empezar, cualquier oficial de policía nunca habría podido ingresar a la Escuela Juan Vucetich ni con uno solo de sus antecedentes. Es decir que todo policía es investigado para ser admitido en la fuerza, y luego de treinta años, nuevamente investigado y estar libre de cualquier imputación como condición para otorgársele el retiro activo. Pocos son los funcionarios de otras áreas de la administración pública que pueden exhibir tales títulos. El Sr. Zaffaroni no podría haber ingresado en la policía.

El Señor Juez debiera saber, por haber sido parte del Poder Judicial colaborador de aquella dictadura y por sus eminentes conocimientos de la realidad histórica argentina, que la institución policial de la provincia de Bs As ni sus miembros jamás fueron golpistas. No fueron policías precisamente los que colaboraron en la planificación ni en la ejecución de los derrocamientos de gobiernos democráticos; tampoco fueron policías los premiados con cargos políticos en los gobiernos militares, ni siquiera aquellos policías que eran abogados –que eran muchos- ocuparon cargos en el poder judicial, como sí lo hicieron civiles profesionales del derecho, tal el caso de quién alegremente nos acusa.

La Policía de la Provincia de Bs As fue una repartición pública más del Estado que debió transitar obligadamente el curso de la historia. Sus integrantes éramos nada más que empleados públicos que debimos seguir con nuestra misión de brindar seguridad a los vecinos, que era nuestro deber y nuestra fuente de trabajo. Nuestro único medio de vida. Seguimos en nuestros puestos como siguieron los maestros, los médicos, los enfermeros y los empleados judiciales. Y la pasamos muy mal. Sufrimos persecuciones de los guerrilleros que nos cazaban como a liebres, perdimos compañeros y amigos en las emboscadas montoneras y juntamos los pedazos de camaradas destrozados con bombas que ponían esos “jóvenes idealistas”. Pero no nos escondimos, no pedimos custodias en nuestras casas, ni nos exiliamos. Nos quedamos junto al pueblo aterrorizado de entonces, como correspondía. Tampoco anduvimos por el mundo lloriqueando ni reclamamos indemnizaciones, porque entendemos que a la patria no se le pasa factura por los servicios prestados.

Los policías somos victimas sobrevivientes de aquella larga y trágica noche que la clase dirigente argentina no supo o no quiso prevenir ni evitar. Y todos, incluidos los mas jóvenes, estamos padeciendo las secuelas injustamente. Esta es la verdad. Y es por ello que estamos hartos de escuchar a tantos tilingos importantes, que pretenden estar en la cresta de la ola a costa del buen nombre y honor de los trabajadores policías. No hay que callarse más. Y en mi opinión personal deberíamos exigirle al Juez Zaffaroni que ofrezca disculpas públicas por sus dichos.

El desgraciado episodio en el que perdieran la vida los militantes Kostequi y Santillán, que precipito la salida del gobierno del Dr. Eduardo Duhalde, no fue una maniobra golpista. Esa afirmación es una infamia. Aquel episodio fue un proceder negligente de un grupo de policías sin disciplina, mal conducidos; producto de la pésima preparación y conducción política del equipo que seguía las pautas del nefasto plan iniciado en 1998 y elaborado por León Arslanián, que hoy asesora al gobierno nacional en materia de seguridad, y que tan solícitamente el Sr. Juez Zaffaroni acaba de respaldar públicamente, en lo que seguramente debe ser parte de una operación para insistir con los planes de Garré, Arslanián y compañía en el desguace de las instituciones policiales.…

Y con respecto a las acusaciones acerca de que las estructuras políticas históricamente toleraron o toleran la corrupción policial, porque no exhibe las pruebas y da impulso judicial a una profunda investigación. ¿Quién mejor que un miembro de la Corte para encargarse de este asunto?

Cualquiera sea el motivo de la inexplicable ofensa, habría que recomendarle al alto funcionario, que para acusar y pretender dar lecciones de ética y moral, primero hay que mirarse por debajo de la cintura y asegurarse de no tener la bragueta abierta.

martes, 26 de abril de 2011

CARNE PARA TODOS


Se viene el plan "Carne para todos"

La Presidenta lo presentará esta tarde en la Casa de Gobierno.



Cristina Fernández presentará el plan "Carne para todos"



La presidenta Cristina Fernández inspeccionará hoy los camiones del Programa "Carne para Todos", que tienen 25 metros de extensión y cuentan con cámara frigorífica, y posteriormente recibirá al director del museo de la Deuda Externa de la UBA, Federico Saravia, quien le presentará la revista-comic "Deuda externa, un dibujo argentino".

Se informó oficialmente que la Presidenta visitará los camiones a las 16,30 en la explanada de la Casa de Gobierno, donde realizará una compra simbólica de carne y dialogará con los trabajadores, y a las 17 recibirá a Saravia en el Salón de las Mujeres Argentinas.

Los móviles del programa "Carne para todos" recorrerán diferentes barrios porteños y localidades de la provincia, y cuentan con cámaras frigoríficas, lugar para higienizarse, ventanas que funcionan como mostrador y toldos que protegen a quienes aguardan ser atendidos, y corresponden a una iniciativa de la Secretaría de Comercio Interior.

Luego, en compañía del ministro de Educación, Alberto Sileoni, recibirá a Saravia, quien le presentará "Deuda externa, un dibujo argentino", basada en el libro "La deuda externa explicada a todos" de Alfredo Eric Calcagno y Eric Calcagno (actual senador por Buenos Aires del Frente para la Victoria).

TODO POR UNA MINA





Pensamientos incorrectos
Todo por levantarse a una mina
Por Rolando Hanglin


En su momento lo afirmó el querible filósofo de Buenos Aires, Alejandro Dolina: "Todo lo que un hombre puede hacer, sean proezas y hazañas o, simplemente, hechos destacables, lo hace por levantarse a una mina".

Por supuesto, ese "todo" es proporcional a la dimensión del hombre y al lugar que ocupa en el mundo. Para un humilde chiquilín de barriada obrera que juega al fútbol en un campito de tierra con bastante cascote, la hazaña puede ser el gol de la victoria en un picadito de siete contra siete, y la "mina" en cuestión, una mocosita de trenzas rubias, la hija de la profesora de piano. Es cierto, ya no hay muchos pianos ni muchas trenzas rubias en el Gran Buenos Aires de hoy. El "look" es otro. Pero la esencia es siempre la misma, y ustedes me entienden.

Para un investigador de la Universidad de Chicago que busca la cura del cáncer de páncreas, la proeza es eso mismo, lograrlo, y además de la gloria médica, la gratitud de toda la Humanidad y el Premio Nobel, logrará que ella se fije en él. Ella podría ser la bibliotecaria de la Public Library , una mulata de anteojos, excesivamente seria, que esconde bajo sus párpados, algo somnolientos, la promesa de una gran pasión. Incluso se adivina tras el vestido, cerrado hasta el cuello, un cuerpo espléndido y sensible.

Pero no importa. No perdamos el tiempo. La "mina" es un sueño variable, y cada hombre tiene el suyo. Hay de todas las edades y colores, de todas las calidades de belleza, incluso las hay feas y malas.

Pero todo hombre sueña con una mujer, y quiere alcanzar su tipo particular de gloria para que ella lo mire y lo ame.

En los últimos tiempos, esta teoría de Dolina ha resultado favorecida por los hechos de la realidad.

Martín Lousteau, ex ministro de Economía, el muchacho de los "rulitos", ha tenido un encuentro personal con Juanita Viale , la más bella, distinguida, deseada mujer del cine y la TV de nuestro país. Casi para cualquier hombre, Juanita "es demasiado".

Martín Redrado, ex-presidente del Banco Central, protagonizó un romance, breve pero esperamos que volcánico, nada menos que con Luciana Salazar. La más sexy de todas las mediáticas.

También Amado ( Aimé ) Boudou, actual ministro de Economía y precandidato a Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, disfruta de una bella compañía. Se llama Agustina Kampfer. Muchas felicidades para esta pareja de sonoridad franco-prusiana.

¿Estos hombres han hecho semejantes conquistas porque llegaron a "algo", como podría ser el caso de Alfonso Prat Gay o el presidente ecuatoriano Rafael Correa, que también tiene admiradoras en este país? No necesariamente. El triunfo deportivo, la figuración política, la popularidad, el poder en cualquiera de sus formas, atraen la mirada femenina. Es indudable que, como descubrió Dolina, los hombres hacemos todo tipo de cosas para que ellas nos miren. Subimos a la cumbre del Aconcagua, combatimos a pie y provistos de una boleadora con un malón de pampas a caballo, asaltamos bancos, consumamos sangrientas revoluciones y, en un nivel más modesto, salimos campeones en el torneo dominical de bolitas de nuestra cuadra, ubicada en Laferrere, sector Sur.

Pero no por ello logramos que nos mire la chica que nos gusta. A veces nos miran las otras, pero no aquella, precisamente aquella, la que baila desnuda, envuelta en tules, en nuestros sueños de madrugada, y nos besa en la boca. Esa no. Esa no nos mira. Son cosas que pasan.

Después de mirarnos, tenemos necesariamente que gustarle, y eso no es tan fácil. En el caso de Lousteau, Boudou, Martín Redrado o Alfonso Prat Gay, son muchachos jóvenes, de buena familia (es decir con buenos modales) y excelente aspecto, de manera que tal vez los hubieran atendido igual, aunque no fueran famosos. Este detalle estropea un poco la teoría.

Otro es el caso de los futbolistas. "Carlitos" Tévez, notable deportista y triunfador en el mundo de los millones de euros, sale (o vive) con Brenda Asnicar. Maxi López es ahora el marido de la espectacular Wanda Nara. Diego Forlán, novio y prometido de Zaira Nara. Fabián Cubero, en pareja con la atrayente Nicole Neumann. Martín Demichelis, se llevó bien lejos a Evangelina Anderson. Diego Simeone, unido a la escultural Carolina Baldini.

Pero hay quienes sostienen que estas son parejas totalmente inevitables, digamos, naturales: famoso con famosa, joven con joven, rico con rica, él y ella se han hecho a si mismos. Ellas serán preciosas (es verdad) pero ellos tienen el porte atlético, la gracia del barrio y la velocidad mental que otorga cualquier deporte.

Hay casos que ayudan más y mejor a la teoría de Alejandro.

Charly García, único genio indiscutido del rock nacional, hombre que le puso en cuerpo a todas las aventuras peligrosas de la existencia y así quedó (igual que nosotros) sale con Mercedes Iñigo, una bella criatura de 20 años. Carlos Saúl Menem, en sus tiempos de oro, tuvo gran éxito entre las mujeres. No estuvimos bajo la cama, de manera que no sabemos si lo aprovechó o no. Pero éxito tuvo. Y lindo, tampoco era, como Charly. Ricardo Mollo (otro músico de talento) conquistó a la joven y bella Natalia Oreiro.

En definitiva: ¿Es cierto que los varones hacemos cualquier cosa, acometemos cualquier hazaña, para levantarnos a una mina?

Sumando todas estas anécdotas, más otras que cada uno conoce en su esquina, en su colegio y en la oficina donde trabaja, tenemos que darla por cierta.

Es verdad. Hacemos cualquier cosa. Incluso sacamos de la manga algunos talentos que no se nos conocían. A veces resulta: o sea que nos mira, le gustamos y la vida es bella.

Hay que aceptar la Teoría Dolina. Es la única salvación para uno.

Sí, uno.

Uno que no es millonario en euros. Uno que no es campeón de nada, ni de la bolita cuadrada. Uno que no fue ministro. Que no es famoso. Que no es, ni siquiera, un famoso asesino, como Ricardo Barreda, que consiguió novia desde el calabozo.

Uno, que no es nada.

Uno todavía está a tiempo de hacer algo que llame la atención de ella, aunque
sea en los cuatro minutos adicionales, mientras el referee mira el reloj.

¿O ya es tarde?

EDUCACIÓN


EDUCACIÓN, DOCENTES Y POBREZA

Los diarios informan que el sueldo de los maestros argentinos del sector estatal es de 475 dólares. Francia y España lo quintuplican, USA lo septuplica, Inglaterra lo cuadriplica, Italia lo triplica y Brasil lo duplica. Es un botón de muestra del empobrecimiento de Argentina, que origina sistémicos paros laborales, anarquía en la enseñanza y desprestigio de la docencia.
La educación requiere enormes INVERSIONES en:- buenos sueldos docentes,- seleccionarlos, capacitarlos y evaluarlos,- mantenimiento de los establecimientos,- material e instrumental de enseñanza,- comedores escolares y espacio para deportes, y,- becas y créditos educativos a estudiantes. El Estado no tiene recursos para estas inversiones y los que dispone son malgastados o dilapidados.
La falta de inversión se puede ir cubriendo si se autoriza que las inversiones en educación que realice el sector privado sean computables como pago a cuenta del impuesto a las ganancias.
El desquicio de la educación requerirá más de una década para reordenarla, y generó la aparición de decenas de sindicatos de docentes y no docentes que, en permanente conflicto, entorpecen su reestructuración. La solución de fondo es que la sociedad argentina vuelva a ser próspera, invierta en educación y que los padres sean los responsables de educar a sus hijos.

25 abr 2011

Dr. Marcelo Castro Corbat
Centro Segunda República

lunes, 25 de abril de 2011

LA REINA DE LA BAILANTA


EL JUEZ, DE FIESTA
Oyarbide, en plena bailanta

El juez federal, Norberto Oyarbide, tiene a su cargo las causas más importantes y que más complican al Gobierno. Pero lejos de cultivar un perfil serio, el año pasado se lo pudo ver en los carnavales y este fin de semana pasado cantar junto a Carlos "La Mona" Jiménez.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) El juez federal Norberto Oyarbide tiene a su cargo varias de las causas que más complican al Gobierno y tienen una fuerte implicancia política. La mafia de los medicamentos, el del ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, que ya registra dos procesamientos por el delito de dádivas y debe explicar el enriquecimiento de sus familiares ante la Justicia, sumado a las causas que el juez pidió en el último tiempo, por la tentativa de contrabando de 944 kilos de cocaína a España y el homicidio del gremialista Roberto Rodríguez, para determinar si tienen conexión con la de la venta ilegal de medicamentos.

Así, Oyarbide es el juez que maneja causas resonantes, pero lejos de cultivar un perfil serio ya son varias la veces que se lo relaciona a la noche y una vida por lo menos particular.

En esta oportunidad participó en un espectáculo musical junto al cantante Carlos "La Mona" Jiménez. El show fue el viernes último en Sargento Cabral, Santa Fe. En el breve video que publicó la página del cantante se lo ve a Oyarbide cantando un tango y luego bailando al ritmo del tradicional tema Beso a beso que interpreta "La Mona".

Luego, el juez federal bailó al compás del ritmo del cuarteto y cerró a dúo con "La Mona" el último tramo de Beso a beso.

Pero esta no es la priemra vez que el juez sale a divertirse en eventos populares. En abril de 2010, se lo pudo ver acompañado por su pareja y un par de guardaespaldas por el sambódromo de Gualeguaychú para disfrutar de uno de los carnavales más impactantes del país, informaba La Nacion.

Sin embargo, el magistrado debió interrumpir la velada cuando la multitud se percató de su presencia, tal vez por el llamativo chaleco plateado que vestía, y comenzó a dedicarle un cantito que se generalizó en cuestión de segundos. "¡Metelos presos, la p... que los parió!", recitó el coro durante largos minutos, lo que obligó al juez que sobreseyó a Néstor Kirchner de la denuncia por enriquecimiento ilícito a abandonar la platea y dejar por la mitad una botella de champagne.


Pero estos eventos son nada comparados a otras situaciones que habrían involucrado al juez en el pasado. Vale recordar que en los 90, Luciano Garbellano, entonces dueño del prostíbulo para hombres Spartacus, había declarado y presentado una filmación que involucraba al juez. Según sus dichos, fue filmado por pedido del propio juez cuando mantenía relaciones con un taxi boy que trabajaba en el local que él regenteaba.

Sin embargo, el caso quedó en la nada y el magistrado continúa manejando las causas más importantes. Ya hablan de su jubilación, después de la campaña.

domingo, 24 de abril de 2011

NO SABEN....


NO SABEN LO QUE HACEN

Por Li. Claudio Valdez

“Perdónalos, porque no saben lo que hacen” pidió Jesucristo por sus verdugos desde la cruz. Siglos antes, el filósofo Sócrates enseñaba que “el hombre obra mal porque ignora” y en su empeño por la búsqueda de la verdad brindó a la humanidad un método: refutación para “dar a luz nuevas ideas”, nuevo saber, “verdades”. Su discípulo, Platón, prosiguió el esfuerzo y entre sus diálogos nos legó “República”, tratado sociocultural, político y educativo con similar finalidad: excelencia humana.

La Filosofía, devenida en ciencias, finalmente resultó falseada como “nueva religión del hombre contemporáneo”. Una exagerada fe en la ciencia reemplazó sus debilitados credos confesionales, sin lograr enmendar sus pervertidas interpretaciones de la realidad según viscerales conveniencias. Así como ancestrales perversos ignorantes se propusieron eliminar la superioridad intelectual y la búsqueda de perfección religiosa ensañándose con aquellos maestros, el propio Cristo y sus prosélitos, hoy en Latinoamérica asistimos a la imposición de un mayúsculo engaño político a poblaciones miserables, ingenuas y brutalmente oportunistas sin vocación de efectiva superación humana: resultan así esclavizadas moral y materialmente millones de personas mediante sometimiento de sus libres voluntades a cambio de dádivas que ellos creen lograr como “el mejor negocio”.

En La Argentina, la pérdida de la república sigue siendo cruel realidad. Sabemos por historia que para Roma esa pérdida no le impidió continuar imperando en aquel antiguo mundo, pero en nuestro caso la república casi nunca imperó siquiera en nuestros territorios: recordemos que república es libertad política sin exclusiones, efectiva división de poderes y equilibrio cierto de poderes, además de “cargos políticos no hereditarios”. Cualquier régimen político diferente, aunque aceptado demagógicamente, no responde al concepto de república y menos al de libre democracia, siendo siempre calificable como dictadura.

Sabemos que en nuestro país la forma de gobierno “representativa republicana federal” resultó, desde el Congreso General Constituyente de 1853, solución para superar las fraticidas oposiciones sufridas por nuestro pueblo. También sabemos que su incumplimiento, incluyendo su forzado quebrantamiento, siempre produjo violencia, pobreza e infelicidad a nuestra gente. A pesar de que los “políticos profesionales” que conforman la nueva oligarquía argentina se esfuercen por cambiar los principios que aquellos convencionales del magno acuerdo lograron, los reiterados fracasos gubernamentales debidos al abandono del espíritu de la “Ley Fundamental de la Nación” resultan aleccionadora experiencia.

Amplios sectores populares ignoran y muchos hasta reniegan de la ley, pero es patético que lo hagan los profesionales universitarios destacados en cargos políticos, tribunalicios y educativos porque su formación les hace imposible desconocer los fundamentos, fines e incluso las fuentes de la disciplina de conocimiento que los decanos juristas romanos denominaron Derecho. Alegando revolucionarias teorías políticas y doctrinas jurídicas ajenas al sentir del laborioso pueblo argentino, solo demuestran su vivencial ignorancia y distanciamiento de cualquier responsable ciudadano.

En circunstancias en que nuestro credo religioso tradicional conmemora Pascua (paso del pecado a la redención; paso del vicio a la virtud) no parece exagerado recordar a los irresponsables dirigentes que los pueblos nunca perdonan: lo que alaban en un tiempo, en otro lo condenan.

Como sus propios extraviados líderes: ¡ No saben lo que hacen!.

sábado, 23 de abril de 2011

CRISIS INTELECTUAL


Los intelectuales y la crisis, ¿o la crisis de los intelectuales?


Por JOSÉ ANTONIO RIESCO*
En las situaciones de caída de la vitalidad nacional, y con ello de crisis estructural, en el pasado siempre se miró hacia las figuras relevantes de la política: Sun Yat-sen en la China de 1915; Lloyd George en 1917 y Churchill en medio de la derrota de 1940, ambos en Inglaterra. También a los militares: Rosas en 1829, de Gaulle en 1957; a los artistas: Paderewski en la Polonia de 1942; y Guizot, eminente historiador, fue primer ministro francés en la era de los Orleans.

Los hombres de alto nivel cultural (los intelectuales) forman una suerte de reserva. Se espera de ellos que aporten al esclarecimiento de los hechos y de paso, a la elaboración de un proyecto o fórmula política que ayude al pueblo a superar la depresión espiritual y la desorientación que suele acompañar a dichas situaciones. Esa es la hora en que el pensamiento calificado se torna militante. Lo cual es prioritario si en las dirigencias partidarias cunden los estados depresivos o también, si ellas carecen de "voluntad de poder" y no disponen de cualidades a la altura de los tiempos. Algo que tenemos a la vista.

Los argentinos, por más de un motivo y desde hace décadas, padecemos un calamitoso estado de cosas que se refleja en el retroceso global de la Nación respecto a otros tiempos y hoy, comparativamente a otras colectividades que, hasta no hace mucho, caminaban detrás nuestro. Estas han cumplido el deber de crecer cultural y materialmente, y de perfeccionar su sistema institucional. En 1910 aparecimos ante el mundo como protagonistas del futuro junto a Estados Unidos: en el siglo XXI seguimos asombrando pero en sentido contrario.

Desde el exterior se difunden páginas de conmiseración por este misterioso estatus de los argentinos "que lo tienen todo y sólo pueden muy poco". También nos visitan observadores que luego de comprobar lo que mostramos, a poco de llegar o al irse, dejan opiniones o consejos signados por la compasión. Sería poco sensato que como hace cierto sector de negocios y sus voceros en los medios de prensa, nos consoláramos quemando incienso sobre las cifras del PBI. En la decadencia de nuestro colectivo hay más ingredientes sociales y morales que en los números del INDEC, debido a que el crecimiento financiero con millones de pobres e indigentes siempre importará un balance de signo negativo. Además, la cosa no consiste en cebar al cochino.

¿Tenemos un diagnóstico de lo que nos sucede? Ciertamente suman un sinnúmero de ellos. Es obra de filósofos, economistas, sociólogos, politólogos, educadores, sacerdotes, periodistas, escritores y juristas. Algunos inteligentes, objetivos; otros, se encuentran a mitad de camino y los hay, también, llenos de tilinguerías. Tengo presente el informe del "Grupo Fénix", producto de economistas de prestigio, y con el cual no hace falta acordar coincidencias aunque se reconozca su seriedad. ¿Dónde está? Seguramente en un prolijo archivo informático o en alguna tertulia de especialistas.

Donde no estuvo ni está es en el seno (y la mentalidad) de las fuerzas sociales, aquellas que forman la estructura de poder real, como los partidos políticos, los sindicatos, los sectores empresarios, los colegios profesionales, incluso la burocracia. Con este documento en su momento hubo abundante publicidad pero no una instalación fecundante en los escenarios activos de la sociedad. Es decir, en este rubro vital, la economía no estableció lazos militantes y respetables con la política que suele jactarse de ser "el destino" y donde sus dirigentes expresan apenas una porción -no siempre la mejor-- de las demandas y la percepción de "las multitudes". Algunas de sus figuras hoy ocupan, golosamente, sillas en la mesa del "modelo K".

A diario se leen o escuchan opiniones medulosas de individuos calificados por la agudeza de sus planteos; sin embargo, no pasan de ser entrevistados"cultos y eruditos. A todo esto ninguno ni todos juntos hacen lo de aquellos que, en la Francia pre-revolucionaria, la Pompadour o madame Daffant invitaban a sus salones. Tampoco lo de quienes en Argentina en 1837, se reunieron una y otra vez en la librería de Marcos Sastre, donde se mezclaron los poetas con los juristas y los historiadores con periodistas y políticos.

Quisieron ser y fueron una elite apasionada por el futuro del país y a la vez severos inquisidores de lo que le faltaba. Empeñados en ser independientes del pleito entre unitarios y federales aunque no lo lograron sino en parte, hicieron de la cultura una herramienta fértil para anticipar y preparar la sociedad posterior a 1851, puesto que, una década más, y pese a su defensa patriótica de la soberanía, Rosas cerró su ciclo como titular de un régimen agotado. No se me ocurre convalidar todo cuanto se hizo con las ideas de la mentada Asociación de Mayo, cuya realización costó violencia y sangre hasta 1880, pero no intento, tampoco, menospreciar el servicio de aquellos intelectuales. Tuvieron el mérito de contagiar a los políticos (civiles y militares) de las ideas y proyectos con que la Nación se organizó luego. De allí salió Sarmiento, un estadista incomparable.

Nosotros, en la crisis actual --acrecentada por ese mix de primitivismo tosco e infantil, coloreado por la corrupción, que caracteriza a la actitud mental con que se nos gobierna-- no disponemos de una intelectualidad que, además de brillar por los talentos individuales, se constituya y opere como una intelligentsia. Al estilo de lo que, con cierta esperanza, Karl Mannheim, ilustre pensador de los años 30 del siglo pasado, imaginó como necesario para colocar a la comunidad más allá de las groserías del marxismo y de la lucha de clases. Es que el intelectual desarraigado socialmente, y por eso aséptico frente a los conflictos, no produce respuestas fundamentales y eficaces. La buena letra y los contenidos teóricos llamativos nunca pueden sustituir el realismo a grandes trazos que necesita la política activa para establecer rumbos operativos y finalmente efectivos.

Luego de la muerte del Generalísimo en España, la clase política con representaciones en las Cortes, decidió constituirse en la intelligentsia militante de la Nación. Con su meritorio pragmatismo, en octubre de 1977 el premier Adolfo Suárez los convocó en el palacio de La Moncloa. Allí deliberaron las cabezas cívicas de esa generación, incluyendo académicos de alto nivel como el constitucionalista Miguel Herrero de Miñón y sobre todo, Manuel Fraga Iribarne, eminente politólogo y hombre del poder antes y después de dicho año. El compromiso fue mirar hacia delante. Por eso concertaron un plan de medidas básicas para el gobierno donde privaron los temas sociales e impositivos. Y, en lo esencial, se comprometieron a dejar para los historiadores las causales y los efectos de las luchas del pasado. "A tanto hemos renunciado por la paz y la democracia", dijo luego Santiago Carrillo, líder del Partido Comunista Español, "que yo tuve que aceptar la monarquía".

Siempre hay tiempo para construir el puente que sirva para sortear el abismo. Que éste parece ser el núcleo de la situación. ¿Hay actitud para hacerlo superando la molicie doméstica y personal? ¿Existe la aptitud en términos no de ateneos sino de acción para vencer lo que separa a los intelectuales de la política? Porque la Nación tiene urgencia de contar con una intelligentsia, en un país en el que sobran los patoteros.
*INSTITUTO DE TEORÍA DEL ESTADO
mailto:jariesco@yahoo.com.ar

LO MIRAN POR TV


PARA LA CITY QUE LO MIRA POR TV...

Por Susana Merlo

Suponer que la reunión que el Gobierno realizó en el Luna Park, con varios miles de asistentes trasladados, especialmente, del Conurbano bonaerense, pero también desde algunas provincias, tuvo algo que ver con el campo y sus productores agropecuarios sería tan infantil como pensar que la espontaneidad y la comunión de ideas fueron los elementos que primaron para movilizar a esa concurrencia.

Ya casi enviciados con las grandes puestas en escena, como la presentación de Fuerza Bruta organizado para los festejos del Bicentenario, el Ministro de Agricultura y pretendiente a algún puesto electivo en el próximo ciclo, Julián Domínguez, también buscó hacer méritos “acercándole” el campo a la Presidencia pero, como hasta ahora sus intentos por quebrar la Mesa de Enlace fueron infructuosos ya que las 4 entidades nacionales del sector siguen unidas (en realidad, por decisión de las bases y no de los dirigentes que cada día se llevan peor), decidió cortar camino reflotando CANPO, el movimiento político que ya se había ideado (y lanzado) en vida de Néstor Kirchner, justamente con el mismo objetivo: mostrar “una pata agraria” de la Administración K. Y, dado que la verdad resultaba cada vez más esquiva, inventaron una nueva-vieja estructura que reedita más las ideas perimidas y ya superadas de las antiguas ligas agrarias, que los desafíos de competitividad que demanda la moderna producción agropecuaria.

Con todo el cotillón pejotista (bombos, marchas, papelitos, videos, banderas, etc.) y con números folclóricos que le dieran el supuesto “tono” agropecuario al encuentro, el acto intentó cumplir su objetivo primario, o sea, mostrarle a la ciudad, vía la denostada televisión, como la presidente Cristina Fernández y algunas de sus espadas más cercanas podían ser aplaudidos y hasta vitoreados por una supuesta tribuna agropecuaria que, en realidad, de campo tenía muy poco. Bastantes políticos de todos los niveles, pero especialmente de los municipios, técnicos sobre todo de organismos públicos nacionales y provinciales y muchos jóvenes que se notaba que jamás habían pisado siquiera un campo verdadero, luciendo todos remeritas iguales y arengando a “la gloriosa JP”, seguramente sin saber tampoco que era la “JP”, y mucho menos porque era “gloriosa”, constituyeron el grueso que llenó las gradas del Luna.

Por supuesto que este nivel de detalle no se captó en la pantalla que, para colmo, quedó tapada a medias por el “affaire Viale-Lousteau”, mucho más mediático y glamoroso que los gauchos con boleadoras de neón que brincaban en el escenario de la otrora meca del boxeo, y donde El Chaqueño Palavecino seguramente, jugoso cachet mediante, desgranaba sus melodías nativas.

Pero como lo importante es “parecer” más que “ser”, todos quedaron más o menos conformes. La realidad es que quien menos necesitaba de semejante acto era la propia Presidente Cristina Fernández ya que, si son ciertas las encuestas, el oficialismo no está en riesgo con un eventual voto negativo del campo. De todos modos el esquema igual le sirvió para oficializar algunas propuestas legislativas y administrativas con las que pretende terminar de jaquear a algunos adversarios y sectores con los que filosóficamente se enfrenta. En ese paquete está el Estatuto del Peón Rural, la Ley de Tierras y nuevas medidas de intervención al comercio, sobre todo, de granos.

Pero para Domínguez, que “pagó” la fiesta, el tema era clave ya que de su performance depende su futuro político inmediato, aún incierto, y para el cual trabaja hace meses y a varias puntas.

Por ahora demostró que su conocimiento técnico es inversamente proporcional a sus habilidades políticas, permitiéndole, sin saber nada de campo, hacer malabarismos para aparecer como mártir frente al Secretario Guillermo Moreno, que el sector no le hiciera mayores conflictos a pesar de los cierres de frigoríficos, feed lots, algunas usinas, y ahora molinos, que se siguen incrementando, y, por último, que a Cristina Fernández no le moleste demasiado tenerlo a su lado o mostrarse con él en los millares de afiches con que se empapeló Buenos Aires en la última semana.

Bastante para un ex duhaldista, ex felipista y actual kirchnerista que, seguramente no va a pasar a la historia por la excelencia de su gestión, pero que ya lleva años sobreviviendo en la política.

Mientras, al sector agropecuario el acto no le movió el amperímetro, es probable que en los próximos meses las entidades gremiales del sector vean los avances de la nueva agrupación política que, seguramente, va a pretender su lugar en algunas de las mesas de negociación.

LO QUE HAY


ELECCIONES 2011
Es todo lo que hay (incluyendo a los borrados)

"Nadie quiere/puede enfrentar a la señora. Siete candidatos que suman el 60% no son nada contra una candidata que suma el 40% solita", afirma el autor acerca del escenario preelectoral 2011.

por RAÚL ACOSTA

ROSARIO (La Capital). “Al día siguiente, temprano por la mañana, en la pequeña chacra en la que el Presidente vive con su esposa desde hace más de 20 años, en condiciones realmente muy modestas (unos 45 metros cuadrados construidos), nos explica su gesto: "Los partidos son importantes, con todos sus defectos; sin ellos no se puede avanzar. Por eso hay que defenderlos y votar con disciplina. Aunque luego, por coherencia personal, este viejo compañero prefiriera presentar su dimisión". A su lado, su compañera, la senadora y también ex guerrillera, igualmente presa y torturada, Lucía Topolanski (67 años) asiente y arregla trabajosamente en la mesa de la cocina la ropa recién descolgada de la cuerda”. El texto que precede es de un reportaje a Mujica, Presidente del Uruguay, realizado por Soledad Gallego Díaz para el diario El País, del grupo Prisa.

Un presidente sin custodias, en un pequeño chalé de las afueras de Montevideo, limpiando verduras frescas de su quintita, mientras su mujer, senadora, descuelga ropa lavada y secada al sol en la soga del patio, bueno, eso no tenemos. De esa categoría en Argentina no hay. Veamos que hay.

Una presidente elegante y costosa, que heredó una presidencia y no la chocó, tal vez porque la administración nacional se conduce con piloto automático.

Una economía (venta) en bonanza. Una inflación alta. Una CGT ultra peronista.

La intención de voto (post mortem) subió, el 27 de su esposo, a un claro 40%.

A Néstor no lo quería el 73% a ella el 60. Para pelear a NK los opositores cantaban la marcha peronista: “todos unidos triunfaremos”. Ahora agitan la vieja frase de Pepe Arias. ”Desparramados ¿qué hacemos?”. La oposición está dispersa, como un tango de Cátulo: sin saber que trole hay que tomar para seguir. Mas claro. Sólo sabe, la oposición, combatir al peronismo. El peronismo, cada día mas explícitamente, es el ser nacional.

La mañana que a Mauricio Macri no le dicen qué pasa no hay mensaje.

El atardecer que a Ricardo Alfonsín no le preguntan por el padre no hay Angelus.

La señora Carrió, opacada por Fukushima, no tiene tsunamis para anunciar. Ella espera. Un país no se gobierna anunciando catástrofes. La Carrió lo sabe, pero la índole es irrenunciable.

Solá, Duhalde, Rodríguez Saa (el Adolfo, el Alberto) no juntan palo y la metáfora es exacta: una partida de truco admite mentirosos que vienen a comer el asado y divertirse.

Pino Solanas aún sueña unir a los radicales “gauche”, socialistas ídem y ofertar 25/30 legisladores nacionales verdaderamente progresistas al 11 de diciembre de 2011. Debería ir por esa masa, proporcional a los votos reales de los distritos donde el pensamiento independiente es eso: independiente de los planes que esclavizan.

En la provincia de Santa Fe el asunto se ha complicado.

Ganaba fácil el socialismo. Jugaron a quien era mas longilíneo y extenso. El peronismo, equívoco, facilitaba las cosas y lo que tantas veces se ha escrito: el poder, en Argentina, vuelve peronistas a todos. La crisis del socialismo es una crisis de poder, típicamente peronista.

Los radicales, repitiendo conducta, en lugar de conciliar, que hubiese sido lo racional, lo atinado, se restregaron las manos ante la palabra mágica: internas. El papelón de los radicales que, siendo parte del gobierno de Binner o de Lifschitz, critican a los ejecutivos es una alegoría del escorpionaje que históricamente los derrumbó. Debían apaciguar y trajeron nafta.

El peronismo nacional desde 1952, cuando mira Santa Fe se contradice. El leal, auténtico, estoico defensor del kirchnerismo fue/es Agustín Rossi. Traer temporalmente a Rafael Bielsa, mediante seducción, pacto de caballeros y plan de reclutamiento de conversos que lo acompañarían sumará votos kirchneristas que no conciliaban con Rossi.

Hasta ahí todo bien. Bielsa, cronológicamente, es el plan B. Pero los planes sumados (A y B) sirven con vistas a agosto y oktubre (elecciones nacionales) El problema es la elección provincial de julio. Rossi y Bielsa no atraen, de modo ostensible, a los peronistas medios y medio derechosos, que son la mayoría silenciosa de los perucas. Magia: juntan votos progre, que no son peronistas. CFK los junta.

Reutemann no pensó en la provincia, no pensó en la nación, no pensó en su rol público, pensó en él. Está claro que aceptará un cargo importantísimo, siempre y cuando no altere su equilibrio. La historia pondera a los que se desacomodan la ropa peleando. La extensión de Reutemann es Obeid. También se borró.

Especulación: los borrados “leyeron” que CFK ganaba de un galopito y no convenía enfrentarla; que CFK quiere a los socialistas en el gobierno, porque es un modo de terminar con una generación de políticos. Que lo mejor es que la provincia siga siendo socialista y si, de paso, se cae Binner, tanto mejor. Todas las especulaciones caben en el silencio.

El caso de CFK es trágico. Subió en afectos porque su esposo se murió. Si se presenta como candidata gana y es su última aparición en la política, no hay re re. Si no se presenta también sería su último acto. El hiato es muy grande, casi de despeñadero ¿Alguien puede imaginar el escenario de Argentina para el último domingo de oktubre de 2015?

Nadie quiere/puede enfrentar a la señora. Siete candidatos que suman el 60% no son nada contra una candidata que suma el 40% solita.

En la provincia, para el 22 de mayo, Reutemann no apadrinó a nadie. Binner lo está haciendo con Antonio Bönfatti. Si Bonfatti pierde el que cae es su padrino. Si gana Giustiniani sigue el socialismo, otro socialismo. Si gana Barletta (hoy improbable) gana la ciudad de Santa Fe y un proyecto radical del siglo XX.

De hecho, adquirirían más valor las acciones de Agustín Rossi, a la fecha ganador sobre Bielsa. Sólo Barletta encendería luces de alarma en Casa Rosada. Los socialistas son una cosa, el relumbrón nacional de un triunfo radical en Santa Fe son otra, muy otra cosa.

Miguel del Sel excede a Macri. Es un fenómeno. En julio se verá. ¿Apoyará candidatos PRO a diputados nacionales en oktubre?

Mónica Fein es Lifschitz, según dice Lifschitz, con sordina. El actual intendente sale a bailar la polca con su candidata todos los días. Lo que parecía una broma, Boasso candidato radical, hoy es una preocupación seria.

A la señora Fein hay que presentarla con beneficio de inventario: es Binner, Giustiniani, Bonfatti y Lifschitz. Cristianismo de manual, poner la otra mejilla. Es la misma mejilla que pone Giuliano, hombre no K, saliendo de paseo con los Bielsa Brothers (Rafael pre candidato a gobernador, la señora María Eugenia a diputada, ambos adherentes al gobierno K).

Cierra el inventario de lo posible “el tigre” Cavallero. Grado de conocimiento: 100. Desde 1960 se le reconoce militancia. Debe sumar y sumarle votos a Rossi.

Rosario dirime su futuro de modo diferente a la provincia. La provincia, por fecha y propuestas, define de modo distinto a la Nación. Hoy, por hoy, es todo lo que hay.

-------------

viernes, 22 de abril de 2011

TRAMPA


LA INSEGURIDAD: UNA NUEVA TRAMPA PARA LOS PORTEÑOS

Por la Dra. Nora Ginzburg

Quienes sabemos del accionar de la Dra. Garré a través del tiempo conocemos su volubilidad, pero vislumbrar que fue nombrada Ministra de Seguridad al sólo efecto de perjudicar al Jefe de gobierno porteño, sin importar que con ello se nos castiga a todos, supera cualquier cambio que se pudiera concebir en ella.



Hace pocos días leía en una nota que la ministra, cuando fue Diputada Nacional por esta Ciudad, apoyó expresamente una moción de traspaso de la Policía Federal a la órbita de la Ciudad. Ya antes, perdura en mi recuerdo, cuando las dos fuimos Convencionales Constituyentes por la Ciudad de Buenos Aires, ambas integrábamos el grupo que reclamaba fervorosamente que el Gobierno Nacional, el Presidente Menem en aquel entonces, llevara a cabo la transferencia de las competencias a la ciudad de Buenos Aires.



En efecto, el Art. l29 de la Constitución Nacional, modificada en 1994, establece: “La ciudad de Buenos Aires tendrá un régimen de gobierno autónomo, con facultades propias de legislación y jurisdicción, y su jefe de gobierno será elegido directamente por el pueblo de la ciudad. Una ley garantizará los intereses del Estado nacional mientras la ciudad de Buenos Aires sea capital de la Nación”. Y la ley que se dictó en consecuencia, la Nº 24.588 (llamada Ley Cafiero), reservó una cantidad de competencias para el Gobierno Nacional que nada tienen que ver con garantizarle sus intereses reales, sino simplemente por una cuestión de mero poder.



Debido a eso, muchos seguíamos afirmando que tenían que traspasarnos la Superintendencia de Investigaciones, es decir las 53 Comisarías locales, quedando el resto de organismos de la Policía Federal en manos del Gobierno Nacional, de la misma manera que ocurre en otras jurisdicciones, donde existe una policía provincial y otra federal. Y hasta el presente ello no se ha materializado.



Cuando se habla de “policía de aproximación” de esto se trata, es decir que tengamos una policía igual que la de Córdoba, Salta, Santa Cruz o cualquier otra provincia. Que tengamos una policía que enfrente todos los delitos ordinarios, dejando los federales a cargo de la Policía Federal.



No obstante, el Art. 7 de la citada ley dispone: “El Gobierno Nacional seguirá ejerciendo, en la ciudad de Buenos Aires, su competencia en materia de seguridad y protección de las personas y bienes. La Policía Federal Argentina continuará cumpliendo funciones de policía de seguridad y auxiliar de la justicia en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, dependiendo orgánica y funcionalmente del Poder Ejecutivo Nacional.”



Desde que se sancionara la Constitución de nuestra ciudad hubo varios Jefes de Gobierno. El primero, el Dr. Fernando de la Rúa, nada pudo hacer por cuanto el Presidente de la Nación era de signo contrario. El segundo, el Dr. Aníbal Ibarra, quien asumió con un presidente del mismo signo, el Dr. Fernando de la Rúa por la Alianza, inexplicablemente nada hizo al respecto. Cuando asumió la presidencia Eduardo Duhalde, muchos escuchamos decir a Ibarra que tenía mejor relación con éste que con su antecesor. Siguió el presidente, hoy fallecido, Dr. Néstor Kirchner. ¿Qué hizo el Dr. Ibarra en tantos años para obtener algún avance en el traspaso de la Policía a la órbita de nuestra ciudad?: nada. Luego prosiguió el Sr. Jorge Telerman, en muy buena sintonía con el Dr. Kirchner, con quien nos reuníamos los Diputados nacionales por la ciudad de Buenos Aires de todas las tendencias políticas para lograr esta transferencia. ¿Qué hizo el Sr. Telerman?: nada. Más grave aún. Hace dos días en un programa televisivo este señor dijo que los porteños teníamos que tener una policía que se ocupe de las faltas, de las contravenciones, de los delitos menores como, por ejemplo, las usurpaciones y otros de similar entidad, pero no una policía en serio como tienen todas las demás provincias de nuestro país. Ignoro qué bases jurídicas contemplan tal tesitura, porque no lo dijo. Ahora entiendo su atención tan amable, pero evasiva y simuladora, obviamente sin ningún objeto.



Según siempre escucho decir a los provincianos, Dios está en todas partes pero atiende en Buenos Aires, pero pareciera no ser tan así, ya que los porteños seguimos siendo ciudadanos de segunda que no tenemos derecho a tener nuestra propia policía, a diferencia de nuestros hermanos del resto del país.



Al asumir como Jefe de Gobierno el Ingeniero Mauricio Macri, se reúne con los funcionarios nacionales de más alto nivel y no consigue el traspaso de la Policía con la partida correspondiente. Y padecimos calamidades cuando un funcionario de la ciudad daba una orden y el Gobierno nacional una contraorden, y los auténticos damnificados éramos los vecinos de esta ciudad y no los funcionarios de aquí o de otro cualquier lugar. Así fue que no se quedó con el “nada”, sino que crea la Policía Metropolitana. Fue una novedad y empezó a dar resultados. Los habitantes de distintos barrios donde actuaba lo reconocieron, se sintieron más seguros, y muchos porteños nos sentimos orgullosos de tener por primera vez una policía propia, por ahora famélica o insuficiente como la calificaron, pero nuestra, que reafirma la autonomía de esta ciudad, tal como lo prescribe la Constitución Nacional.



Entonces llegaron los opositores de todos los costados. Quienes se justificaban diciendo “yo siempre estuve contra la Ley Cafiero, pero no se podía hacer una policía de esta forma”, “mejor la plata la hubieran utilizado” en no se qué, y otras consignas de este tipo. Señoras y señores ¿de qué forma? ¿cuándo?. Se ha criticado, pero nadie ha planteado otra solución viable.



En modo alguno hay que ser macrista para reconocerle este logro que sin duda quedará en el haber de su gestión. Pueden criticársele muchísimas cosas, pero no ésta. Cualquiera que lo hubiera hecho recibiría igual reconocimiento de mi parte. Si algo es bueno lo es con independencia de quien lo haga. Y también la mezquindad de los políticos, como en este caso, impide que la ciudad pueda avanzar.



Pero, obviamente, esta policía metropolitana es escasa, el gobierno nacional no sólo no tiene políticas de seguridad sino que hasta no hace mucho la negaba. Decía que se trataba simplemente de una sensación.



Y nos trajo la gran solución: la Dra. Garré, autora del desguace más increíble y pavoroso que hayan sufrido nuestras FFAA. ¿Y que nos dice? Que las muertes de Axel Blumberg, Diego Peralta, Capristo, Matías Berardi y tantísimos otros, no son nuestro problema principal. La Ministra “decreta” que la tasa de homicidios bajó y que nuestro problema más grave es la corrupción de la Policía Federal, no obstante que desde octubre de 2003 gobiernan los Kirchner. Si es así ¿no pudieron sanearla en todo este tiempo? Entonces, todo el gobierno nacional fue cómplice. Además, sostiene que no tiene pruebas y que lo dijo sólo por comentarios de vecinos. Y sólo por esos comentarios sin confirmar descabezó a la cúpula de la Federal. Algo tan grave demuestra que no sólo se trata de una persona versátil, sino también inefable, y que los porteños estamos ante un peligro de inseguridad mayor que antes de su nombramiento.



Siempre tuve en claro que la inseguridad no representaba un problema para el régimen kirchnerista, ya que indefectiblemente nunca la vio de un modo diferente, por que siempre fue insensible frente a toda la violencia de distinto orden desatada en el país durante su gestión.



Pero jamás pude suponer que, por una cuestión de exclusiva bajeza política, directamente y de modo voluntario, coloque a los vecinos de Buenos Aires, de repente, en un virtual estado de indefensión. Que haya venido avisándolo, según dice, desde hace dos meses no cambia la situación porque nadie es mago para solucionar un problema de semejante envergadura en tan breve lapso. Es una forma de intentar que el proyecto de la Policía Metropolitana fracase, porque imaginemos que Macri se hubiera quedado haciendo “nada”, como sus predecesores ¿cómo hubiera resuelto la Dra. Garré el problema que plantea? Es criminal lo que han hecho y viola el Art. 7 de la Ley 24.588. La Ministra ha incurrido en los delitos, al menos, de Incumplimiento de los Deberes de Funcionario Público y Abandono de Personas.



No otra cosa puede asegurarse frente a la decisión de esta funcionaria de retirar a la Policía Federal de la custodia de distintos inmuebles ubicados en la ciudad, siendo los más afectados escuelas y hospitales, con la excusa de que no corresponde por tratarse de adicionales y que, al tener la ciudad una policía propia (La Metropolitana), bien podía hacerse cargo de esa custodia.



Claro está que ese argumento no es más que la realidad de la excusa, pues la Federal cuenta en la ciudad con cerca de cuarenta mil efectivos, en tanto que la recientemente creada Policía Metropolitana no llega a los dos mil, es decir veinte veces menos.



Lo que en verdad sucede es que esos casi dos mil hombres le permiten a la Ciudad cooperar en materia de seguridad en cuatro comunas, y que su presencia en ellas cuenta con alto grado de aprobación por parte de la población.



Si se quitaran esos efectivos de su actual situación de patrullaje y prevención del delito para dedicarlos exclusivamente a la custodia de edificios, claro está que se acentuaría el estado de desamparo de los vecinos de esas comunas, y ése es el verdadero objetivo político de la ministra Garré, ya que lo único que en verdad interesa al gobierno nacional es perjudicar a Macri.



Pero la medida de Garré es tan evidentemente discriminatoria para con los vecinos de la Ciudad que, así como se quita el personal de custodia, por ejemplo, de las sucursales del Banco Ciudad de Buenos Aires, no hizo lo propio con las sucursales del Banco de la Provincia de Buenos Aires en esta misma Ciudad. Claro, parece que Scioli no es un posible competidor.

Hoy, esta señora se olvidó de la ciudad que la honrara con su representación, disfrazando su idea en aras de ningún beneficio para la seguridad de Buenos Aires. Nada de eso, todo lo contrario, lo hizo sólo para acompañar al Gobierno Nacional en su pelea contra el Jefe de la ciudad, sin importar si con su decisión nos sacrifica a todos los porteños.

FEINMANN RATA ARGENTINA


JOSÉ PABLO FEINMANN ARGENTINO INMORAL . CORRUPTO DE PAGINA 12

LA BANDERA NO SE MANCHA !!!!

Preocupante lo de este hombre. Primero habla de identidad y por supuesto contra los EEUU cómo debe hablar todo aquél militante. Habla de que caerían los estados nacionales, las identidades, los aranceles proteccionistas (pareciera que hablara de los k) ¿No era que los aranceles proteccionistas eran un abuso de los estados poderosos y afectan a la Argentina?
También al parecer caería cualquier posibilidad de desarrollo industrial y mercado de trabajo, de producción y de consumo autónomo ¿?
Creo que esto lo han hecho desaparecer los k, y no el imperio.
¿De cuál desarrollo industrial habla este muchacho?
Del que hicieron en Santa Cruz cuando gobernaban los k?
Luego habla de la bandera y se opone a la azul y blanca o celeste blanca pareciera que se encaminaba a proponer la roja con la cara del asesino, genocida y contumaz violador de los derechos humanos la que se utiliza en todos los actos realizan y donde estos independentistas se presentan.
Realmente da pena y tristeza que un hombre escriba cosas así, que nada tienen que ver con la identidad nacional y con el progreso y la independencia de una Nación que se convierte día a día en una republiqueta bananera. Pero no obstante haber dicho una serie de incoherencias finaliza sosteniendo que la bandera nacional tendría que ser la azul y blanca con el pañuelo blanco de las madres y abuelas que es el pañuelo de la paz, del orgullo, de nuestro más verdadero y genuino orgullo.
Esto ya es demasiado. Se refiere al pañuelo que utilizan quienes se han reído de la muerte de más de 3000 seres humanos en Las Torres Gemelas, claro que el atentado se justifica porque mata a imperialistas. O el pañuelo de quienes festejaron la muerte de Juan Pablo II y le auguraron la peor de las estadías quemándose en el infierno, o quien festejó que sus hijos tomaran las armas y hagan la revolución o sino de quien viendo como condenaban a un hombre muriéndose producto de un ACV declaraba que le daba risa lo que dijo este señor cuando no había hablado. Lamentable todo esto y que alguien que se supone representa a los intelectuales del régimen escriba esto. Triste para un país que se hunde día a día, no por seguir al imperio sino por seguir al IMPERIO DEL ODIO, DE LA GUERRA, DEL TERRORISMO, DE LA CORRUPCIÓN, DE LA CONFRONTACIÓN, DE LA INEPTITUD, DE LA VIOLACIÓN A LOS DERECHOS HUMANOS Y DE LA INCORPORACIÓN DE VALORES Y PRINCIPIOS QUE NUNCA SE DEBIERON HABER QUE NO MERECE ESTE MALTRATO Y ESTAS PROPUESTAS POR QUIENES DESEAN SACARLE FINALMENTE LA DICHOSA IDENTIDAD QUE DICEN DEFENDER.
ALEJANDRO Olmedo Zumarán.


Una bandera para el siglo XXI

Por José Pablo Feinmann
Un viejo fantasma recorre otra vez (saludablemente) América latina: el de la identidad nacional. Hemos advertido que la ponderada globalización que impulsa el Norte implica, para nosotros, una globalización en exterioridad. Nos globalizamos, pero bajo la imagen, los valores, la ideología, la economía y la agobiante y omnipresente cultura del Otro. Los teóricos de la globalización proponían que no había Otro. Pero lo hay. Esta globalización (la globalización capitalista terciaria, informática y desterritorializada aunque territorializada en Wall Street y el Pentágono, no es cuestión de engañarnos) suponía que la globalización era la unidad final y armónica de los Otros, de todos los Otros que, armonizándose, finalizaban por constituir el sistema de lo Uno: el perfecto sistema de la globalización capitalista. Esto –quién no lo sabe, lo sabemos todos y el que no lo sabe lo oculta o no quiere saberlo– significó en los hechos (y entre esos hechos el más reciente y decisivo es la invasión a Irak) el poderío hegemónico de Estados Unidos como gran potencia bélica, financiera y comunicacional. No se globaliza el Todo. Se globaliza lo uno (un Uno muy concreto: el proyecto bélico–comunicacional norteamericano) que constituye a todos los demás en tanto partes de ese Uno. De este modo, caen los Estados Nacionales, las identidades nacionales, los aranceles proteccionistas y –con ellos– cualquier posibilidad de un desarrollo industrial autónomo, de una producción y un mercado de trabajo y consumo autónomos y desaparecen también (o, al menos, así debiera serlo) las banderas nacionales. Porque –y éste es el momento– hay que hacer una pregunta: ¿Cuál es la bandera de la globalización? Que nadie se haga el distraído. Todos los sabemos. Algo fastidiado, Huntington critica un concepto del mundo islámico que habla de la occidentoxicación. Bien, así estamos todos: occidentoxicados. O, si se quiere, macdonalizados. Lo cual es muy coherente con el estilo de esta globalización tercer milenio. Hubo antes globalizaciones. Desde 1492 que las hay, ya que, en rigor, el capitalismo es un sistema globalizador. Pero, en este tercer milenio, la globalización está hegemonizada por la gran revolución capitalista que la dinamiza, que la encarna: la revolución comunicacional. Al constituir ésta una poderosa generadora de imágenes, conceptos, identidades y –de un modo aplastante– subjetividades, el resultado de esta globalización capitalista es el borramiento, el arrasamiento sin más de las identidades nacionales. Las que pasan a ser folclóricas, arqueológicas, restos del pasado, rescoldos de otra historia.
Esto hay que evitarlo. Muerto el “arrorró” de la globalización ha vuelto a estar sobre la mesa de debates el tema de la identidad nacional. Porque es muy simple: o estamos con este Todo o no estamos con él, ya que es así como el Todo se presenta: “Con nosotros o contra nosotros”, dice el Presidente Totalizador del Imperio de la Totalización, que, ésta sí, no lo dudemos, es totalitaria. Nosotros, entonces, queremos conservar algunos aspectos de nuestra identidad para conservar sencillamente nuestro país y no dejar que el todo se lo devore, tal como estuvo a punto de ocurrirhasta, pongamos, diciembre del 2001 y hasta un poco más allá y tal como está por ocurrir siempre, pues ese peligro es el peligro y lejos, muy lejos está de desaparecer.
Retomemos entonces la identidad nacional. Requiere ante todo un espacio, una territorialidad. Unas fronteras que dibujen el territorio de su Parte, de su rostro, de, claro, su identidad. Esa frontera requiere una gobernabilidad, tema que nos lleva al del Estado–Nación o, si se quiere, al Estado nacional, que debe ser recreado, sostenido por la ciudadanía que deberá constituirse en poder constituyente y –si es necesario– expresar su potencia para defender al poder constituido nacional si es agredido por los poderes (económicos, casi siempre) de la globalización totalizadora. Y esta territorialidad nacional deberá tener ciertos símbolos que le otorguen cierta identidad. El más habitual de estos símbolos es la llamada bandera nacional. He llegado al tema que quería tratar.
En este nuevo universo globalizado-informático, que borra las identidades nacionales en nombre de lo Uno, pareciera absurdo que existan banderas: ¡hay tantas ya! McDonald’s, Disney, Hollywood o la inefable de las barras y las estrellas bien podrían ocupar ese lugar. Pero hay un problema. Uno, en principio. Como nosotros no queremos globalizarnos, es decir, someternos a la unicidad bélico-comunicacional del Imperio, deberemos tener un pedazo generoso de tela que tenga algunos colores y del que podamos decir que es nuestra “bandera”. Hemos tenido una y todavía la tenemos. Bien, para ser claro: a mí no me gusta. Esa bandera expresó, en el siglo XIX, los intereses de lo que Juan Bautista Alberdi llamaba la provincia-metrópoli: Buenos Aires. El Interior federal, arrasado por el colonialismo interno de Buenos Aires, no se expresó por medio de la azul y blanca. Con esa bandera se arrasó el Paraguay. Se hizo la Campaña del Desierto. Se reprimió a los inmigrantes. Se masacró la Patagonia. El coronel Varela festeja, con sus amigos británicos, el triunfo sobre los pobres obreros patagónicos entre banderas azules y blancas y banderas inglesas, que se llevaban bien. Con esa bandera asume Uriburu. Perón cambia un poco los símbolos, pero los conserva. La “libertadora” agobia con la azul y blanca como encarnación de la libertad y la democracia “recuperadas”. Onganía reprime con esa bandera el Cordobazo. Con esa bandera asume Videla y aquí llegamos al desborde, al horror, al azul y blanco teñido de sangre. La bandera se transforma en la bandera del Mundial. La única bandera. La bandera de la Argentina y de su gloriosa selección. “Fiesta, qué fantástica, fantástica esta fiesta.” La fiesta de todos es azul y blanca. Una sola bandera y una sola bandera es el Terror, el miedo, la negación de lo diferente. Y luego, Malvinas. Y otra vez la bandera. Y se nos recuerda que “nunca fue atada al carro de ningún vencedor de la tierra”. Bueno, tampoco se había enfrentado con muchos: salvo, sí, con españoles y paraguayos famélicos en los esteros colorados donde se amontonaban los cadáveres. El día que enfrentó a sus viejos patrones, a sus socios en la masacre patagónica, se la llevaron. Ellos, los ingleses, atada a su carro de vencedores.
¿Qué proponer entonces? Otra bandera. Vamos de a poco. Estamos en busca de los símbolos nacionales que signifiquen algo para nosotros hoy. Porque HOY es que hay que librar la ardua lucha (hegemónicamente cultural) de la identidad de este territorio que habitamos. Si alguien quiere conservar la azul y blanca y si –más aún– la quiere conservar con ese sol en el centro, ese sol enceguecedor que identifica a la bandera como bandera de guerra, que la conserve. Pero para los actos militares o, a lo sumo, para algunos protocolos oficiales. Aquí, desde estas líneas, tenemos una propuesta que debiera ser casi inapelable. El único símbolo nacional glorioso, universalmente aceptado, honrado e incorporado por otros países como símbolo de la más pura de las luchas, la de lucha por los derechos humanos es el pañuelo de las Madres y las Abuelas de Plaza de Mayo. Paraeste siglo XXI, para esta lucha de hoy contra la globalización del Uno Imperial, necesitamos otra bandera. Que sea azul y que sea blanca, como la anterior. De acuerdo. Pero le sacamos ese sol de la guerra y ahí, en ese lugar, reemplazándolo, ponemos el pañuelo blanco de las Madres y la Abuelas, el pañuelo de la paz, el de la vida, el de nuestro más genuino, verdadero orgullo.

jueves, 21 de abril de 2011

ÚLTIMO INTENTO


QUIZÁS LA ÚLTIMA OPORTUNIDAD DEMOCRÁTICA

Por Carlos Nelson Recanatini (*)

CON LAS ELECCIONES DE OCTUBRE DE ESTE AÑO, PUEDE SER QUE SE VAYA EL ÚLTIMO INTENTO, DE MANTENER ESTA PSEUDO DEMOCRACIA EN EL PAÍS.

PORQUE ESTAMOS HABLANDO DE LA REPÚBLICA ARGENTINA, NO DE OTRO LUGAR.

PREGUNTO; LA ARGENTINA ES UNA REPÚBLICA?

AHORA DEBEMOS HABLAR DE LA DEMOCRACIA.

PREGUNTO: EN LA ARGENTINA HAY DEMOCRACIA?

PORQUE TODA REPÚBLICA ES UNA DEMOCRACIA, PERO NO TODA DEMOCRACIA ES UNA REPÚBLICA.

Y ES ASÍ.

POR ESO, MUY A PESAR DE MUCHOS, A VECES LLEGAMOS A LA CONCLUSIÓN QUE NO SOMOS NI UNA COSA NI LA OTRA.

PORQUE HABIDA CUENTA DE LO QUE HA PASADO EN EL PAÍS DESDE 1983..DEMOCRACIA NO ES SOLO VOTAR CON CIERTOS RESULTADOS DUDOSOS, SINO EJERCER LA VIRTUD CARDINAL CABAL Y TOTAL QUE TIENE TODO CIUDADANO, QUE ES AQUÉLLA QUE MARCA LOS DERECHOS QUE UNO TIENE, LOS CUALES TERMINAN DONDE COMIENZAN LOS DERECHOS DE OTRO.

EN LOS RENGLONES AL MARGEN DE NO HACE UNOS DIAS, TITULÉ "TODOS CONTRA TODOS".

LAMENTABLEMENTE HOY SABEMOS Y COMPROBAMOS QUE ES ASÍ.

PORQUE LA IZQUIERDA ESTÁ DIVIDIDA, EL PERONISMO ESTÁ DIVIDIDO, EL SOCIALISMO Y EL KIRCHNERISMO TAMBIÉN...HASTA LOS PIQUETEROS ESTÁN DIVIDIDOS.

ACEPTEMOS ENTONCES DE UNA VEZ POR TODAS, QUE LA ARGENTINA NO ES UN PAÍS POLÍTICAMENTE UNIDO.

TAMPOCO LO ESTÁ EN EL ASPECTO SOCIAL. Y CUESTE CREERLO O NO, LA ARGENTINA SE ENCUENTRA AL GARETE.

ELLO ES LA SUMA Y RESULTADO DE ECUACIONES NEGATIVAS. PORQUE ESTE GOBIERNO ES EL REY DE LA INSIDIA, DE LA PELEA Y DEL ENFRENTAMIENTO.

LA CLASE DIRIGENTE POLÍTICA, NO TIENE EN NUESTRO PAÍS ADVERSARIOS POLÍTICOS, TIENE ENEMIGOS Y ALGUNOS, A MUERTE.

ESTE GOBIERNO HA CREADO UNA ARGENTINA ATÍPICA, DONDE LOS JUECES SON COMPRADOS O MANIPULADOS Y DONDE LA AJURICIDAD SE ASENTÓ PARA QUEDARSE, PORQUE ESTÁ DEMASIADO CÓMODA DONDE SE ENCUENTRA.

ESTE ES UN PAÍS -QUE YA NO SE COMO DENOMINARLO-, PORQUE EN ÉL, CONVIVEN FRENTE A FRENTE EL TRABAJADOR Y EL LADRÓN, EL CURA Y EL PEDOFÍLICO.

HAY DE TODO COMO EN BOTICA, PERO TODO DIVIDIDO.

HOY EL NUEVO PARTIDO DE DUHALDE, "UNIÓN POPULAR" DENTRO DEL PROPIO PERONISMO, NOS DICE BIEN A LAS CLARAS, QUE PARA UN PERONISTA NO HAY NADA PEOR QUE OTRO PERONISTA

Y QUE EN LA GENERAL, PARA UN ARGENTINO NO EXISTE OTRA COSA PEOR, QUE OTRO ARGENTINO.

HASTA TENEMOS UNA DIPUTADA COMO DIANA CONTI QUE ESTÁ ORGULLOSA DE SER TAN KIRCHNERISTA COMO IGNORANTE.

LA MISMA QUE ES DOCTORA ( Y ME ASOMBRA), SE PERMITE EL PAPELONAZO DE CONFUNDIR POR SU IDEOLOGÍA ASQUEROSA Y VIRULENTA, AL AUTOR DE UN LIBRO CON OTRO QUE ESTÁ EN LAS ANTÍPODAS IDEOLÓGICAS DEL PRIMERO.

ESTA "DOCTORA" CONTI, MEZCLÓ UN "ENSAYO" ABSOLUTAMENTE IZQUIERDISTA, CREYENDO QUE LO HABÍA ESCRITO OTRO LITERATO.

SU MENTE ENFERMIZA Y TRASNOCHADA, CAMBIÓ AL ESCRITOR ULTRAIZQUIERDISTA URUGUAYO EDUARDO GALEANO, AUTOR DEL LIBRO "LAS VENAS ABIERTAS DE AMÉRICA LATINA" ESCRITO EN 1971, CON EL PREMIO NOBEL DE LITERATURA PERUANO, JORGE MARIO PEDRO VARGAS LLOSA.

VARGAS LLOSA ESCRIBIENDO UN LIBRO DONDE SE "GLORIFICA" A LA IZQUIERDA COMBATIENTE ?: DELIRANTE.

ESTAMOS EN LA ARGENTINA AJURÍDICA, DONDE LA "JUSTICIA", CONDENA A UN PEÓN DE CAMPO EN CÓRDOBA POR ROBARSE UN CABRITO, A UNA PENA DE PRISIÓN DE 4 AÑOS, CUANDO ASALTANTES DE BANCOS Y ASESINOS, QUEDAN EN LIBERTAD BAJO FIANZA O LIBRES PORQUE NO HAY "PRUEBAS".

SI BIEN UNA ABOGADA LOGRÓ LA LIBERTAD DEL PEÓN, EL JUICIO SIGUE, INTERVINIENDO EN EL MISMO HASTA UNA CÁMARA DE APELACIONES. CON ESTO, LLEGAMOS FINALMENTE A LO EXCELSO DE LO ABSURDO.

EL "VODEVIL" ARGENTINO SIGUE, COMO SI FUERA EL ALMA MATER DE ESTE GRAN CORSO POLÍTICO, AJURÍDICO Y CORRUPTO DEL CUAL TODO ESTÁ A LA VISTA, NO HACE FALTA HURGAR PARA VER SI ES VERDAD O FANTASÍA, LO QUE SUCEDE.

HAY "GENTE" QUE AMA A LOS KUNKEL, GARRÉ, VERBITZKY, KIRCHNER, MORENO, CONTI, ANIBAL Y ALBERTO FERNANDEZ, MOYANO, TAIANA, D'ELÍA, BONAFINI, CARLOTTO, SCHOKLENDER ETC.

COMPRENDAMOS QUE HAY AMORES QUE MATAN, PORQUE ESTOS AMORES, SON DE UN ODIO INTERIOR QUE ES VISCERAL. NO PUEDE HABER TRANSPARENCIA NI AMOR, DONDE EL ODIO ES DUEÑO Y SEÑOR DE LAS ALMAS.

HAY KICHNERISTAS QUE SI LES HACEN UN ELECTROENCEFALOGRAMA, SALE CHATO Y ESTO ES GRAVE, PORQUE DESEMPEÑAN CARGOS PÚBLICOS.

Y COMO CANTARA EL INOLVIDABLE ALBERTO CASTILLO " SIGA EL BAILE, SIGA EL BAILE".

MIENTRAS TANTO, CRISTINA FERNANDEZ, PIENSA DISMINUIR LA MORTALIDAD INFANTIL, A UN DÍGITO EN UNO O DOS AÑOS.

QUÉ , ...PIENSA SEGUIR?...POR QUÉ NO LO HACE AHORA?

CRISTINA FERNANDEZ, ES LA REINA DE ESTE BAILE, QUE ES PARA LA PELÍCULA "LA DANZA DE LOS VAMPIROS" DE ROMAN POLANSKY.

PORQUE LOS QUE NUNCA TRABAJARON, COBRAN MAS QUE AQUELLOS QUE LO HICIERON TODA LA VIDA.

PORQUE LOS INQUILINOS QUE POR RAZONES MAYORES NO PUEDEN ABONAR EL ALQUILER, SON DESALOJADOS MIENTRAS LOS OCUPAS, TOMAN LAS CASAS POR SU CUENTA CUANDO SE LES DA LA REAL GANA, SIN QUE NINGUNA AUTORIDAD PROCEDA EN CONSECUENCIA..

PORQUE MUCHA GENTE LABURADORA NO TIENE CASA, MIENTRAS LOS QUE NUNCA APORTARON NADA, EL GOBIERNO SE LAS REGALA.

ESTO ES JUSTICIA?

HAY QUE RECORDAR ENTONCES Y EN ESTOS DIFÍCILES MOMENTOS, A FRANCISCO GOMEZ DE QUEVEDO:

"DONDE NO HAY JUSTICIA, ES PELIGROSO TENER RAZÓN YA QUE LOS IMBÉCILES SON MAYORÍA"

TAMBIÉN CREO SINCERAMENTE, QUE HAY QUE SEGUIR EN LA LUCHA CONTRA TODO LO QUE NO ES SALUDABLE PARA EL PAÍS, SIEMPRE... SIN DETENERSE , AÚN CON LA TREMENDA DIFICULTAD QUE NOS PONEN LOS IMBÉCILES, SOLO POR TENER LA RAZÓN.

NO LES PARECE?

DOBLE ESTÁNDAR




Por Justo J. Watson

Consideremos las siguientes afirmaciones:

a) Nadie está en posesión de la verdad. b) Cada quien puede pensar y decir lo que quiera, sin pretender imponérselo a otros por la fuerza. c) Todos debemos respetar las ideas y la forma de vivir de los demás.

Imaginemos ahora estos tres puntos sometidos a una encuesta nacional de aprobación o rechazo: con seguridad, más de dos terceras partes de la gente afirmaría estar de acuerdo. Al menos si tuviesen que responder a cara descubierta con nombre, apellido y de pie frente a su comunidad.

Siguiendo una hipotética línea de coherencia, entonces, 7 de cada 10 argentinos deberían asumirse como liberales. Incluso libertarios, vale decir: pro absoluta libertad civil, económica y de creatividad aplicada, considerándose identificados con la ecología inteligente, con el pacifismo, con la supertecnología y la no violencia totales.

Pero una mayoría de connacionales no sólo no se consideran liberales sino que, fieles a un doble standard y en esa misma proporción (66 %), se declaran estatistas. Esto es, partidarios de un Estado-papá bien armado, omnipresente, regulador y subsidiador. Con mandato, claro está, para imponer sus ideas quitando por la fuerza “a otros”, a como dé lugar (aprietes mafiosos incluidos) y sin estúpidas cortapisas republicanas, los dineros necesarios a tales fines.

Esta hipocresía rampante, se manifiesta por todas partes. Como en materia educativa, donde la mayoría desea más escuelas públicas “gratuitas” con más docentes sindicalizados, mientras pasan a sus hijos a colegios privados con la velocidad del rayo ni bien logran una modesta mejora económica. O sea, quieren lo inferior “para el otro”. Cuando lo decente sería preguntarse cómo hacer para que el 90 % de la población acceda a buenos empleos, que permitan costear buena educación privada para sus hijos.

Lo mismo pasa con las coberturas de salud o con el acceso a zonas protegidas por seguridad privada. Y también pasa cuando, tras votar a otro estatista más, los habitantes de Buenos Aires y alrededores se desgañitan en quejas contra los constantes embotellamientos y piquetes. O por las demoras y accidentes en rutas estrechas y obsoletas, aún a sabiendas de que autopistas superpuestas, rutas ampliadas, trenes y subtes ultra modernos o seguridad vial modelo siglo XXI son cosas inherentes a un sistema decididamente respetuoso de la propiedad, capitalista, liberal y de altísima inversión privada.

Doble Standard para todo, como cantar loas a la humillante Asignación Universal por Hijo en lugar de admitir que ese mismo sistema de subsidios e intervenciones cada vez más extendido y que frena toda inversión, es criminalmente responsable de que los propios padres de esos hijos carezcan hoy de la educación y los empleos necesarios para proveer dignamente a sus familias.

Como mirar para otro lado cuando se explica que en 2007 el 8,7 % de los hogares argentinos estaban bajo “riesgo alimentario severo”, mientras que en 2010, con la AUH funcionando, ese mismo “riesgo alimentario severo” afectaba ya al 9,1 % de la misma población en crecimiento.

Esta extraña omertá puede simbolizarse en el caso del Sr. Pérez, empresario de barrio propietario de una heladería y cafetería, que emplea a tres personas. El sabe que el recalentamiento inducido de la economía que el peronismo fogonea mediante el tándem inflación deliberada - indexación general - subsidios clientelistas - confiscación tributaria - cierre al exterior (y otras insensateces), generó un relativo bienestar con su correspondiente boom de consumo, que es lo que mantiene su negocio en marcha. Lo que importa para Pérez y sus empleados de salario mínimo es el hoy y no si este modelo económico es justo o sostenible frente al próximo pestañeo del precio internacional de la soja o de la demanda asiática (el “viento de cola”). Por eso piensan volver a votar kirchnerismo u otro estatismo y así lo expresan ante el encuestador.

Si bien la presión impositiva es récord y el gasto público trepó por encima del 44 % del PBI (frente al 30 % promedio 1970/2000), lo que se ve es la cooperativa estatal de “trabajo” (aunque sea de bajos salarios) y el aumento de ventas de electrodomésticos, motos o autos.

Lo que no se ve es el aumento de los ni - ni (genéricamente, jóvenes que no estudian ni trabajan), que según las fuentes (Indec u oposición) son entre 800.000 y 1.400.000.

Lo que no se ve es la tremenda caída en la consideración global de nuestras universidades, su nula tarea de investigación y la ausencia de interés de otras casas de altos estudios extranjeras por radicarse en Argentina (sólo hay una, contra 170 en China).

Lo que no se ve es esa extraordinaria medición de productividad y excelencia que constituye el registro anual de patentes de un país.

La última cifra conocida es del 2008, cuando la Argentina patentó 79 innovaciones, frente a Corea del Sur que registró… 8.000.

Hace 4 décadas, este era un país mucho más pobre que el nuestro pero hoy día nos dobla en ingreso per cápita. ¿Qué pasó? La explicación, muy simple, está en su apertura exportable capitalista versus el proteccionismo estatista nacional. ¿Otro ejemplo? En los años ‘60 Singapur, una nación sin recursos naturales, tenía un ingreso per cápita 10 veces menor al argentino. Hoy nos supera ampliamente, ocupando el 9° puesto en el ranking mundial. Claro que en otro ranking que tampoco se ve, el de Libertad Económica, Argentina figura hoy en la posición 138 sobre un total de 179 economías testeadas. No hay sorpresas en nuestra decadencia.

Dicen las encuestas que al Sr. Pérez y a sus empleados no les interesan estas cosas tan abstractas, que “no significan nada” en su vida del hoy. Ellos siguen fieles al doble standard y a la vieja venda sobre los ojos. Pero también saben que sus decisiones incorrectas, insensibles para con los que sufren y para la siguiente generación, terminarán pasándoles factura y que llegado el momento habrán de enfrentar el antiguo dicho de el calavera no chilla.

Chiste de la semana

Chiste de la semana